Main logo

Colectivas logran exponer 8 casos de violencia feminicida en Edomex

Familiares y colectivas del Estado de México se movilizan en búsqueda de la verdad y la justicia para las que ya no están

Por
Escrito en LA CADERA DE EVA el

El contingente “Verdad y Justicia Estado de México” encabezado por madres y familiares de víctimas de feminicidio, sobrevivientes de violencia machista y colectivas feministas; integrado también por mujeres independientes habitantes de la periferia; han presentado un pliego petitorio ante las autoridades mexiquenses que son responsables de la impartición y procuración de justicia. 

Las exigencias de esta red de apoyo han sido principalmente que se avance en las investigaciones de casos de feminicidio y violencia feminicida. También reclaman que las autoridades de la entidad atiendan debidamente las problemáticas sistemáticas de las que las mujeres mexiquenses son víctimas. 

Desde el 2021 este contingente se ha hecho escuchar en distintas manifestaciones. El 25 de marzo de este año acudieron a las instalaciones de los tres poderes de gobierno del Estado de México con el objetivo de que se atendieran sus exigencias. Resultado de las reuniones, para el 30 de marzo se obtuvieron diversos avances respecto a los casos expuestos por las familias. 

VERDAD Y JUSTICIA PARA TODAS 

Desde el oriente hasta el norte del Estado de México, mujeres organizadas se han movilizado a exigir verdad y justicia para los casos de feminicidio y violencia machista que todos los días suceden en la entidad. 

El Estado de México concentró el 14.8% de los presuntos delitos de feminicidio a nivel nacional en el 2021. En el primer mes del 2022, la entidad sumó 14 feminicidios, acumulando el 18.42% de los registrados en todo el país (75) en ese periodo: la mayoría de las víctimas eran mayores de 18 años, mientras que a un mínimo porcentaje no se le identificó su rango de edad, según cifras oficiales. 

Sin embargo, en el caminar cotidiano más allá de los datos y las cifras se encuentran las familias de víctimas de feminicidio que se han sumado al contingente “Verdad y Justicia Estado de México”, donde han encontrado una red de apoyo para seguir luchando. 

Lee: "Dejan de simular que trabajan denuncian mamás de víctimas de feminicidios en Edomex 

Justicia para Verónica Monroy 

Entre las familias integrantes se encuentran Minely y Josué, dos hermanos que perdieron a su madre; Verónica Monroy fue víctima de feminicidio el 7 de febrero del 2021 en el municipio de Tecámac. Según el testimonio de Minely, las autoridades han manejado la línea de investigación como un suicidio, lo que ha ocasionado que la muerte de su madre no sea investigada con perspectiva de género. 

Tras las movilizaciones que han hecho fuera de las instalaciones judiciales del Estado de México han podido ejercer presión para que el caso de su madre no quede impune y se reclasifique como feminicidio. Los hermanos exponen que el sospechoso es un sujeto que acosaba a Verónica. 

Justicia para Sandra García 

El 18 de mayo de 2020 Sandra García  fue asesinada por su pareja sentimental, Luis Iván “N”, en San Luis Tecuautitlan Temascalapa. El asesinato fue ocultado por los familiares del feminicida a la madre de Karina, la señora Antonia Alemán. Le dijeron que la causa de muerte de Karina, había sido provocada por una congestión alcohólica; sin embargo, dicha difamación no corresponde con la personalidad de Karina, ya que ella no era consumidora frecuente, ni en altas cantidades de alcohol, como sí lo era Luis, según afirma su madre. 

Cuando la Señora Antonia Alemán exige que se apliquen los peritajes mínimos necesarios, conforme al protocolo de feminicidio, el cual debe ser aplicado de manera obligatoria en cualquier muerte violenta de mujeres, los peritajes científicos determinaron que la causa de muerte de Karina había sido por estrangulamiento. 

En septiembre del 2021, Luis Iván Rodríguez Figuera  fue detenido por su presunta participación en el feminicidio de Karina, hasta ahora, la señora Antonia Alemán ha tenido dos audiencias, ambas pospuestas debido a los “requerimientos” de la defensa de Luis Iván. 

“Pareciera que los derechos del presunto feminicida son ponderados ante los de Karina y su madre como víctimas” denuncian.

Justicia para Salma Correa 

Salma falleció el 1 de abril de 2019 en Chalco a consecuencia de las heridas que le provocó Ricardo "N" al atropellarla de manera intencional en dos ocasiones. Lo detuvieron el 19 de abril de 2021 en el estado de Hidalgo, sin avisarle de la primera audiencia a Gloria Reyes, madre de Salma. 

