LA CADERA DE EVA

Evelyn, símbolo de la lucha contra la despenalización del aborto en El Salvador

Luego de que un juez absolviera a Evelyn por cometer un aborto tras una violación, su caso se convierte en símbolo de lucha en el país y en toda América Latina para la despenalización del aborto

  • REDACCIÓN
  • 20/08/2019
  • 12:22 hrs
  • Escuchar
Evelyn, símbolo de la lucha contra la despenalización del aborto en El Salvador
Este lunes, Evelyn fue absuelta por el delito de homicidio agravado (GETTY IMAGES)

La historia de Evelyn en el Salvador, representa un símbolo de lucha para la despenalización del aborto en su país y en toda América Latina, pues las leyes para permitir un aborto dentro de la región siguen siendo muy rigurosas, y terminan por criminalizar a las mujeres en todas situaciones, aun cuando sus embarazos son consecuencias de violaciones sexuales.

Tras una lucha de más de dos años, Evelyn, de 21 años de edad actualmente, fue absuelta este lunes por un Tribunal de El Salvador luego de haber dado a luz a un bebé que nació muerto y fue acusada de homicidio agravado y condenada –en un inició- a 30 años de prisión.

"No sabía que estaba embarazada" 

Fue un 6 de abril de 2016 cuando Evelyn se encontraba en su domicilio cuando comenzó a sufrir fuertes dolores. La joven sufrió una hemorragia y se desmayó.

Cuando despertó, se encontró en un hospital y en calidad de detenida acusada de haber abortado a su bebé. Ella sin saber que estaba embarazada.

“No sabía que estaba embarazada porque siempre me venía mi menstruación, nunca vi crecer mi estómago”, dijo en una entrevista con la BBC.


En ese momento la joven fue encarcelada y sentenciada a 30 años de prisión por el delito de homicidio agravado en perjuicio de su hijo recién nacido”. Una juez la culpó por no haber buscado atención prenatal.

La defensa de Evelyn alega que ella no sabía que estaba embarazada, pues fue un embarazo sintomático.

(Reuters)

El embarazo había sido fruto de una violación continuada que Evelyn nunca denunció, pues era amenazada por el hombre que abusaba de ella.

Tras la sentencia, la abogada de Evelyn pidió al juez reconsiderar su actitud, por lo que fue llevada a un segundo juicio.

Un milagro en el juicio

Tras permanecer 33 meses en una cárcel de la capital de su país, en febrero de este año, un juez anuló la sentencia y decretó libertad provisional para la joven de 21 años.

La autopsia practicada al cuerpo de 32 semanas de gestación estableció que falleció a causa de una “neumonía aspirativa”. Pero los abogados de Evelyn alegaron que nació muerto, y aseguraron que “la Fiscalía no tenía respaldos para sustentar su acusación".

Pese a que la Fiscalía pedía aumentar los años a 40 años de cárcel, un juez determinó este lunes que Evelyn Hernández quedaría definitivamente en libertad, absuelta de los delitos.

Aborto, la criminalización en El Salvador

Según información de El País, en estas más de dos décadas, 16 mujeres salvadoreñas han sido encarceladas acusadas por las autoridades por delitos relacionados al aborto.

En aquel país, el aborto está penalizado en todas las circunstancias. Incluso en casos de violación, incesto, o que la vida de la madre corran riesgo. Este delito puede acarrear penas de hasta 50 años de prisión por homicidio agravado.

El caso de Evelyn, “es una victoria rotunda para los derechos de las mujeres en El Salvador. Reafirma que ninguna mujer debe ser acusada injustamente de homicidio por el simple hecho de sufrir una emergencia obstétrica”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Penalización del aborto en América Latina

En esta región, Chile, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y República Dominicana son los países con la legislación más estricta en cuanto al aborto.

En estos países está totalmente prohibida esta práctica, sin excepciones. 

Según Datos sobre el Aborto en América Latina y El Caribe, de Guttmacher Institute, en América Latina se realizan en promedio de 4.1 a 4.4 millones de abortos anuales, según la tendencia del 2013 al 2018. De esos abortos, el 95 por ciento se realizaron de manera inseguros.

Colombia, Guatemala, México y Perú, son estados donde las mujeres buscan abortos generalmente recurriendo a proveedores tradicionales, muchos de los cuales emplean técnicas inseguras. Otras mujeres tratan de autoinducirse el aborto usando métodos peligrosos con medicamentos comprados a farmacéuticos.

Por ejemplo, el misoprostol es cada vez más común en la región. Esta medida ha aumentado la seguridad de los procedimientos clandestinos.

La práctica del aborto tiene también como variable el estatus económico. Por ejemplo, según el estudio consultado, abortar con comadronas tradicionales en lugares como Guatelama es tres veces más alta la tasa en mujeres pobres del medio rural que en mujeres urbanas en mejor situación económica.

En México, lo confirmó el Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, quien explicó que la legislación del aborto, se trata de ver por las mujeres más desprotegidas.

“Este tipo de limitaciones, de obstrucciones a este derecho de las mujeres, normalmente afecta a las mujeres más pobres, más desprotegidas, a las niñas, a las mujeres indígenas”, dijo.

bl