LA CADERA DE EVA

El "privilegio" de ser hombre

Como hombres, no estamos haciendo la parte que nos corresponde: enfrentar el machismo, desafiarlo y comprender la masculinidad distinta a la concepción cultural que tenemos sobre ella

  • José Manuel Urquijo
  • 09/10/2019
  • 11:01 hrs
  • Escuchar
El privilegio de ser hombre
(Foto: Especial)

"Todos los hombres, por el simple hecho de serlo, disponemos de unos privilegios, entre los que se encuentra que la mujer está a nuestro servicio: que nos sirva, que nos apuntale, que nos cuide, que nos aguante. En este sentido, los abusadores no cambian a menos que se despojen de su "sentirse con derecho sobre la mujer". - Luis Bonino, psicoterapeuta experto en temas de género y nuevas masculinidades

Todos los días, cuando me despierto por las mañanas y me visto para salir a trabajar o al supermercado, lo último en lo que pienso es en la ropa que utilizaré para vestirme. No me preocupa utilizar pantalón de vestir, jeans o shorts. Más allá de buscar que las prendas combinen, no pienso en utilizar una camisa de manga larga o una playera sin mangas desde la premisa de sentirme seguro. 

Lo que para mi y todos los hombres es una normalidad, para las mujeres en México es la decisión más importante que toman durante la mañana antes de salir de su hogar. Porque en nuestro país, una mujer debe pensar dos veces antes de utilizar una falda corta o un pantalón; para ellas sí es importante decidir entre una camisa de manga larga o una blusa de tirantes. 

Esa decisión que pareciera tan insignificante, puede ser la diferencia entre ser acosadas o no en la vía pública o en el transporte público. Para ellas portar una falda o un pantalón puede hacer la diferencia entre sentirse seguras o inseguras.  Así me lo han platicado muchas amigas y familiares en la Ciudad de México y en otras ciudades del país. 

La semana pasada, la Doctora Flavia Freidenberg, nos compartía a través de redes sociales una extraordinaria campaña publicitaria que pone de manifiesto el privilegio del que gozamos los hombres, por el solo hecho de ser hombres. Y aunque es una campaña que fue lanzada el año pasado, sigue tan vigente en nuestros días. Se trata de un video de dos minutos y 20 segundos donde un hombre joven sale de su casa y camina por más de 6 horas en distintas calles de la Ciudad de México. 

Desde la cuenta de twitter @machosahombres, se colgó el video con el siguiente mensaje:

"Dedicado a todos los que todavía no ven que ser hombres nos hace unos privilegiados. Desafiemos juntos al machismo. Inscríbanse en http://demachosahombres.com #demachosaHOMBRES"

 

El video inicia con el texto "Hoy decidí salir a caminar por la CDMX con una clara intención, comprobar que ser hombre nos hace ser unos privilegiados", y continúa mientras camina atravesando Reforma: "Dedicado a todos los que todavía no ven ninguna desigualdad entre nosotros y las mujeres".

Nicko Nogués (@nickonoguez), quien es el hilo del mensaje, toma el metro para desplazarse. "Una hora caminando... Ninguna mujer ha intentado manosearme, hostigarme o exhibirse ante mí... 65% de las usuarias del transporte público en Ciudad de México son víctimas de violencia de género, Fuente BBC News". 

Mientras continúa su camino por la calle Madero, del Centro Histórico, aparece otra leyenda: "Tres horas caminando. Ninguna mujer ha opinado sobre mi aspecto físico... 50.6% de las mujeres en México experimenta violencia emocional. Fuente INEGI", y el joven sigue caminando. 

Después de pasar por algunos sitios en construcción y parques, aparece otra leyenda que indica cinco horas de caminata del autor del video. "Ninguna mujer me ha acosado o perseguido. Durante el periodo 2014-2017 las denuncias por acoso sexual aumentaron un 433% en Ciudad de México. Fuente Brain & Win Gallup International". 

"Seis horas caminando. Ninguna mujer me ha violado. Cada 40 minutos se denuncia una violación en México. Durante el rato que llevo caminando 6 mujeres ya han denunciado. Miles no lo hacen por miedo. Fuente: Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Datos del primer semestre de 2017", se lee en la leyenda. 

Finalmente, después de siete horas caminando, y con una toma en close up a los ojos del hombre, aparece la leyenda: "7 horas caminando. Estoy vivo. Ninguna mujer me ha matado. Cada 7 horas un hombre mata a una mujer en México. 12 mujeres al mes en la CDMX. 12 cada día en Latinoamérica y Caribe. 5 mujeres al mes en España". 

El video finaliza con una leyenda realmente impactante: "Regresé a casa con la misma certeza con la que salí: Que ninguna mujer iba a atacarme. ¿Aún piensas que no somos unos privilegiados? El 90% de los homicidios en el mundo los cometen hombres. A ellas las matan por odio. Entre hombres nos matamos por machos". 

Esta magistral pieza publicitaria, nos invita a reflexionar sobre el papel que tenemos los hombres frente a un problema tan grave como es la violencia de género. Y sobre todo, nos hace pensar que, como hombres, tenemos el privilegio de salir a la calle sin miedo y con la certeza de que regresaremos sanos y salvos.

Conscientes de este privilegio, es importante que desafiemos al machismo. Que entendamos que los colectivos feministas están haciendo su parte para impulsar legislaciones, políticas públicas y todo tipo de acciones afirmativas que permitan sentar las bases para construir una sociedad más igualitaria. 

Pero es imperante reconocer que, como hombres, no estamos haciendo la parte que nos corresponde: enfrentar el machismo, desafiarlo y comprender la masculinidad distinta a la concepción cultural que tenemos sobre ella. Deconstruyendo las estructuras de poder que -históricamente- han mantenido oprimidas a las mujeres por el solo hecho de ser mujeres.  


José Manuel Urquijo

Twitter: @JoseUrquijoR
Consultor y estratega en comunicación política e imagen pública. Es miembro de la Red de Jóvenes Políticos de las Américas y en 2017 recibió el Napolitan Victory Award por The Washington Academy of Political Arts & Sciences en la categoría Youth Leadership Award. Tiene estudios en marketing gubernamental, análisis político y comunicación política con perspectiva de género.