CRIANZA

Padres primerizos: su cerebro se encoge y viven depresión postparto

Los padres primerizos experimentan cambios en su cerebro y después de que nacen sus hijos también viven depresión postparto, comprobado por la ciencia

Padres primerizos viven depresión postparto
Padres primerizos viven depresión postpartoCréditos: Pexels
Escrito en LA CADERA DE EVA el

Los cambios de la vida de Mario pasaron antes de que su hija naciera, cuando se fue a vivir con su entonces pareja. Dejó de jugar billar, ver a sus amigos e incluso visitar a su mamá. Prevalecía esta idea de que cuando se es padre, hay que suspender la vida privada, así que la depresión postparto, no la identifica.

Los papás primerizos viven cambios físicos y de salud mental. Un estudio señaló que el cerebro se les encoje pero este efecto no es para mal, sino lo contrario, para bien, ya que su atención esta focalizada. No sólo eso, el 10 % de los primeros papás viven depresión postparto.

Los síntomas del periodo postparto pueden influir frustración, agitación e irritabilidad, un aumento en las actividades que estimulan la dopamina como beber, drogas o juegos de azar y aislamiento.

Mario dice que no dejó de beber o beber más. Simplemente dejó de hacer lo que el gustaba, lo que aumentó la tensión con la mamá de su hija. Ya que ambos tuvieron que centrarse en la crianza sin cuidar los espacios propios. Sin conversación y puntos de fuga, la relación se terminó.

Uno de cada seis hombres puede experimentar altos niveles de ansiedad en el periodo postparto, la cifra aumente cuando pasan los 6 meses de nacido del bebé. La transición es lenta, poco perceptible, sobre todo para los hombres quienes suelen reprimir sus emociones, dijo para el New York Times, el psicólogo Dan Singley.

“Los hombres harán cualquier cosa para evitar la vergüenza y la vulnerabilidad”, dijo Dan Singley.

Los hombres que padecen depresión no suelen abordarla, la mitad de los hombres tienen la mitad de posibilidades de ir a terapia en comparación con las mujeres. Si lo hacen es porque las parejas lo piden, como fue el caso de Kim Hopper quien cuenta su historia en el diario estadounidense.

Ella había detectado que su esposo estaba pasando por un periodo de depresión hasta que éste cedió a un con un psiquiatra, ahora ambos toman la misma pastilla antidepresiva. Su relación también estuvo al borde del abismo, pero reconocer sus emociones, los llevaron a crear una relación basada en la confianza.

¿Qué pasa con los cerebros de los padres primerizos?

Además del tema de la depresión, el estudio “Cerebral cortex” encontró que los cerebros de los padres primerizos se encojen. Tienen una pérdida de un porcentaje o dos de volumen cortical tras el nacimiento de un hijo, pero esto no es negativo.

Lo que pasa es que los hombres enfocan la atención al cuidado de los menores, los especialistas señalan que este resultado es lógico debido a que la zona del cerebro donde ocurre este cambio neurológico se asocia con la aceptación y la calidez de los padres hacia sus hijos.

Para el estudio se analizaron 40 padres primerizos heterosexuales de España y Estados Unidos, el objetivo era medir la reducción del volumen vertical, fueron analizados por resonancia magnética. La razón por lo que pasa esto s que se trata de un refinamiento que potencia la conexión con el bebé, la zona donde ocurre este cambio se asocia con la aceptación y calidez de los padres hacia sus hijos.