TELEVISIÓN

Comercial de Canal 5 se burla del acoso que vivió Jennette McCurdy en 'iCarly’

Canal 5 sacó un comercial que se ha vuelto conversación en redes, ya que se burla de la denuncia de abuso de Jennette McCurdy

Canal 5 se burla del libro de Jennette McCurdy.Créditos: Especial
Escrito en LA CADERA DE EVA el

Canal 5, el de la televisión, ha revivido en redes sociales tras sacar un comercial en el que critica el libro de Jennette McCurdy que publico en agosto de ese año y tituló "I'm Glad My Mom Died" en el que habla sobre el acoso que sufrió mientras trabajó en 'iCarly’.

Los comentarios en redes se han ido contra el comercial ya que se burla de lo que señaló Jennette McCurdy en su libro. En el promocional se habla sobre el personaje de ‘Sam’  que era interpretada por ella, en el que se dice ‘si necesitas dinero, sólo basta con escribir un libro”.

En el libro McCurdy retrata la vergüenza, ansiedad y desprecio hacia su carrera infantil producto de los abusos por parte de su madre y Nickelodeon, entre las consecuencias que vivió sobre adicciones y trastornos alimenticios.

El comercial de Canal 5 hace una burla sobre la situación financiera de las personas y las invita a escribir un libro, lo que se ha señalado como una forma de burla.

"¿Tienes malas finanzas? ¿Le debes a todo el mundo? ¡No te preocupes! Sólo escribe un libro tirándole hate a todo y mira los billetes llegar. Aprende éste y más consejos de Sam en iCarly", dice el comercial.

¿De qué se trata el libro de McCurdy?

El texto gira entorno a cómo su madre, Debra McCurdy la introdujo de manera forzada al mundo del entretenimiento para vivir a través de ella su sueño frustrado de ser una famosa actriz.

Jennette McCurdy explica en su libro cómo se convirtió en el sostén de su hogar desde pequeña, al ser prácticamente la única proveedora económica de la familia, situación que la mantenía en constante presión.

A la edad de 11 años su madre, Debra McCurdy, inició el conteo de sus calorías, también comenzó a teñir su cabello y blanquearle los dientes periódicamente.

La mala alimentación la llevo a padecer anorexia a los 12 años, pues durante una revisión, el doctor que la atendía interrogó a su madre y utilizó esta palabra, que hasta el momento era desconocida para Jennette, por lo que ella consideraba que su madre sólo la estaba cuidando.