VOCES VIOLETAS

Lizzo, la cantante que demuestra que los vestidos con transparencia son para todos los cuerpos

Lizzo no sólo habla de body positive, sino que, frente a las cámaras, demuestra que cualquiera puede usar vestidos con transparencias, sin importar el tamaño del cuerpo

Lizzo, la cantante que demuestra que los vestidos con transparencia son para todos los cuerpos.Créditos: Instagram: @lizzobeeating
Escrito en LA CADERA DE EVA el

La fama de la cantante Lizzo estalló cuando, por medio de TikTok, su canción About Damn Time se hizo tendencia por varias semanas. A partir de ahí, Lizzo comenzó a escalar y ha usado su fama para hablar sobre el body positive, pero no se ha limitado a alentar a las mujeres a usar la ropa que quieran sin importar el tamaño de sus cuerpos, sino que ella misma ha puesto el ejemplo usando transparencias y escotes, luciendo de manera natural los pliegues de su cuerpo.

Sin intentar pretender que su gordura es “hermosa”, Lizzo simplemente existe en un mundo donde los cuerpos delgados forman parte de los cánones de belleza y, rompiendo estereotipos, no se limita a usar lo que está “socialmente aceptado”.

El vestido morado

En el año 2021, Lizzo asistió a la fiesta de cumpleaños de Cardi B con un vestido morado y brillante de una tela bastante transparente; Lizzo se muestra tal como es y complementó su look con unas panties del mismo tono y pezoneras, mientras que el resto de su cuerpo quedó prácticamente al descubierto en este brillante atuendo. Claramente de muy buen humor, Lizzo sonrió mientras entraba descalza en el evento repleto de estrellas y lucía el cabello recogido en un espectacular look con una coleta de cabello alta y accesorios brillantes.

Así mismo, Lizzo ha compartido distintos vídeos bailando twerk mientras la luz refleja de manera angelical el vestido morado.

El atuendo rosa

Por otra parte, hace unos días en la entrega de los premios MTV Video Music Awards, Lizzo subió al escenario para cantar su último sencillo 2 Be Loved (Am I Ready) donde lució un conjunto rosa con transparencias que reafirman la idea de que cualquiera puede usarlas.

Lizzo no necesitó un cuerpo de baile porque gracias a la tecnología y a la pantalla que tenía detrás, la artista se multiplicó y realizó ella misma la coreografía que tenía preparada. También, aprovechó para demostrar su capacidad vocal haciendo algunas notas altas.

Más allá de artista, Lizzo también es una auténtica referente para muchas mujeres. Su visibilidad como personaje público ha servido para que rompiera con todo lo establecido y que se empezara a normalizar las tallas grandes. Además de mostrarse orgullosa de su físico, no duda en mandar mensajes de aceptación del propio cuerpo y es una verdadera activista en todo lo relacionado con el body positive, afirman distintos medios.

Si bien, Lizzo se ha convertido en una referente del body positive, ella lleva muchos años buscando normalizar las tallas grandes, pero quiere llevarlo más allá, afirmó en una entrevista para Vogue.

Creo que, llegado este punto, se me queda un poco corto hablar de positividad corporal. Me gustaría hablar de normalización corporal. Quiero normalizar mi cuerpo, afirma Lizzo.

Según argumenta, el término body positive se ha comercializado tanto y ha sufrido tantas apropiaciones que se ha convertido autocomplaciente incluso, incapaz ya de fomentar el cambio.

Ahora, cuando ves el hashtag ‘body positive’, ves a chicas de complexión más pequeña, chicas con curvas. Montones de chicas blancas. Y no tengo problema con eso, porque mi mensaje es siempre la inclusividad. Me alegro de que la conversación haya calado en el discurso mayoritario. Lo que no me gusta es que la gente para la que se inventó el término no se está beneficiando de ello. Las chicas con el trasero gordo, las chicas que les cuelga la barriga, las chicas que no tienen hueco entre los muslos, que se les solapan. Las chicas con estrías. Pues eso, las chicas del club de la 54 para arriba, afirma para Vogue.

Lizzo está haciendo una crítica hacia el sistema que se ha apropiado del body positive y ella busca simplemente existir en un mundo donde la gordura está satanizada.

 

APVB