LA CADERA DE EVA

¿Cómo lograr la eyaculación femenina?

También las mujeres pueden eyacular con la estimulación correcta

  • SUSANA CARRASCO
  • 06/03/2020
  • 13:55 hrs
  • Escuchar
¿Cómo lograr la eyaculación femenina?
Eyaculación femenina (Foto: Internet)

Normalmente al hablar de eyaculación, pensamos en el momento en que un hombre tiene un orgasmo y expulsa semen, pero la realidad es que las mujeres también pueden tener esta reacción durante la intimidad. Si nunca lo has experimentado, te damos las claves para disfrutar de esta explosión de placer sexual llamado eyaculación femenina.

No tengas miedo de intentarlo, se ha comprobado científicamente que las mujeres que reciben la estimulación correcta pueden eyacular y todas lo logran si se hace bien.


Se habla muy poco sobre la eyaculación femenina, pero estudios recientes sugieren que todas las mujeres eyaculan, sólo que algunas son conscientes de ello y otras no tanto.

Esto se debe principalmente a la cantidad de eyaculación emitida y expulsada, pues algunas mujeres generan poca cantidad, o a veces, el eyaculado se dirige hacia la vejiga, haciendo que sea difícil detectarlo.

Lo primero que debes saber es que la eyaculación femenina consiste en un fenómeno fisiológico que va más allá de la propia lubricación de la vagina, que ocurre en la fase de excitación, así que no son lo mismo.

Según Laura Morán, psicóloga y sexóloga, la eyaculación en la mujer se trata de un líquido blanquecino y espeso, pero poco abundante, que se segrega en el cuerpo femenino a través de las glándulas de Skene al disfrutar de un orgasmo.

Estas glándulas se ramifican alrededor de la uretra, es decir, el conducto que va de la vejiga al exterior.

Las glándulas de Skene, llamadas también parauretrales, son consideradas como las primas hermanas de la próstata masculina. Podría decirse que con como el equivalente a la próstata femenina.

Se encuentran dentro de la vagina, alrededor de la uretra y tienen una estructura similar a la del hombre.

Algunas investigaciones señalan que el 80% de las mujeres posee estas glándulas, por lo que casi todas las mujeres son capaces de eyacular aunque no se den cuenta o no lo sepan.

Morán explica que el líquido que surge de la eyaculación femenina no es especialmente abundante pero si es muy espeso, por lo que no es proyectado por la contracción de ningún musculo, como es en el caso del semen en el hombre.

Es un líquido sin aroma, trasparente y con un ligero sabor salado.

Sin embargo, la especialista señala que análisis clínicos indican que los componentes son similares a los que se encuentran en el semen, es decir, glucosa, creatinina o restos de urea.

¿Cómo lograr la eyaculación femenina?

De acuerdo a la experta, es necesario seguir algunos pasos para lograr la eyaculación femenina.

Primero, debes estimular la zona parauretral y el punto G, que se encuentra a 3 centímetros de la vagina.

La Fundación Sexpol sostiene que la eyaculación femenina se puede producir estimulando el clítoris o cualquier otra de las zonas erógenas, aunque algunas mujeres aseguran que resulta más efectivo estimular el punto G, porque al presionar la zona, las glándulas de Skene también son presionadas, provocando la eyaculación.

Algunas técnicas para estimular esta zona consisten en frotar el punto G con un dedo, haciendo un movimiento de “ven aquí”, al mismo tiempo que se presiona un poco para activar las glándulas.


Los juguetes sexuales con ángulos también son de gran ayuda, porque hacen que sea más fácil llegar a esa zona para lograr la eyaculación femenina al masturbarse.

Aunque la eyaculación y el orgasmo están estrechamente asociados, no siempre deben ir de la mano, es posible expulsar el líquido sin la necesidad de llegar al clímax.

Se puede producir la eyaculación simplemente al presionar la musculatura pélvica o incluso al dar a luz. También ocurre cuando las glándulas de Skene se llenan, sólo que en estos casos se asocia a pérdida de orina.

Es muy importante resaltar que la eyaculación femenina no es lo mismo que el squirting, ya que en ese caso, el líquido es más transparente y es expulsado por la uretra, no por la vagina ni por las glándulas de Skene.

Atrévete a experimentar la eyaculación femenina y explora tu cuerpo para descubrir las zonas que más ayuden a desencadenarlo, pero no te obsesiones, acércate a esta experiencia con la mente abierta, siempre con el objetivo de divertirte y descubrir nuevas sensaciones.

Si no sale a la primera no te sientas mal, cada cuerpo es diferente y pude llevarte tiempo descubrir la mejor forma de estimular las glándulas encargadas de la eyaculación femenina.