Main logo

"Iban por una oportunidad"; universitarios hondureños que iban en el tráiler

Margie y Alejandro, la pareja de novios hondureños que viajaban en el tráiler abandonado en Texas, sólo buscaban una vida digna

Por
Escrito en LA CADERA DE EVA el

Margie Tamara Paz de 24 años  y su novio, Alejandro Miguel Andino Caballero de 23 años iban a Estados Unidos en busca de una oportunidad, ya que en su país se les eran negadas, sus sueños terminaron en el tráiler abandonado en Texas.

Margie y Tamara (Foto: Tomada de Facebook)

Murieron por insolación y deshidratación. Hasta el momento se tiene registro 51 fallecidos 39 son mujeres y 12 hombres de acuerdo con el director del Instituto Nacional de Migración de México, Francisco Garduño.

Margie Paz viajó con su novio, ella estudiaba Licenciatura en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, campus Valle de Sula, UNAH-VS al norte de Honduras. Ya había culminado sus clases y sólo estaba esperando su Práctica Profesional para su título.

Margie Tamara, la joven universitaria que buscaba una oportunidad

Alejandro Miguel Andino también viajaba con su hermano, Fernando José Redondo Caballero, salieron de Honduras el pasado 4 de junio para emprender un largo y tortuoso camino hacia Estados Unidos.

 Más allá del “sueño americano” eran jóvenes que estaban en búsqueda de una vida digna.

{"quote":"“Tenían metas y sueños y aquí no se iban a cumplir”, relató la madre de los jóvenes una entrevista con Telemundo. “Nadie les quiso dar trabajo, siempre les decían que no tenían experiencia”."}

Lee: El tráiler de la muerte en San Antonio Texas

MIGRACIÓN DE JÓVENES

“Margie y Alejandro  eran soñadores, con un carisma y una bondad enorme. Simpáticos, que lograban encajar en otro de una manera tan ágil, porque ellos eran bien educados y caían bien a todos”, dice en entrevista con La Cadera de Eva, Alexander Hernandez, amigo de la pareja, y presidente de la Asociación de Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, campus Valle de Sula.

Margie, Alejandro y Alexander (Foto: Tomada de Facebook)

Lee: Rezan por joven y niños de Veracruz que iban en tráiler de Texas

Los perfiles de estos jóvenes con estudios universitarios no es algo nuevo, “es una situación que sorprende porque lo imagen que se ha construido sobre los migrantes es de personas de bajos niveles educativos y eso hace hace que haya esa sorpresa”, dice en entrevista Miriam González Sánchez, coordinadora de Comunicación del Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi).

“Lo que nos demuestra que las razones por las que que se migran son diversas, las mujeres no sólo salen para mejorar las condiciones de vida sino que está huyendo de la violencia generalizada en sus países y de género, entre las principales causas, -no las únicas- tiene que ver la violencia generalizada, la persecución hacia ellas y sus familias, la desigualdad y discriminación, la pobreza, las consecuencias del cambio climático”, explica Miriam González Sánchez.

Los jóvenes hondureños son soñadores, son pocos los que llegan a un nivel superior o universitario, como fue el caso de Margie y Alejandro, “por las mismas condiciones precarias en las que está el país. Pero cuando la mayoría se gradúa de la universidad, las empresas piden experiencia de varios años, algo muy absurdo, ese es un factor, donde entra la desesperación de poder encontrar un empleo y más si las condiciones de tu familia son bien limitadas”, explica Alexander Hernandez, amigo de la pareja.

Además, Alexander explica que el Golpe de Estado en 2009, Honduras entró en crisis política y eso conllevó a un impacto grande en las fuentes de empleo por qué no había seguridad jurídica y fiscal para las empresas y sobre todo las transnacionales Sin embargo, aún se sienten las consecuencias del pasado pese a que está comenzando un gobierno nuevo bajo el liderazgo de Xiomara Castro.

Lee: "Ser mujer en Honduras es un reto, con una mujer presidenta tenemos esperanzas"

Las medidas migratorias que están llevando a cabo México y Estados Unidos está poniendo en riesgo a las personas, según Miriam González, ya que buscan otros caminos para llegar al país del norte que pone en riesgo sus vidas.

El título 42 que prohibe la entrada de migrantes a Estados Unidos y el programa “Quédate en México” donde se dan facilidades para no migrar y establecerse en el territorio mexicano han vulnerado los derechos de las personas migrantes.

Respecto al “Quédate en México”, Imumi publicó su postura: “esta política ha significado impactos psicoemocionales en la vida de las personas que nadie alcanza a dimensionar. Para la niñez y la adolescencia ha significado vivir con estrés postraumático, ansiedad y estados permanentes de alerta, sumado al miedo de ser víctimas de violencia y la falta de acceso a necesidades básicas como salud, vivienda, educación y empleo, necesidades que se comprometió el gobierno mexicano a cubrir pero que no sucedió”.