LA CADERA DE EVA

¿Cuándo hacerte la mastografía y la exploración mamaria?

Conocer tu cuerpo puede salvarte la vida, te contamos todo lo que debes saber sobre a autoexploración mamaria y la mastografía

  • ITZEL NICTÉ UC DOMÍNGUEZ
  • 19/10/2021
  • 13:55 hrs
  • Escuchar
¿Cuándo hacerte la mastografía y la exploración mamaria?
Conoce todo sobre la autoexploración mamaria. Foto: Cuartoscuro

Octubre fue declarado el Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama en todo el mundo. Durante este mes se impulsa la información y concientización sobre el problema que en México, representa la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres

Actualmente, son insuficientes los conocimientos sobre las causas de este cáncer, por lo que la detección oportuna es un asunto crucial para la lucha contra esta enfermedad. 

La detección oportuna, de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS), posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de las pacientes. 

La prevención del cáncer de mama requiere de revisiones constantes, y la autoexploración mensual de las mamas puede ayudar a detectar anomalías, para que reciban la atención necesaria desde el primer momento. 

Lee: Los desafíos del cáncer de mama en tiempos de covid-19

La autoexploración de la mama o autoexploración mamaria (AEM), es un procedimiento que debe realizarse de forma regular, y consiste en examinar física y visualmente los senos. Este procedimiento permite la detección de anomalías o cualquier tipo de cambio en las mamas. 

Es recomendable iniciar con la autoexploración desde los 20 años y debe tenerse en cuenta que este autoexamen es un complemento del examen realizado por un profesional de la salud. La mastografía, se recomienda a partir de los 40 años de edad. 

Conocer nuestro propio cuerpo es fundamental para el autocuidado en general, pero especialmente cuando se trata de los senos. La autoexploración mamaria a temprana edad ayudará a que conozcas a la perfección tus senos y puedas detectar a tiempo cualquier cambio. Conocer tu cuerpo puede salvarte la vida. 

Observa detenidamente

De acuerdo con información del sitio oficial del IMSS, el primer paso para la autoexploración mamaria es observar. Frente al espejo debes buscar cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel, especialmente hundimientos, inflamación, enrojecimiento o ulceraciones. 

Deberás observar todos los detalles frente al espejo en diferentes posiciones; con los brazos a los lados, con las manos en la cabeza, con los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura. Observar detenidamente puede ayudarte a detectar cualquier anomalía. 

Toca para identificar cualquier cambio

Deberás tocarte buscando bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o alguna consistencia diferente al resto de tus senos. Este procedimiento se realiza de pie frente al espejo y también cuando estés acostada. 

Lee: No conocer tu cuerpo, aumenta riesgo de cáncer de mama

De pie es necesario que te coloques en diferentes posturas, para hacer una exploración exhaustiva. Con la mano derecha en la nuca toda el pecho derecho, y viceversa. Comienza desde arriba, palpando alrededor del seno y después en la parte del centro. 

También, cuando te encuentres de pie, revisa toda la axila. Al final debes apretar el pezón para observar si existe alguna salida anormal de líquido. Recuerda realizar el procedimiento en ambos pechos

Cuando revises tus senos acostada coloca una almohada pequeña o toalla enrollada debajo de tu hombro derecho, pon la mano derecha en la nuca y con la mano izquierda revisa el pecho derecho. Nuevamente toca los bordes del pecho y después el centro. Repite el procedimiento con el seno izquierdo. 

Calendariza tu autoexploración

Que no se te olvide autoexplorar tus pechos cada mes. Poner un recordatorio en tu calendario ayudará a que no olvides realizar este procedimiento. 

Es recomendable que te explores 7 días después de la menstruación, y si ya no tienes la regla, hazlo un día fijo al mes. 

Lee: Tatuaje de pezón y areola: arte contra el cáncer de Berenice Vallejo

Realizarlo periódicamente es importante para conocer lo que es normal y como se sienten las mamas dependiendo del periodo del mes, la edad y determinadas circunstancias como el embarazo. 

Conocer tu cuerpo y detectar cualquier cosa que salga de la normalidad de tus pechos es fundamental para acudir al médico y que se valore la necesidad de estudios que descarten el cáncer. 

También, a partir de los 25 años de edad, se recomienda asistir a las UMF (Unidad Médico Familiar), para que personal capacitado realice la exploración clínica de mamas.