LA CADERA DE EVA

Así cambian las formas de ligue a lo largo de la vida, según la edad

Para el amor no hay límites de edad, pero conforme las personas crecen y maduran buscan otro tipo de relaciones amorosas y utilizan otras formas de cortejo

  • REDACCIÓN
  • 09/09/2021
  • 17:29 hrs
  • Escuchar
Así cambian las formas de ligue a lo largo de la vida, según la edad
Así cambian las formas de ligue a lo largo de la vida, según la edad. Foto: Pexels

¿Recuerdas cómo fue tu primer intento de "ligue"? Para muchas personas el primer acercamiento a la interacción romántica inició con una nota escrita en un pedazo de hoja de cuaderno, o con una confesión en el "chismógrafo" del salón de clases. 

Tal vez eras uno de esos que enviaba a su amigo a decirle a la niña que te gustaba "le gustas a mi amigo". Probablemente esas no eran las mejores formas de acercarnos a las personas que nos gustaban, pero se trata de una interacción aprendida y común.

Lo cierto es que las formas en las que nos relacionamos románticamente con otras personas cambian a lo largo de la vida, porque las personas cambian conforme van pasando los años. ¿Recuerdas a tu primer amor? ¿Cómo se conocieron?

LEE: Razones por las que los hombres no gimen durante el sexo

Para el amor no hay límites de edad, pero conforme las personas crecen y maduran buscan otro tipo de relaciones amorosas y utilizan otras formas de cortejo. Aquí te contamos sobre cómo van cambiando las formas de ligue de acuerdo a las edades:

A los 20 años

¡Juventud, eterno tesoro! A los 20 años de edad las personas somos un cúmulo de hormonas y búsqueda de aventura. Es común que aquellas personas que ligaron mucho en la juventud lleguen a un punto de querer para, y por el contrario, las personas que no ligaron mucho durante estos años, busquen hacerlo en una etapa más avanzada de la vida. 

Además, en esta etapa la juventud experimenta una especie de presión social por enamorarse, tener una pareja y tener intimidad. La forma de ligar durante estos años es confiada, animosa, emocionante y sobre todo, con mucho más tiempo para ir a citas que los adultos. 

Es común que en la actualidad, comprometerse a una relación "seria" que vaya rumbo al matrimonio no sea lo que está de moda. 

LEE: ¿Quieres un orgasmo intenso?, practica el edging

A los 30 años

Los 30 son una época complicada, los perfiles se diversifican y todo se relaciona con las profesiones, el trabajo, los hijos, etcétera. A los 30 hay demasiada vitalidad y demasiadas ganas de divertirte, aunque existe la posibilidad de que ya hayas sido madre o padre y hayas tenido que empezar a cambiar las noches de fiesta por noches de lactancia y cuidados. En esta edad empiezas proyectos con energía sin saber si van a tener un resultado satisfactorio, con ese mismo ímpetu sales con chicos y chicas sin pasar por demasiados filtros, y esta es la década que puede traer más distracciones sexuales, pues así como te gusta uno un día, a la mañana siguiente no estás tan seguro de que te guste en realidad 

LEE: Modern Love, la serie sobre las diversas formas en que al amor llega o se va

A los 40 años

Cuando llegas a los 40, ya habrás pasado por varias relaciones. En esta década eliges salir con personas que te aporten algo más. Para los de 40 hay cosas que son importantes, como la estabilidad, la madurez y también saber disfrutar de la vida». 

A esta edad ocurre un caso curioso entre las mujeres porque adquieren mucha confianza en sí mismas, han dejado atrás la pelea eterna con su apariencia que tanto les costaba trabajo en la juventud. Bien aprovechados, estos años son oro  porque todos tenemos tres o cuatro truquillos para ligar, más paciencia y, ante todo, sabemos lo que queremos.

A los 50 años

En esta época ya no tenemos la 'presión' de tener que demostrar nada a nadie, pero parece que en esto de ligar muchos nunca llegan a pasar de aprendiz a maestro.Una cincuentona o un cincuentón son la suma de todas sus decisiones, de sus amores. Y, aunque sean coquetos, saben que el físico ya no es su principal atractivo, la clave de su éxito es ir sin presiones ni prisas y seguir aprendiendo.

A los 60 años y más

Que no te engañen, las y los adultos mayores nunca dejan de sentir ganas de enamorarse. Es el momento de poner toda la carne en el asador. Todo lo que tú sabes hacer bien, todo lo que controlas y lo que has aprendido a base de ensayo y error te va a dar un plus. La experiencia es tu mejor arma.


Con información de: El Correo


INUD