LA CADERA DE EVA

Adiós a los ''soldados caídos''... que no deberían existir el 14 de febrero

Sentados, cabizbajos, con globos, flores y peluches gigantes abandonados a un lado, son los hombres que ''satanizan'' a aquellas que se atreven a rechazarlos, pero ¿es nuestra obligación como mujeres tener que aceptar cualquier declaración de amor?

  • FRIDA MENDOZA
  • 11/02/2020
  • 16:00 hrs
  • Escuchar
Adiós a los soldados caídos... que no deberían existir el 14 de febrero
Los soldados caídos del 14 de febrero, un concepto que deberíamos derribar (Especial)

Como cada 14 de febrero, la vida virtual y real se llena de un ambiente “cursi” en el que las parejas se mandan mensajes de amor, los regalos abundan y es una fecha propicia para que algunos se animen a declarar sus sentimientos esperando la mejor respuesta… es cuando en esta fecha también las redes sociales se llenan de videos y fotografías de los “soldados caídos”, es decir, los hombres que declararon su amor y fueron rechazados. 

"Pienso que es molesto cuando insisten demasiado (los hombres) e intento ser muy clara de qué es lo que quiero y no hacerles perder su tiempo, si no lo entienden, yo prefiero alejarme", reflexiona Mora al ser cuestionada sobre los hombres y los "soldados caídos".

Sentados, cabizbajos, con muchos globos, ramos de flores y peluches gigantes abandonados a un lado. Otros son los videos de la declaración, chico persigue a chica, ella, sonrojada dice que “no, gracias” mientras el pretendiente va acompañado de sus amigos que corean una y otra vez “dile que sí” insistentemente.



Este concepto de “soldado caído” es replicado una y otra vez, en un tono de burla y también de ofensa en el que se reflexiona que “gracias a estos rechazos los hombres dejan de ser buenos”, pero ¿es nuestra obligación como mujeres tener que aceptar cualquier declaración de amor que pasa un 14 de febrero?

No. No es obligación de nadie aceptar una relación con alguien con quien no pretende. 

“No saben lo horrible que es ser la chica en la historia del soldado caído”, relata Kathy, quien vivió una historia de este tipo.

Hace algunos años, la joven vivió una experiencia desagradable con quien consideraba como su mejor amigo.

"Jamás lo vi como alguien más, jamás le di un indicio de algo más, jamás. Me sentí mal cuando sucedió eso", explica. 

La experiencia horrible y traumática comenzó cuando llegó a un lugar a tomar un helado con una amiga y en su lugar estaba su mejor amigo acompañado de conocidos en común quienes la alentaban a que dijera "sí", el joven intentó besar a Kathy mientras ella no quería siquiera que la tocara. 

"Me sentí frustrada, triste, ansiosa, preocupada, inclusive hasta con vergüenza porque no quería lastimarlo. Me preocupé más por él porque, carajo, era mi mejor amigo y no creía lo que pasaba. No sabía cómo decirle no. Él fue un soldado caído y no creo que haya sido mi culpa", cuenta.

Un mito del amor romántico es la insistencia, hacer una “lucha” para lograr concretar una relación sentimental.

Sin embargo, en historias como la de Kathy y de muchas otras, la responsabilidad afectiva recae en ellas donde hay solo dos resultados: eres la buena mujer que aceptó o eres la villana.

Ante la presión social el resultado puede ser diverso. En el caso de Kathy, la experiencia fue negativa pues tuvo que dejar de ver a las amistades que apoyaron a su ex pretendiente y "se quedó sin mejor amigo".

Soldados caídos, término machista y patriarcal

Yair Maldonado, coordinador de de Posicionamiento Público en Género y Desarrollo (Gendes) A.C., explica que el término de soldado caído es el que define a los hombres que buscan ayuda en la presión social, machista y patriarcal para forzar a las mujeres a que acepten la propuesta de una relación.

Asimismo, este tipo de declaraciones sin que haya un consenso previo, al ser públicas define que la mujer ya no es para nadie más que de él y por lo tanto "los hombres cumplen con su rol de hombres", detalla.

"La vulnerabilidad y otras emociones que alteran la masculinidad hegemónica, es decir, el ideal masculino de un hombre y su actuar ante la sociedad, no son bien aceptados. Por lo que la violencia es una herramienta a la que se recurre para legitimar ciertos resultados esperados; victimizar a los hombres rechazados y demonizar a las mujeres que se niegan es natural pues bajo estas ideas no cumplen con su rol social"

Por otra parte, al ser cuestionado sobre qué debe hacerse para enseñar que los "soldados caídos" no existen y deba aceptarse cualquier no, Yair comenta que las relaciones e interacciones deben de construirse desde la igualdad y el buen trato sin buscar presiones sistémicas. El apoyo social a los hombres es un privilegio que debemos desechar.

(Frida Mendoza)