LA CADERA DE EVA

¿Cómo acompañar a una amiga con cáncer de mama?

La lucha contra el cáncer de mama es más sencilla cuando estamos juntas

  • REDACCIÓN
  • 19/10/2021
  • 12:12 hrs
  • Escuchar
¿Cómo acompañar a una amiga con cáncer de mama?
Apoyar a una amiga con cáncer de mama es parte de su recuperación. Foto: Pexels

Recibir un diagnóstico positivo a cáncer de mama es un momento complejo en la vida de miles de mujeres hoy en día, y no sólo por cómo afecta su salud emocional, sino la de las personas que las rodean.

Isabel de O escribió una serie de consejos prácticos tomando como base su experiencia con la enfermedad, te los compartimos para que puedas considerarlos hoy y siempre como parte de la lucha contra el cáncer de mama.

Lee: “Me enteré que tengo cáncer de mama, me da miedo lo que viene”

 

1. Controla tus propias emociones

Cuando tu amiga se acerque a contarte lo que está pasando, mantén la calma e intenta controlar tus propias emociones. Evita proyectar tus miedos en ella y no hables de cómo te sentirías tú en esa situación, recuerda que es ella quién recibió la noticia, en ese momento es difícil pensar con claridad. Ella necesitará personas tranquilas, que puedan apoyarla con sus necesidades; de acuerdo con la confianza y con tus capacidades para apoyarla.

2. Envía mensajes

Tu amiga estará pasando por un proceso doloroso en primer momento, evita presionarla llamándola por teléfono, eso podría hacerle revivir el momento de manera innecesaria. Envíale mensajes, mantente al pendiente de su respuesta y respeta sus tiempos para hablar contigo, a no ser que sea una persona muy cercana a ti. Espera a que ella tome la iniciativa y respeta la información que ella quiere compartir contigo.

3. Alejarse de Internet

No permitas que busque información en Internet, en ocasiones las redes sociales y los buscadores sólo empeoran las preocupaciones y los pensamientos al respecto. Además, el algoritmo comenzará a mostrarle publicidad al respecto durante meses. No dejes que tu amiga se hunda en buscar soluciones rápidas y efectivas en la Internet, sácala con firmeza de ahí.

4. Nadie es culpable

Recuerda que ella no eligió padecer cáncer, nadie lo hace; por esa razón no es culpable de tenerla. Aleja a las personas que piensen así, pues no aportan nada en el proceso de acompañamiento y sanación. El cáncer de mama es una enfermedad generada por diversos factores y no está en nuestras manos controlarlos todos. Es importante no dejarse llevar por pensamientos negativos, pero tampoco debemos evitarlos, son parte de nosotras.

Lee: El autoexamen, una forma de prevención contra el cáncer de mama

5. Acompáñala a sus consultas

Tan pronto como se confirme el diagnóstico, asegúrate de que jamás vaya sola a consulta, no sólo por el apoyo emocional, sino por la complejidad de las visitas, siempre es mejor si hay más de una persona escuchando.

6. Reposo total

Cuando las personas especialistas les soliciten reposo total, debe ser así. Si está en tus posibilidades, apoya a tu amiga con las tareas indispensables en su casa y asegúrate de que está descansando, es fundamental para la recuperación. 

7. Visitas de dos en dos

Conforme avance el tratamiento, tu amiga comenzará a sentirse cada vez más fatigada y comenzará a concentrar su energía en otras cosas. Si acuden a visitarla de una en una será desgastante para ella concentrarse en la conversación, pero si acuden en parejas ella puede descansar un momento, ustedes hablarán entre sí y ella podrá distraerse.

8. Hidratación en todo momento

Uno de los efectos secundarios de la quimioterapia es la deshidratación en la piel, ella tendrá que aplicarse crema hidratante varias veces al día. Una buena crema hidratante es un buen regalo durante el tratamiento. También asegúrate de que beba agua constantemente.

9. Durante la quimio, silencio

El tratamiento por quimioterapia suele durar varias horas, produce fatiga y somnolencia, por lo cual los ruidos fuertes comenzarán a ser incómodos para ella. Si estás acompañándola en este momento, cuida el volumen de tu voz.

10. El final no es el final

Al terminar el tratamiento, al estar curadas, es momento de regresar a la vida normal, este puede ser un proceso agresivo para muchas de las personas que pasaron por el cáncer, por eso es necesario continuar acompañándola ya que es probable que se sienta abrumada y seguirá necesitando apoyo y escucha.

Lee: ¿Por qué el listón rosa representa la lucha contra el cáncer de mama?

 

Lo más importante, recuerda que estos consejos están basados en la experiencia de Isabel de O, no todas reaccionan de la misma manera ni  necesitan el mismo tipo de ayuda. Recuerda ser paciente, validar las emociones de tu amiga y escucharla en todo momento. 

 

Con información de El Diario ES