NACIÓN

La Guardería ABC y un héroe que fuma marihuana

A diez años de la tragedia en la que perdieron la vida 49 niños y 74 resultaron con heridas permanentes, la consigna sigue siendo "Ni perdón, ni olvido"; hoy también se recuerda a "Cayetano"

  • REDACCIÓN
  • 05/06/2019
  • 15:37 hrs
  • Escuchar
La Guardería ABC y un héroe que fuma marihuana
Este 5 de junio se cumple la primera década de la tragedia en la Guardería ABC. (Cuartoscuro)

Los héroes surgen de los contextos más inesperados. Tal es el caso de “Cayetano” –como todos lo conocen en el barrio–, quien el 5 de junio de 2009, día de la tragedia en la Guardería ABC, como todos los viernes, se encontraba tomando unas caguamas y fumando marihuana con sus amigos cerca de un arroyo seco al sur de Hermosillo, en el estado de Sonora.

De pronto, Juan López Trujillo, el verdadero nombre de “Cayetano” se percató del levantamiento de una columna de humo. Lo primero en lo que pensó fue en que provenía de una llantera cercana a donde él se encontraba con su grupo, por lo que pensó que podría hacerse de un “llantón de tráiler" que pudiera vender para subsidiar la siguiente ronda de caguamas.

TE PUEDE INTERESAR: IMSS reforzará denuncia por caso ABC; "México está de luto": AMLO

Pero al llegar al lugar, se dio cuenta de que lo que ardía era la estancia infantil de la colonia Y Griega, reporta Vice. Este miércoles se cumplen 10 años de lo acaecido, donde 49 pequeños entre cinco meses y cinco años de edad perdieron la vida, además de que 74 resultaron con graves quemaduras.

Cuando llegué, todas las doñas estaban gritando por sus hijos y había unos policías que nomás se quedaban viendo, como los chinos, pero no hacían nada", dice “Cayetano”.


El incendio se inició en una bodega aledaña a la guardería. Existen la teoría de que el fuego fue provocado debido a que en dicho inmueble se resguardaban documentos de impuestos a nivel estatal; se apunta a que entre los papeles habría información que resultase incriminatoria.

A la voz de "Métete, Cayetano" –recuerda– se decidió a entrar al “infierno” con un extinguidor en la mano. Luego de tirar la única puerta existente en el lugar, “por el hueco que se abrió en la lumbre me dejé ir”, detalla.

La consigna "Ni perdón, ni olvido", expresada por los padres y familias de las víctimas cada 5 de junio desde hace 10 años, adjunta la queja de que la guardería no tenía salidas de emergencia, se encontraba dentro de una bodega convertida y contaba con la aprobación municipal tras una inspección de seguridad.

EL RESCATE

Luego de recorrer los pasillos del inmueble, al fondo del lugar “Cayetano” alcanzó a ver sobre una silla la silueta de algo que no supo si era una niña o una muñeca. "Por un lado una voz me decía: no la saques, pendejo, es una muñeca y todos se van a reír de ti cuando salgas con ella en los brazos; pero otra voz, desde otro lado, me repetía: tienes que sacarla, tienes que sacarla", afirma.

NO OLVIDES LEER: El "infierno" de la Guardería ABC; 10 años de impunidad

Entonces se decidió a tomar a la niña, pero se le resbaló de las manos, por lo que se quitó la playera que llevaba puesta para envolver a la pequeña en ella. Asegura que todo el tiempo la cargó con la cara de la menor hacia el suelo para no “malviajarse”. Una pequeña luz a lo lejos lo guio hasta la salida. Donde la niña le fue arrebatada.

Luego de ello, los policías le dijeron que ingresara de nuevo al edificio. Audacia con la que logró el rescate de otros dos niños.

No obstante, cuando “El Frank”, otro joven del barrio, trató de improvisar una salida de emergencia al impactar su camioneta contra una pared de la guardería, de acuerdo con “Cayetano”, la presencia de aire avivó las llamas que ardían al interior.

Al terminar su labor, regresó a su casa, a cuadro cuadras de la estancia infantil. Rodeado de imágenes de la Virgen de Guadalupe en la pequeña capilla que tienen en su hogar, “Cayetano” lloró por horas. “No me levanté para comer, ni para mear", asegura.

UN HÉROE ENGAÑADO

Tras la hazaña de aquel 5 de junio de 2009, muchos medios se acercaron a “Cayetano” para contar su historia, lo hacían bajo la promesa de que le ayudarían a mejorar su vida.

Entre las falsas promesas que más recuerda, está la del programa “Tiempo de héroes”, transmitido en TV Azteca y conducido por la actriz Edith González. Las ofertas para que aceptara ir al show incluían un paseo por la Ciudad de México, así como poder conocer a Cepillín, como siempre había soñado.

Antes de salir a cuadro, la conductora presentó la historia de cómo Juan López Trujillo se había convertido en héroe. Una vez frente a las cámaras, se sostuvo una llamada telefónica con un doctor que aseguró haber operado a Edith González de un par de hernias inguinales, como la que aquejaba a “Cayetano”.

Por supuesto que nosotros lo podemos operar gratuitamente”, aseguró el doctor. Luego agregó: “es lo menos que podemos hacer por una gente tan importante, que es el tipo de gente que necesita México en este momento”.


Sin embargo, cuando acabó la grabación de “Tiempo de Héroes”, la producción le avisó que su vuelo de regreso a Hermosillo salía en una hora, sin responsabilizarse por que llegara a tiempo a no. “Cayetano” regresó a Sonora sin haber paseado por el DF, sin haber conocido a Cepillín, y con la hernia que le abultaba el abdomen.

"En la ida nos llevaron como reyes y luego nos regresaron como bueyes", sentencia.

Ante el cuestionamiento de si volvería a meterse a un edificio en llamas para salvar a los niños, “Cayetano” asegura que lo haría de nuevo, “porque igual yo ya estoy bien vivido y hasta me gustó la adrenalina que sentí cuando entré al incendio”.

djh