LA SIRENITA

¿Por qué “La Sirenita” negra es más importante de lo que creías?

A los negros se les negó la oportunidad de aprender a nadar durante milenios, ésta y otra más son las razones por las que emociona la representación de La Sirenita

Por qué “La Sirenita” negra es más importante de lo que creías
Por qué “La Sirenita” negra es más importante de lo que creíasCréditos: Especial
Escrito en LA CADERA DE EVA el

Cuando le digan a la niña negra

Que puede jugar a ser sirena

Pregúntales,

Que sabra su gente

Sobre contener la respiación

Debajo del agua.

—Jasmine Mans, The Little Mermaid

En 2010, se hizo pública la información de que Halle Bailey fue elegida para interpretar a Ariel en el próximo movimiento de acción en vivo de La Sirenita. Casi de inmediato, las redes sociales se llenaron de comentarios del tipo “mi sirena no es negra” que minimizaban no solo el talento de Bailey, sino la importancia de la representación.

En este punto de la historia, la escena es la esperada: Disney crea un personaje negro. Mientras que los fanáticos se estresan por trolear en internet y los pequeños deprimidos que viven en el sótano de sus padres usan el término “guerreros de la justicia social” como un insulto, las personas que aprecian la diversidad y la representación se regocijan.

Pero ¿qué diferencia hace una sirena negra? Mucho, especialmente si eres una chica de color que fue criada para creer que las princesas, los héroes y similares son invariablemente blancos.

Incluso aquellos de nosotros que apoyamos una mayor representación en las películas para niños puede que no reconozcamos que la creación de Disney de una Sirenita negra va más allá de agregar más diversidad al mundo de las princesas.

La importancia de la representación

El problema no es solo que las princesas de Disney fueran exclusivamente blancas durante los primeros 55 años de su legado de películas animadas, sin princesas negras durante los siguientes 70. No es solo que las niñas morenas y negras nunca se hayan visto a sí mismos como princesas de Disney. Las mujeres y las niñas racializadas no solo estaban subrepresentadas en esos papeles principales icónicos, sino que también estaban sobrerrepresentadas de otras maneras.

Disney ha creado personajes negros en el pasado. Por ejemplo, Mickey Mouse nació como una caricatura de cara negra. Entonces, el problema no es solo la representación, sino el tipo de representación que obtenemos. La forma en que las niñas negras fueron representadas en las producciones de Disney, las imágenes y los mensajes descaradamente racistas que el público consumió durante décadas, hace que los argumentos de las personas contra una sirena negra sean aún más ridículos y le da a las protagonistas negras una mayor importancia.

Angélica Sampson explicó en una publicación viral de Facebook por qué simplemente afirmar que la representación es importante no pinta el cuadro completo y, en cambio, desinfecta la realidad a la que han estado sujetas las niñas negras a lo largo de la historia de Disney.

“Las chicas negras como mi madre no solo tenían que usar su imaginación para insertarse en las narrativas positivas de las películas de Disney”, escribió Sampson, “sino que tenían que resistirse conscientemente a ser influenciadas por imágenes como esta de la Fantasía original (1940).

Sunflower era un centauro que existió para servir a las centauros blancas.

Era pequeña y, aparte de su tono de piel marrón, está dibujada sin los fantásticos colores pastel que poseían las otras centauros.

Era una niña desnuda con la parte inferior del cuerpo de una mula hecha para servir a mujeres adultas”.

“Quiero que absorban por completo que ella está intencionalmente dibujada sin ropa para designar su bajo estatus social”, agregó Sampson. En una película animada de fantasía para niños pequeños, las niñas negras estaban representadas por un pickaninny llamado Sunflower. Ella cepilla el cabello de las mujeres blancas y les lima las uñas”.

Y ese no fue el único ejemplo de representación racista de mujeres negras en las películas de Disney.

“Las chicas negras se sentaron en la escena del deshollinador de Mary Poppins (1964), donde el almirante bromeó diciendo que estaban siendo atacadas por ‘hotentotes’”, continuó Sampson.

“Es una línea que se les puede pasar por alto a muchos de ustedes hoy, pero en 1964, era una broma hilarante.

