Main logo

El peso de la infidelidad: ¿se puede perdonar?

Para que exista una infidelidad hay tres elementos clave: una relación secreta, una conexión emocional y una alquimia sexual, explicó Esther Perel

Por
Escrito en LA CADERA DE EVA el

¿Por qué engañamos? ¿Por qué las personas felices son infieles? ¿Qué significa la infidelidad? ¿Una conexión, una historia de amor, una conversación sexual, una relación íntima?, la psicoterapeuta y escritora belga Esther Perel define a la infidelidad como tener un cáncer, nadie quiere vivirlo, pero aquel que lo sobrevive tiene una nueva perspectiva. 

Se cree que la infidelidad se da por parte de los hombres, por aburrimiento o miedo a la intimidad; mientras que, a las mujeres se le adjudica por soledad y ansias en la intimidad, pero ¿por qué esquematizamos a la infidelidad por el género? 

¿LA INFIDELIDAD ES EL FIN DE UNA RELACIÓN?

El engaño es un acto común poco comprendido, porque el adulterio existe desde que se inventó el matrimonio, explicó Perel en su Ted Talk Repensando la infidelidad...una charla para quien haya amado alguna vez. “Es algo que está universalmente prohibido, pero es universalmente practicado”, señaló. 

La monogamia solía ser la elección de una persona para toda la vida, pero ahora es la elección de una persona a la vez, explicó la experta, quien también señala que la infidelidad no tiene nada que ver con el amor. Cuando se habla de un engaño se cree que los hombres sienten la presión de alardear y exagerar y  las mujeres de ocultar, minimizar o negar; pero según las investigaciones de Perel el 95 por ciento de las personas consideran que esta terriblemente mal mentir acerca de una infidelidad y casi el mismo porcentaje afirmó que lo haría. 

¿Por qué? Para que exista una infidelidad, Perel incluye tres elementos clave: una relación secreta, una conexión emocional y una alquimia sexual. En este último, sostiene que la imaginación puede ser tan poderosa que un beso en la mente puede traducirse en horas de sexo. Como dijo Marcel Proust: “Es nuestra imaginación la responsable del amor, no la otra persona”, recordó. 

Foto: Pexels 

La infidelidad vive un proceso de duelo y dolor, pero Esther Perel resaltó que actualmente es aún más doloroso por el ideal romántico. Creemos que una persona debe cumplir una lista interminable de necesidades, que debe convertirse en la mejor amante, mejor amiga, mejor confidente, mejor aliada, mejor padre, compañera emocional, etcétera, y uno mismo carga con la responsabilidad de también serlo. Por esa razón, la infidelidad amenaza al propio ser, a la confianza y a la seguridad.   

Por otro lado, vivimos en un mundo donde constantemente nos dicen: “persigue tus sueños, cumple tus deseos y busca la felicidad que mereces” y juzgamos a aquellos que  deciden quedarse en una relación después de una infidelidad porque ante la idea de “abandonar todo lo malo” se convierte en algo vergonzoso. 

El tema es que las infidelidades no están vinculadas con la otra persona, sino con uno mismo. Existen cosas y situaciones que a pesar de tener una buena relación nunca estarán. Los engaños son una expresión de añoranza y pérdida, un espacio de anhelos y deseos; una forma de re-capturar momentos perdidos de nosotros mismos, de recuperar nuestra vitalidad, porque no nos hemos dado cuenta que nos alejamos de nosotros mismos y que una infidelidad nos aleja de aquella persona en la que nos convertimos y tal vez, no queremos ser. 

¿SE PUEDE CURAR UNA INFIDELIDAD? 

“El engaño está lejos del sexo y muy cerca del deseo. Es la búsqueda de atención, de sentirse especial, de ser importante”, sostiene Perel. “Algunas aventuras suceden en relaciones moribundas, otras son nuevas posibilidades. Algunas relaciones sobreviven y convierten a una crisis en oportunidad”, explicó. 

La realidad es que después de una aventura muchas parejas han tenido conexiones y conversaciones profundas, más abiertas, nuevos encuentros sexuales y la construcción de una nueva verdad. Otras se acaban porque cuando se revela un engaño comienza una etapa de curación; el primer paso es reconocer y expresar la culpa y remordimiento de quien lo hizo por haber lastimado a la otra persona, establecer los límites y así, aliviar poco a poco la obsesión de la persona lastimada para entender y decidir si se puede reconstruir la confianza. 

Foto: Pexels 

Si te engañaron es importante trabajar en tu autoestima, contar con una red de amigos y apoyo, hacer actividades que disfrutes y no cavar en detalles que te hagan daño y quiten el sueño. Perel aconseja hacer preguntas de investigación, aquellas que intentan entender el significado, el por qué, los sentimientos, lo que representó. 

La infidelidad es una de las muchas formas en las que se puede lastimar a una pareja y tiene muchos matices. Claro que es una traición, pero siempre vendrá con una doble perspectiva, la causa y el significado. 

Con información de Repensando la infidelidad...una charla para quien haya amado alguna vez, Esther Perel