LA CADERA DE EVA

Claves para masajear el clítoris y llegar al orgasmo

Tal vez un buen masaje de clítoris es lo que necesitas para llegar al orgasmo, te contamos todo al respecto

  • SUSANA CARRASCO
  • 30/04/2021
  • 12:31 hrs
  • Escuchar
Claves para masajear el clítoris y llegar al orgasmo
Claves para masajear el clítoris y llegar al orgasmo. (Foto: Pexels)

La penetración no lo es todo, el placer en las mujeres es aún más complejo y requiere prestar atención a una parte muy importante del cuerpo femenino: el clítoris.  Conoce tu clítoris y el placer a través de un buen masaje.

No es así, las cifras dicen que entre 50 y 75% de las mujeres necesitan recibir un estímulo táctil en el clítoris para alcanzar el orgasmo, de acuerdo con una publicación de Psychology Today. Por ello, en los siguientes párrafos te diremos cómo hacer un masaje de clítoris que la lleve al orgasmo.

Aunque es prácticamente invisible, o quizá realmente desconocido, el clítoris es como un tesoro escondido, ya que aunque mide unos 10 cm,  solo se ve como un pequeño botón entre los labios vaginales.

Acariciar correctamente esta pequeña zona puede generar un placer intenso en la mujer, ya que el clítoris tiene cerca de 8 mil terminaciones nerviosas, es decir, el doble que el glande del pene en el hombre.

Lee: Guía para lograr el squirting durante el sexo

¿Cómo hacer un masaje de clítoris?

El clítoris varía bastante de forma y tamaño en cada mujer, pero también en sensibilidad. Algunos clítoris se excitan y se ponen erectos con sencillas caricias, mientras que otros necesitan ser presionados con movimientos específicos y fuertes.  

Se necesita tiempo para conocer cada clítoris, pero puede ser efectivo empezar a explorarlo con un delicioso masaje erótico, así puedes hacerlo:

1. Prepara el clítoris

Es importante que antes de empezar con el masaje, se prepare la zona para activar la circulación de la sangre y aumentar la sensibilidad.

Para ello, basta con poner los dedos pulgares o índices en los costados de los labios menores, arriba del orificio uretral, hacer una leve presión y estirar ligeramente hacia arriba. Luego, se deben hacer movimientos circulares suaves.

Se debe repetir este movimiento varias veces, pero sin tocar la punta o el glande del clítoris directamente, solo la parte de abajo o la base. 

Lee: "Lo que más disfruto es que juegue con mi clítoris", lo que ellas disfrutan

2. Cómo hacer el masaje  

El momento de hacer el masaje de clítoris llegó. Una vez que empieza a producirse la erección femenina, hay que aplicar lubricante en los dedos, ya que es difícil que llegue la lubricación natural hasta el clítoris.  

Con los mismos dedos con que se hizo la presión, se comenzarán a hacer movimientos en los costados del clítoris, presionando ligeramente, de arriba hacia abajo, como si se tratara de estirar. Posteriormente, se debe jalar el clítoris muy suavemente hacia adelante varias veces.

3. Cierra con broche de oro  

Finalmente, se puede usar la yema del dedo pulgar para hacer movimientos directamente sobre el clítoris, preferentemente de arriba hacia abajo o en círculos. También se puede usar la lengua y es ideal empezar con poca presión y luego aumentar gradualmente.

Lee: 10 respuestas efectivas contra el acoso callejero

Con un masaje de clítoris, los cuerpos cavernosos que permiten la erección de la zona se van llenando poco a poco de sangre, lo que dará como resultado un orgasmo explosivo que la hará gritar de placer.

Si el mensaje no culmina en un poderoso orgasmo, se puede recurrir a hacer una suave penetración con uno o dos dedos y hacer un movimiento repetido similar al "ven". La idea es hacer presión sobre la pared vaginal y activar todas las zonas ocultas del clítoris.

Hacer un masaje de clítoris puede ser la forma más efectiva de hacerla llegar al orgasmo, pero si quieres un efecto todavía más intenso, no te limites y combínalo con caricias en otras zonas como los muslos, los pezones y el abdomen. También puedes combinar el masaje de clítoris con uno que abarque toda la vulva, es decir, movimientos suaves sobre el monte de venus, los labios vaginales y la entrada de la vagina.


¿Te atreves a intentarlo?