‘Hottentot’' es un insulto racial usado para describir al pueblo Khoisan de Sudáfrica. En el siglo XIX, los europeos estaban tan fascinados por las nalgas grandes y altas y los labios vaginales de las mujeres negras de esta región que eran rutinariamente secuestrados y exhibidos en todo el mundo para exhibirlos en circos o fiestas privadas lujosas donde los ricos podían incluso pagar por el privilegio. de tocarlos.

La más famosa de estas mujeres africanas fue una niña llamada Saartjie o Sara Baartman.

Fue anunciada con el nombre de 'Hottentot Venus' y, después de que su popularidad decayó, se vio obligada a prostituirse.

Murió de neumonía o sífilis a la edad de 24 años.

Después de su muerte, su cuerpo fue disecado y sus labios y cerebro se conservaron y se exhibieron en un museo en Francia. Esto se hizo en nombre de la 'ciencia racial'.

No fueron retirados hasta 1974.

Supe de ella cuando tenía 9 años, porque le pregunté a mi mami qué era un hotentote y me dijo la verdad.

Entonces, cuando vea publicaciones que dicen que las niñas negras NUNCA han sido reconocidas por Disney, comprenda que no es cierto.

Incluso en los cuentos de hadas, los blancos todavía imaginan a las mujeres y niñas negras como bestias de carga.

Incluso en la fantasía, somos degradados.

Incluso la princesa Tiana era hija de un sirviente doméstico. Su felices para siempre fue obtener un préstamo.

¡Así que discúlpennos por estar emocionados de ver a una niña negra retratada como una SIRENA CAPRICHOSA con ALETAS HERMOSAS y una voz ANGÉLICA, y la libertad de coleccionar baratijas y cantar y tener problemas de niñas tontas!”

Nadar como sinónimo de libertad”

Sampson también discutió la importancia adicional de tener una sirena negra debido a la percepción social de que las personas negras no nadan. Señaló que esto se debe solo a que a los negros se les ha negado la oportunidad de aprender a nadar durante milenios. Comenzó durante la era de los esclavos, cuando a un esclavo que sabía nadar le resultaba más fácil huir. Después de la independencia, a los negros se les prohibió el acceso a las piscinas públicas y la discriminación en la vivienda les impidió residir en casas o comunidades con piscinas, segregación que fue impuesta con violencia por algunos blancos. Incluso las normas de belleza centradas en los blancos influyeron en las mujeres negras que aprendieron a nadar animándolas a alisarse el cabello químicamente. Debido a que los prejuicios en Estados Unidos impidieron que generaciones de padres aprendieran a nadar, no pudieron educar a sus hijos.

“Sin embargo, en algunos círculos, incluso hoy”, señala Sampson, “la tragedia de los estadounidenses negros que evitan el agua se considera hilarante y un indicador de nuestra propia insuficiencia. Y sí, incluso hoy en día, puedes leer historias sobre familias negras enteras que mueren porque un niño comenzó a ahogarse y uno por uno, los niños mayores saltaron para salvarlos, lo que resultó en la muerte de una docena de personas.

Así que sí, estoy emocionada de que las niñas negras vean a la Ariel negra y quieran ir a nadar. Me alegra que una empresa tan influyente como Disney participe en la sustitución de las imágenes negativas que las niñas negras han absorbido durante toda la historia de los Estados Unidos.

Estoy tan emocionada que probablemente lloraré varias veces antes de que salga esta película.

Dejemos de negar a los niños negros el lujo de la fantasía”.

Mientras estamos en eso, animemos a los blancos inseguros a que dejen de silbar cada vez que Disney hace algo que altera el statu quo.

Hay muchos daños históricos que reparar, y si una sirena negra ficticia amenaza tu existencia de cualquier manera o forma, eres parte del problema. Toma asiento y escucha a las personas cuyas vidas han sido influenciadas por la presencia de este personaje, ya que sus voces son las que verdaderamente cuentan aquí.

Jennifer Rubio, mejor conocida como Ciguapa, es una educadora y escritora dominicana. Divulga sobre antirracismo y feminismo a través de las redes sociales y ha trabajado como profesora de música en República Dominicana. Es parte de la colectiva AFROntera.

Twitter: @soyciguapa