LA CADERA DE EVA

Donna Haraway, feminista y activista interesada por la ciencia y la tecnología

A través de su pensamiento crítico y con la ciencia ficción como arma contra el sistema, Haraway reflexiona sobre el lugar de la mujer en la ciencia y la tecnol

  • REDACCIÓN
  • 06/09/2021
  • 15:19 hrs
  • Escuchar
Donna Haraway, feminista y activista interesada por la ciencia y la tecnología
Donna Haraway, feminista y activista interesada por la ciencia y la tecnología. Fotografía tomada de internet.

Donna Haraway es una profesora, filósofa y zoóloga feminista que ha dedicado su vida al estudio de la ciencia. Su obra se caracteriza por hacer una reflexión sobre dos campos que, en apariencia, son diferentes: las ciencias duras y las humanidades. 

Haraway nació en Denver, Colorado, un 6 de septiembre de 1944. Estudió biología en la Universidad de Yale y posteriormente se graduó de Zoología y Filosofía en el Colorado College.

Su amplia experiencia como profesora no se limita al campo de la ciencia, la biología y la zoología. Como profesora se ha enfocado en los estudios de la mujer, en instituciones como la Universidad de California, el European Graduate School, la Universidad de Johns Hopkins y la Universidad de Hawái.

Fotografía tomada de internet.

LEE: ¿Por qué las niñas se interesan en la ciencia y luego desisten?

Los aportes de Donna Haraway al feminismo

Los principales aportes de Donna Haraway al feminismo se centran en los estudios feministas de la ciencia, del lugar de las mujeres en la ciencia, que, como sabemos, fueron lugares históricamente negados por la construcción masculinizada de los espacios científicos. 

Fotografía tomada de internet. 

LEE: Mujeres científicas que marcaron la historia

Haraway y los cyborgs

Por otra parte, Haraway ha hecho aportes importantes la teoría queer y los estudios trans. En su libro "Manifiesto para cyborgs", la bióloga cuestionó los cierres identitarios y las taxonomías binarias que caracterizan la percepción moderna articulada a través de la visión. Propuso la figura del cyborg como nuestra condición, extendida pero diferencial, de finales del siglo XX: híbridos quiméricos nacientes de un escenario, argumenta, en el que las categorías cultura y naturaleza, máquina y organismos, hombre y mujer han sido digeridas tecnológicamente. 

Sus cyborgs no se deben a una "matriz unitaria", una esencia, base de lo que cuenta como mujer o gays o incluso humanos sino que insisten en la conexión, un impulso que caracterizará toda su posterior obra. ¿Por qué los límites de mi cuerpo deberían coincidir con los de mi piel? puede leerse en uno de sus párrafos. 

Fotografía tomada de internet.

LEE: Doctora mexicana gana premio internacional de ciencia y tecnología

Donna Haraway y la ciencia ficción

Para Donna Haraway la ciencia ficción ha sido una herramienta para destilar su pensamiento, incluso, afirma que ella entró al feminismo gracias a la ciencia ficción. En una entrevista para El País, la bióloga dijo:

"Uso la ciencia ficción todo el tiempo. Me influyen los autores importantes, los que no son importantes y algunos que no están publicados. Y fue una parte importante de por qué me hice feminista... Me hice feminista con la ciencia ficción. Yo llegué tarde, como una joven feminista en los 70 cuando había una revolución en el género con mujeres escritoras que empiezan a hacer libros como Women on the edge of time (Marge Piercy). La ciencia ficción es un género especulativo, de mundos posibles. Creo que el relato es muy importante en cualquier movimiento social. Y las escritoras feministas de ciencia ficción están entre las escritoras más importantes de la historia del feminismo moderno."

 

Con información de: Página 12