LA CADERA DE EVA

El sexo con mi sexo con mi esposo siempre ha sido doloroso, qué hacer

"Le he mentido durante 14 años que me gusta tener sexo con él, ¿puedo hacer algo?", pregunta la pareja femenina a expertos

  • REDACCIÓN
  • 07/05/2020
  • 18:58 hrs
  • Escuchar
El sexo con mi sexo con mi esposo siempre ha sido doloroso, qué hacer
Cómo hablar de la sexualidad con mi esposo (Foto: Slate)

Existen parejas que no se han atrevido hablar de su sexualidad entre ellos ¿por qué? Quizás es un problema de generaciones decir lo que te gusta. Sin embargo, la comunicación es clave para tener una sana y gozosa relación sexual.

En la sección de preguntas y respuestas de Slate, una mujer escribe que durante 14 años le ha mentido a su esposo que ha gozado tener sexo con él. Ahora, no sabe cómo decirle que su pene la lastima.

Ha identificado que el problema es él, porque previamente, la consultante había tenido varias parejas con quienes había disfrutado, pero con su esposo, no. El inconveniente es la curvatura que tiene su pene, una anomalía que se nombrado como “encordamiento peneano o chordee”.

Esta anomalía consiste en un encorvamiento lateral, o una rotación del pene, que es más evidente durante la erección y se debe a tejido fibroso localizado a lo largo del trayecto habitual, para corregirlo se necesita de cirugía.

Todas las posiciones son dolorosas para ella. Para no herir los sentimientos de su esposo disimula que tiene orgasmos con gemidos. Confesó que algunas veces aleja su rostro para que no se percate que está fingiendo.

“Me da miedo que se sienta traicionado, ¿cómo puedo decirle al hombre que amo que no puedo controlar el dolor que me causa su pene? Cada vez me alejo de él, he pensando en abrir la relación, no sé como decirle”, escribe.

 Hablar con la verdad puede doler, pero no decirla, puede ser más cruel

Los expertos de Slate le confirman la probabilidad de que su esposo se sienta traicionado. Pero lo sentirá más si descubre que pidió abrir la relación por la anormalidad que padece.

Por lo que la invitaron a hacer una lista de las cosas que pasarían si ocultaría o dijera la verdad “finjo para no enfrentar la verdad”, “me siento en paz por decirle lo que sentía”, a partir de ello, la invitan a pensar sobre qué sería mejor. 

Le sugieren que al hablar con él podría, podría empezar con “he estado escondiendo algo durante años con el temor de lastimarte”, o puede hacerlo de una forma sencilla “experimento mucho dolor durante el sexo contigo, creo que es por la forma de tu pene y mi canal vaginal”.

 Debe de ser consciente, le advierten, que el ser sincera, podría generar una respuesta no esperada que necesite de tiempo, pero sólo basará con esperar, pero todo estará bien. Quizás, él mismo decida someterse o no a la cirugía o abrir la relación.

(Diana Juárez)

Con información de Slate