DÍA DE LA BISEXUALIDAD

"Hola, soy María y soy bisexual, ni lesbiana ni heterosexual"

Si eres mujer bisexual y sales con una mujer no eres lesbiana, si sales con un hombre no eres heterosexual, eres bisexual

23 de septiembre recordamos el Día de la Bisexualidad Lésbica
23 de septiembre recordamos el Día de la Bisexualidad LésbicaCréditos: Especial
Escrito en LA CADERA DE EVA el

María necesita decir en cada momento que es bisexual, cuando sale con una mujer ella se siente lesbiana, necesita reforzarse a sí misma diciéndose “soy bisexual”; cuando sale con un hombre, no es heterosexual, “es bisexual”. ¿Quedo claro?

Como cada año este 23 de septiembre recordamos el Día de la Bisexualidad contando las historias de María, Frida y Merle quienes se reunieron en el foro de La Cadera de Eva a contar sus experiencias, entre ellas, cómo se dieron cuenta que eran bisexuales.

“A mí me gustan de esas”, se dijo a sí misma María cuando conoció a unas amigas lesbianas, pero no sólo eso, también le seguían pareciendo atractivos los hombres. Entonces, se dio cuenta que le gustaban los dos.

La historia de Frida es diferente, ella estuvo casada por 10 años y cuando se divorció decidió salir con otras amigas divorciadas y de repente, en la fiesta, las copitas (que no fue la razón) y el cotorreo se empezaron a besar. Así fue como se dio cuenta que era bisexual. Ella no entró en confusión, “en ese momento me di cuenta de ‘ah, además me gustan las mujeres’”, su panorama se amplió.

“La bisexualidad es una orientación sexual donde la persona pude sentirse atraía sexual o románticamente hacia personas del género masculino o femenino”, dice la Fundación UNAM, quienes reconocen que 2.2% de las mujeres y 2.1% de los hombres se reconocen como bisexuales.

Merle dijo que se tardó en reconocerse como bisexual, fue hasta sus 25 años que se dio cuenta que lo era. Aunque desde sus 13 años le gustaba ver fotos de sus compañeras de teatro e interactuar con ellas, hasta ahora reconoce que en realidad le gustaban. En la universidad tenía amistades que le decían que los bisexuales eran los más mañosos. “A los 25 años me encajó la pieza que me falta fue cuando empecé a tener encuentros sexuales con las mujeres. No pasó por la cabeza que era bisexual hasta que empecé a politizarme”.

“Ya se te va a pasar”

La situación de mostrase como bisexual se complejiza cuando se habla con la familia. “Ya se te va a pasar”, es la frase que les llegan a decir. Incluso, también se da una homofobia interiorizada como comparte María.

Fue hasta 1999 cuando se conmemoró por primera vez en 1999, la Conpred reconoce su visibilización fue tardía, quien planteó el término fue Sigmud Freud. Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas subrayan las dificultades y resistencias existentes para documentar la violencia contra las personas bisexuales. La invisibilización es tal que no existen datos estadísticos certeros ni tampoco registro sobre crímenes bisfóbicos.

“Mi homofobia internalizada, no me dejaba salir del clóset de la bisexualidad porque decía, o sea, si yo le digo a mi familia solo es llamar ellos, vamos a ver que siempre voy a estar con mujeres, si yo les digo que estoy heterosexual siempre voy a estar con hombres decirles que soy bisexual, o sea, siento que van a sentir, que soy la más depravada así de que voy a estar con todo inestables”, dijo María.

María atraviesa un proceso de dualidad ya que como inició este texto, ella compartía reiteradamente que cuando está con una mujer se siente la más lesbiana y cuando está con un hombre, la más heterosexual, pero no. María es bisexual.

Por su parte, Frida también disfruta de reiterar a la sociedad que es bisexual, ya que cuando sale con su pareja quien tiene un hijo, creen que es la madre, pero no, es la pareja y es bisexual.

“Y entonces a mí me encanta también estaré diciendo siempre que soy bisexual porque es como me ven como señora esposa, mamá, me parece que es más la presión social más que un asunto de que nos da cosa. Me parece importante porque las bisexuales somos las más invisibilizadas dentro del colectivo LGBTI+, te tildan de inestable o de que no te defines”, dice Frida.

La Conpred señala que las personas bisexuales han luchado por su visibilización, goce y disfrute de sus plenos derechos, los cuales se encuentran establecidos en el Artículo 11 de la Constitución Política de la Ciudad de México bajo el rubro “derechos de las personas LGBTTTI”. La bisexualidad es una orientación sexual real y su invisibilización no permite que tengamos un panorama completo de sus problemáticas, sin embargo, se han hecho esfuerzos por tener algunas cifras, en las que se encuentra que 64.6% de las mujeres bisexuales y el 59.1% de hombres bisexuales percibieron ser discriminados por algún motivo.

Sobre este tema hablaremos en otro texto de esta serie, en el que se abordará como María, Merle y Frida se han sentido discriminadas dentro de la propia comunidad, sus familias y parejas.