A pesar de haber sido vinculado a proceso el día 21 de abril de 2021, las autoridades se negaron a recibir la carpeta de investigación, pues argumentaban que estaba mal elaborada. Las audiencias han sido aplazadas por motivos diversos que favorecen a los intereses del asesino, según explican las familiares de Salma. En la última audiencia, las autoridades judiciales concluyeron que el caso no podía ser juzgado con perspectiva de género. 

 Justicia para Fernanda Sabalza

Fernanda tenía 19 años, era madre y quería ser maestra.  Fue asesinada en Tlalnepantla de Baz; salió de su casa el 20 de junio del 2020 y nunca regresó. Su padre, Mauricio Sabalza, junto a su familia, no han dejado de buscar la verdad sobre lo que le pasó a su hija. 

Hasta la fecha no hay detenidos, ninguna línea de investigación, no hay orden de aprehensión a pesar de pruebas que ha recaudado su padre por sus propios medios; la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a 1 año 9 meses no ha dado respuestas favorables. En noviembre 2021, lograron desbloquear el móvil de Fernanda y todo gracias a que Mauricio Sabalza pidió apoyo a un perito profesional externo a la fiscalía mexiquense. 

A la fecha, Mauricio Sabalza ha denunciado la pérdida de pruebas fundamentales para el caso de su hija. Con las últimas reuniones que ha tenido con autoridades de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Mujer, menciona que “aparecieron mágicamente” grabaciones que estaban perdidas. Sumado a los pocos avances, se le informó que se comenzaría con la expedición de una ficha de búsqueda del sospechoso, quien era pareja sentimental de Fernanda, y que desde su feminicidio se encuentra desaparecido. 

Justicia para Martha Téllez 

“Martita” es como la nombra su madre al contar la historia de su feminicidio. Martita Téllez fue asesinada en febrero de 2016, a sus 17 años dos sujetos la secuestraron, abusaron sexualmente de ella y después la asfixiaron con sus agujetas hasta dejarla sin vida. 

Así como en el caso de Fernanda Sabalza, la madre de Martha, Verónica Téllez, ha tenido que emprender su propia investigación, pero las autoridades de la Fiscalía General no le han recibido los resultados. 

Ante la digna rabia, el enojo y el coraje provocado por el feminicidio de su hija. Verónica protesta contra la violencia institucional que han ejercido sobre ella y su familia ya que en diversas ocasiones han sido amenazadas. Dentro de sus exigencias han pedido medidas de protección para la familia de Verónica así como sanciones al gobierno de Nancy Gómez ante la criminalización y represión dada en diversas manifestaciones en Chicoloapan. 

Lee: A 6 años del feminicidio de Martha Téllez, no hay proceso de investigación 

Renata y Diana viven en la memoria 

Algunos de los casos de feminicidio que integran esta red de acompañamiento son los de Diana Florencio y Renata Martinely; en diversas circunstancias y contextos, sus casos han tenido “avances” respecto a las sentencias de los feminicidas. 

Lee: Pido pena máxima: Lidia Florencio; declaran culpable a feminicida de Diana 

Uno de los feminicidas de Diana Florencio, asesinada en 2017 en Chimalhuacán, recibió una sentencia de 93 años. Tras casi 4 años de lucha, Lidia Florencio (madre de Diana) y su familia “le han arrancado un cachito de justicia” al Estado. Durante todo el proceso de investigaciones y presentación de pruebas, la familia resalta la falta de capacitación con perspectiva de género y la insensibilidad en casos de violencia feminicida por parte de las autoridades. 

Afirman que “esta falta de capacitación de las autoridades llega a ser un factor determinante para que la justicia nunca se haga presente para las víctimas de feminicidio en el Estado de México”

Renata Martinely, una niña de 13 años fue asesinada en 2020 en Ixtapaluca, el feminicida habría sido vinculado a proceso el 31 de diciembre del 2021. Sin embargo, el 16 de enero de 2022 el feminicida de Renata fue asesinado dentro del penal donde se encontraba. Karen Reyes, madre de Renata cuenta que no sabe cómo sentirse al respecto, pero ella grita el nombre de su hija junto a las otras madres y familias. En las reuniones dadas el 25 y 30 de marzo, dentro de sus principales exigencias es que se le otorgue la reparación integral del daño para poder terminar con el proceso judicial. 

Asimismo, el contingente busca que en el Congreso Local se legisle en favor de las vítimas de feminicidio y que los asesinos no puedan ampararse con la vigente ley de Amnistía. 

Lee: Muere Carlos Daniel N, feminicida de una menor de 13 años 

De víctimas a sobrevivientes 

Sandra es sobreviviente de la violencia del potencial feminicida Germán Youshimata, su ex pareja. Ella llegó al contingente en una de las movilizaciones realizadas fuera del poder judicial del municipio de Naucalpan. Su caso aún sigue en proceso de audiencias, en espera de una sentencia. Cuenta que gracias a las colectivas feministas ha tomado fuerza para luchar por su caso. 

