LA CADERA DE EVA

¿Eres "wild" en la cama?

¿Te gusta tomar el control y alargar el placer en tus experiencias sexuales? Probablemente eres más salvaje en la cama de lo que crees

  • ITZEL NICTÉ UC DOMÍNGUEZ
  • 26/10/2020
  • 12:19 hrs
  • Escuchar
¿Eres wild en la cama?

Todos y todas tenemos nuestras preferencias en la cama; hay quienes prefieren un estilo más lento y tierno, y otros prefieren algo más fuerte y salvaje. También, para muchos y muchas depende del momento y de la persona con la que se esté compartiendo la experiencia sexual. ¿Tú cómo prefieres el sexo?

Wild significa salvaje en español. Ser salvaje en el ámbito sexual no se refiere únicamente a ejercer determinadas prácticas sexuales más fuertes, rápidas o violentas. Ser wild en la cama requiere determinada actitud y apertura a probar cosas nuevas. 

Aquí te damos algunas claves para identificar si eres wild en la cama:

Sabes cómo mantener la actitud 

Ser salvaje en la cama no se trata únicamente del ritmo o las formas. Se trata de saber cómo mantener la actitud sensual en el encuentro, dejarte llevar y expresar tu deseo sin pudor. Para muchos, resulta sumamente atractivo. 

Lee: 8 Consejos para ser toda una diosa en la cama

Para mantener la energía sensual al máximo, haces uso de diferentes prácticas, porque entendemos a la perfección que no se trata únicamente de penetración. La combinación entre lenguaje corporal, los sonidos y las palabras hacen que aumentes el deseo y la excitación. 

Eres apasionado o apasionada

A veces te dejas llevar por la emoción del momento, pero también te gusta planear el lugar y los elementos que conformarán una noche de pasión alocada. Disfrutas sin pena de tu sexualidad y de crear una mezcla de escenarios donde no solo intervienen las caricias y el contacto físico, sino también el ambiente. 

Le prestas atención al foreplay

Sabes que el foreplay (mejor conocido como juego previo) es una parte fundamental para una experiencia sexual satisfactoria, por lo que tienden a prestarle atención con besos apasionados guiados por tu instinto y un repertorio variado de prácticas sexuales para que tú y tu pareja entren en calor. 

Lee: ¿Cómo excitar a la pareja? 5 ideas de foreplay para un mejor sexo

Te gusta pedir y aceptar lo que te piden

Tienes la mente abierta para probar cosas nuevas; te esfuerzas por satisfacer hasta el último de tus deseos y los de tu pareja, por lo que eres abierto para pedir lo que te excita y para aceptar probar lo que tu pareja pide. Para tí, no importa que tan extraño pueda ser mientras provoque placer responsablemente. 

Una de tus armas más infalibles es el dirty talk, que consiste en hablar de manera sensual o sucia para excitar. Con esta técnica haces peticiones de lo que quieres probar, ordenas sin que incomode y sueles colocarte como dominante en el juego sensual. 

En definitiva te gusta dominar en la cama

Aunque disfrutas cualquier experiencia sexual que de mucho placer, siempre prefieres tomar una postura dominante frente a tu pareja. Te encanta sentirte sexy y controlar la situación con tus movimientos y palabras.

Lee: Qué es y cómo dominar el perrito vaginal

Llevas el control de la penetración

En la actividad coital, te gusta tener el control del ritmo y los movimientos. Sabes moverte lento y aumentar la velocidad de la penetración conforme la situación lo amerita. Una vez llegado el punto máximo de excitación aumentan los movimientos. 

Aunque se piensa que solo los hombres pueden controlar la penetración en relaciones heterosexuales, las mujeres también pueden hacerlo, especialmente en posiciones donde se requiere que sea la mujer la que se mueva. 

¿Eres wild en la cama?

Como puedes ver, ser salvaje en la cama no tiene nada del otro mundo. Consiste simplemente en conocerte bien, estar abierto a experimentar cosas nuevas, a disfrutar y alargar el placer.  Recuerda que lo más importante es una actitud sensual, dominante y apasionada. 

¿Te identificaste como salvaje en la cama? ¿Estás listo o lista para ponerte un poco más wild en tus encuentros sexuales?