NACIÓN

La historia negra del penal de Aguaruto, en Culiacán

Este jueves se fugaron entre 20 y 30 reos del reclusorio donde se han fugado personajes como el hijo de Juan José Esparragoza, "El Azul"

  • REDACCIÓN
  • 17/10/2019
  • 19:13 hrs
  • Escuchar
La historia negra del penal de Aguaruto, en Culiacán
Penal de Aguaruto, en Culiacán

La fuga de entre 20 y 30 reos del penal de Aguaruto, en Culiacán, Sinaloa, en medio de la crisis en esa ciudad tras la detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", lo que derivó en un enfrentamiento entre civiles y fuerzas federales, trae a colación la historia de esta famosa cárcel.

El reclusorio de Culiacán data de 1969. Por sus celdas han desfilado viejas figuras ligadas al tráfico de las drogas, como las de Manuel Salcido Uzeta "El Cochiloco"; Miguel Angel Lugo Beltrán "El Ceja Guera", entre otros, se convirtieron en leyendas, por sus evasiones espectaculares de este penal.

Construido en una superficie de 125 mil metros cuadrados, a un costado de la carretera Culiacán-Navolato, en la sindicatura de Aguaruto.

En esta prisión se fugó el hijo de Juan José Esparragoza Moreno "El Azul", uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, opera en medio de la corrupción, fragilidad en su esquema de seguridad y los internos gozan de lujos.

En el penal de Aguaruto estaban recluidos Juan José Esparragoza Monzón "El Negro"; Alfonso Limón Sánchez "El Limón"; Jesús Peña González El 20; Rafael Guadalupe Félix Núñez "El Changuito Antrax", y Francisco Zazueta "El Pancho Chimali", fugados en 2017.

En total, ha habido tres fugas de internos en tres años.

El 19 de marzo de 2017, el periódico El Universal obtuvo imágenes de las cámaras de vigilancia de esa prisión donde se ve a los reclusos con teléfonos celulares, consumiendo marihuana y cocaína, con pantallas de plasma en sus habitaciones, salas y hasta con prostitutas.

Esta cárcel, en 2017, contaba con dos mil 412 presos, de los cuales 500 enfrentaban cargos federales.

Entre 2005 y 2016 ha habido ocho intentos de evasión; se concretaron 18 fugas, en las cuales 46 personas lograron su objetivo; registra al menos un motín; 24 suicidios; 149 riñas, de las cuales tan sólo en los primeros cinco años ocurrieron 145, lo cual refleja el peor momento de inestabilidad.

También entre 2005 y 2010 hubo 54 asesinatos al interior de Aguaruto, mientras que de 2011 a 2016 el registro oficial es de apenas nueve.

AJ