LA CADERA DE EVA

“El gen de Angelina Jolie”, la mutación que la llevó a hacerse la mastectomía

En 2013, a la actriz la diagnosticaron como portadora del gen BRCA-1, lo que aumentaba un 87 por ciento de padecer cáncer de mama, por lo que decidió hacerse una doble mastectomía

  • REDACCIÓN
  • 16/10/2019
  • 11:51 hrs
  • Escuchar
“El gen de Angelina Jolie”, la mutación que la llevó a hacerse la mastectomía
Angelina Jolie

“Estoy ahora escribiendo sobre esto con la esperanza de que otra mujer se pueda beneficiar de mi experiencia”.

En mayo del 2013, la actriz Angelina Jolie se sometió a una doble mastectomía con el fin de reducir las posibilidades de desarrollar cáncer de mama, debido a sus antecedentes genéticos. 

En una carta publicada en The New York Times titulada My Medical Choice, la actriz explicó que es portadora del gen BRCA-1, lo que aumenta drásticamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovarios en las mujeres que lo poseen.

En la carta, Angelina expresa su experiencia y el procedimiento por el que tuvo que pasar al enterarse que era mutante del gen que ahora -popularmente- lleva su nombre.

“La verdad es que soy portadora de un gen defectuosos, el BRCA1, que aumenta exponencialmente mi riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario”.

“Mis doctores estiman que tengo un 87 por ciento de posibilidades de tener cáncer de mama y un 50 por ciento de riesgo de padecer cáncer de ovarios, aunque los porcentajes varían de una mujer a otra. Sólo una porción de los cáncer de mama son resultados de una mutación genética. Aquellas personas que tienen el gen defectuoso BRCA1, tienen un 65 por ciento de riesgo de tener cáncer de mama, en promedio”.

Ante el panorama, Angelina decidió minimizar los riesgos lo más posible, por lo que se sometió a una doble mastectomía preventiva.

“Comencé con las mamas, ya que tengo un riesgo más alto de contraer este tipo de cáncer que el de ovarios, y porque además, la cirugía es más compleja”.

A sus 37 años, Jolie ha explicado que entró en el quirófano motivada por el miedo a padecer la misma enfermedad que mató a su madre, la productora y actriz Marcheline Bertrand, en 2007 a la edad de 56 años, a pesar de que el de su madre era un cáncer ovárico.

Según información de El País, especialistas han dicho que no se trata de la misma operación a la que se someten las mujeres que padecen cáncer de pecho, ya que no se extirpa la glándula mamaria por completo. Se respeta, por ejemplo, el pezón y los conductos que lo irrigan: una vena y una arteria, que pasan por el medio de la mama. De ahí que quede un 5% de posibilidades de desarrollar la enfermedad; nada comparado con el 87%.

“Quise escribir esto para contarle a otras mujeres que la decisión de someterme a una mastectomía no fue sencilla. Pero es una decisión que estoy feliz de haberlo hecho. Mis Probabilidades de tener cáncer han bajado de un 87 por ciento a menos de cinco por ciento. Puedo ahora decirle a mis hijos que no necesitan tener miedo de perderme debido al cáncer de mama

“Para cualquier mujer que esté leyendo esto, espero que les ayude mejor a conocer sus opciones. Quiero impulsar a cada mujer, sobre todo si tiene una historia familiar de cáncer de mama u ovario para que busque información y consulte a expertos médicos que la pueden ayudar”.

"Elegir no mantener esta historia en privado porque hay muchas mujeres que no saben que pueden estar viviendo bajo la sombra del cáncer".

¿Cuánto influye el "gen de Angelina Jolie en la supervivencia del cáncer de mama?

Según información de la BBC, las mujeres jóvenes que reciben tratamiento para el cáncer de mama y poseen la mutación en los genes BRCA, apodada popularmente como "el gen de Angelina Jolie", no tienen menos probabilidades de sobrevivir que las que no son portadoras de esa falla genética, según un nuevo estudio.

La investigación publicada en la revista The Lancet Oncology, realizada en casi 3.000 mujeres jóvenes de 18 a 40 años, también concluyó que hacerse una doble mastectomía justo después de recibir un diagnóstico con este tipo de cáncer no mejora la tasa de supervivencia a los 10 años.

Pero los académicos dijeron que esa mastectomía quizás sí podría ser beneficiosa en el largo plazo.

Los que los expertos concluyen a la vista de estos resultados es que las mujeres jóvenes con un diagnóstico de cáncer de mama pueden tomarse tiempo para decidir si quieren hacerse una mastectomía o no.

En el estudio, las mujeres ya diagnosticadas que tenían mutaciones BRCA tenían las mismas probabilidades de supervivencia a los dos, cinco y diez años que las mujeres que tenían cáncer pero no esa mutación.

 Los investigadores analizaron los registros médicos de 2.733 mujeres tratadas por cáncer de mama en hospitales de Reino Unido y estudiaron su evolución durante un período de 10 años, entre 2000 y 2008.

El 12% de esas mujeres estudiadas tenían la mutación genética en los genes BRCA.

Las 651 mujeres que murieron en ese período de 10 años tenían las mismas probabilidades de supervivencia, independientemente de si eran portadoras o no del fallo genético.