CINE

¿Qué mensaje nos dejó "Perfume de Violetas"?

A más de 20 años del estreno de Perfume de Violetas, siempre es un buen momento para recordar el trabajo de Maryse Sistach para representar las violencias de la adolescencia mexicana

Algunos mensajes que nos dejó Perfume de Violetas
¿Dónde ver este clásico del cine mexicano?.Algunos mensajes que nos dejó Perfume de VioletasCréditos: ESPECIAL
Escrito en LA CADERA DE EVA el

Revivir un clásico del cine mexicano siempre se convierte en una práctica acogedora y reveladora, y es que, a más de 20 años del estreno de Perfume de Violetas es imposible que la sensación de impotencia causada por la injusticia social desaparezca; una historia cruda que raya la tragedia y que da testimonio de la vivencia de las adolescencias que viven en el rezago, la precariedad y la violencia. 

Película ganadora de cinco premios Ariel y dirigida por la mexicana, Maryse Sistach, “Perfume de Violetas” se convierte en un viaje que inicia desde la amistad, el amor, el compañerismo y terminará por desencajar al espectador: machismo, indiferencia, precarización, violación y disparidades sociales, son algunos de los temas que guiarán a este filme para convertirse en uno de los más memorables y dolorosos del cine mexicano

El camino de las protagonistas, Yessica y Miriam se unirá en una secundaria de la Ciudad de México. Ambas, con personalidades y realidades distintas, mientras que Miriam es amada y consentida por su madre; Yessica sobrevive al abandono, al machismo en su casa y el constante abuso de su hermanastro. 

“Hueles bien chido”, le dice Yessica a Miriam mientras huele su cabello que desprende un fuerte olor a violetas; “yo también quiero oler así”. 

Este breve diálogo, nos habla del enorme anhelo que sentía Yessica por también ser amada por su madre, por tener un hogar donde la esperaran y alguien que la defendiera de todas las violaciones y abusos que vivía. Es un llamado de auxilio que nadie escuchó. 

¿En dónde ver Perfume de Violetas?

Con una historia tan bien lograda y con esa sensación de melancolía de la secundaria dosmilera, siempre es bueno rescatar esta joya del cine, la cual, puedes disfrutar de manera gratuita en Youtube dando click aquí.

La trilogía de perfume de violetas y su relación la violencia

Desde el 2000 al 2006 el cine mexicano se sustentó en la crudeza de la realidad misma. Por un lado, teníamos un “Amores Perros” del 2000 que arrasaba el cine, y un año más tarde, “Y tu mamá también” llegaría a los espectadores, en estas banderas que sostenían Iñarritú y Cuarón, la guionista y directora Consuelo Garrido se abriría paso en esta industria y escribiría su nombre en el cine de principios del milenio. 

Existe un gran desconocimiento en cuanto a la trilogía de Perfume de Violetas que se titula “Crueldad”, que surge como una visión de Consuelo Garrido junto con José Buil, ambos directores utilizaron el cine como medio para retratar la violencia sexual, emocional y psicológica a la que millones de adolescentes sobrevivían (sobreviven) en nuestro país. 

Perfume de Violetas, “Nadie te oye”

Haciendo referencia a la vida de Yessica, una adolescente de la Ciudad de México que vive el abandono de sus padres, el abuso y la exclusión de las instituciones. 

Manos libres, “Nadie te habla”

Dos adolescentes que viven en contextos sociales de violencia, deciden secuestrar a la hija de un periodista con la finalidad de obtener dinero para subsistir. “Manos Libres” es un recordatorio de que la Ciudad de México también puede ser hostil y una urbe salvaje, especialmente, cuando eres un adolescente vulnerable.

La niña en la piedra, “Nadie te ve”

 La historia de Gabino, un joven que ha desarrollado sentimientos por su compañera de clases, Mati y que, con desespero, intenta conquistar con regalos, un pequeño gato y besos a la fuerza; el acoso termina por alejar a Mati quien comienza a temer de la insistencia de Gabino. 

“Nadie te ve”, gira en torno a cómo, aún con todas las señales de abuso, acoso y hostigamiento sexual, la sociedad decide mirar a otro lado y excusar actitudes violentas bajo el concepto del amor romántico de juventud.