Carmen Sánchez es sobreviviente y víctima de ataque con ácido en el 2014. Su historia ha sido conocida en diversos medios y en redes sociales. Después de 8 años de que Efrén "N" intentara asesinar con ácido a Carmen Sánchez y a pesar de ser capturado por las autoridades en mayo de 2021, Efrén vinculado a proceso por feminicidio en grado de tentativa, todavía no ha recibido una sentencia. Carmen es fundadora de una asociación que busca ayudar a otras víctimas y sobrevivientes de ataques de ácido. 

"Todas habitantes del Estado de México y víctimas, no solo de esos hombres machistas patriarcales, sino víctimas también del Estado Mexiquense que con acciones claras ha declarado la guerra contra nosotras", denuncian integrantes del contingente Verdad y Justicia.

TODOS LOS DÍAS SON 8M 

Familias de víctimas de feminicidio y violencia machista se siguen acercando a las colectivas feministas, por lo que se hacen presentes en distintas acciones de lucha. Para ellas todos los días son 8 de marzo, es decir, todos los días son de protesta porque a diario las mujeres son víctimas y sobrevivientes de la violencia machista y feminicida. 

“Nosotras quisiéramos estar presentes acompañando a las familias que diariamente se suman como víctimas del feminicidio de sus mujeres. Sin embargo, no nos alcanza la vida, los recursos y el tiempo, debemos tener en claro que diariamente son 12 los asesinatos de mujeres en toda la república, son 27 mujeres las que desaparecen diariamente y cada 18 segundos una mujer es violada” mencionan mujeres organizadas del Bloque Negro del Estado de México.

Lee: Revive el 8M: "Mi primera marcha", miles de mujeres toman las calles 

Según Amnistía Internacional, las autoridades no siempre examinan todas las líneas de investigación y su falta de actuación conlleva a las familias de las víctimas –generalmente a las mujeres– a asumir el liderazgo de las investigaciones invirtiendo sus propios recursos, como el caso de Verónica Téllez y Mauricio Sabalza. 

“El impacto de cada feminicidio es terrible en las familias de las víctimas, quienes, en su búsqueda del acceso a la verdad, justicia y reparación del daño, padecen además la revictimización de las autoridades. Por ello, seguimos insistiendo en que el tema de la violencia contra las mujeres ocupe un lugar prioritario en la agenda del gobierno federal y de los gobiernos locales”, precisó Edith Olivares Ferreto de Amnistía Internacional.

Menciona un informe presentado por Amnistía Internacional respecto al actuar de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que se dan casos en que las autoridades amenazan y acosan a las familias para que no llamen la atención de sus superiores. 

Asimismo, las autoridades no siempre aplican la perspectiva de género durante todo el proceso penal, lo que contraviene los protocolos para la investigación de muertes violentas de mujeres. Esto se ha visto en cada uno de los casos que integran el contingente “Verdad y Justicia Estado de México”, lo que se ha visibilizado por los testimonios de las familias. 

Lee: Con capucha o en la academia: diferentes visiones de la lucha feminista 

DIGNA RABIA Y TERNURA RADICAL

Ante la digna rabia, el coraje, el enojo y la violencia que atenta contra la vida de las mujeres de diversas maneras, quienes integran la búsqueda de la Verdad y Justicia en el Estado de México han formado más que un contingente. 

Al grito de “las queremos bloque, las queremos” se reconocen a las mujeres que estudian, trabajan, que son madres, hijas y hermanas; mujeres que se visten de negro para proteger su identidad de un sistema que criminaliza la protesta feminista. Son ellas que abrazadas a las familias, se acompañan entre el dolor y la rabia. 

Las autoridades mexiquenses les han negado el acompañamiento del bloque negro a las familias en la última reunión dada en la Fiscalía General de Justicia del Edomex, dando razón que “no podían arriesgarse”. En protesta, las madres, padres, hijas e hijos de las víctimas asistieron a las instalaciones vestidos de negro y exigieron que en futuras ocasiones puedan ser acompañados por las mujeres que han caminado a su lado. 

“A todas las mujeres que habitamos el país, este es un llamado urgente para defender nuestra vida, nacimos en medio de crisis; las mujeres estamos siendo violentadas y asesinadas por el Estado y el narcotráfico. En nosotras está poder ser escuchadas en todo el mundo, en nosotras está arrancarle la dignidad al Estado, la justicia, la vida, pues estamos vivas pero no sabemos hasta cuándo y el sistema mexicano ni siquiera nos garantiza que podamos llegar a cumplir nuestras metas” sentencian.