ESTADOS

La alberca de Edomex que sólo sirvió para la fotografía

Cinco años después, la instalación deportiva permanece cerrada y requiere de otros 9 millones de pesos para rehabilitarla

  • PARIS ALEJANDRO SALAZAR
  • 21/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La alberca de Edomex que sólo sirvió para la fotografía
La alberca de Edomex que sólo sirvió para la fotografía. (Especial)

En una de las colonias más pobres del municipio mexiquense de Tultitlán se inauguró en 2012 una alberca semiolímpica en la que se invirtieron 9 millones de pesos como parte de la Unidad Deportiva Bicentenario “Sierra de Guadalupe”, y después de la fotografía de los políticos fue cerrada por diversas fallas.

Cinco años después, la instalación deportiva permanece cerrada y requiere de otros 9 millones de pesos para rehabilitarla.

Desde la inauguración han pasado dos nuevos alcaldes que no han podido solicitarle a la empresa que reconstruya la alberca, o bien, destinar recursos para su puesta en operación.

Marco Antonio Calzada, entonces alcalde de Tultitlán, gestionó recursos por 9 millones de pesos ante la Comisión Nacional del Deporte (Conade) para el proyecto deportivo.

Se llamaría Unidad Deportiva Bicentenario “Sierra de Guadalupe”, la cual beneficiaría a 3 mil 500 vecinos de las colonias Sierra de Guadalupe, El Tesoro y Solidaridad.

Sería una obra emblemática para el gobierno municipal, ya que se construiría en la Sierra de Guadalupe, una de las colonias más pobres de la zona sur de Tultitlán, que colindaba con el ex tiradero de basura a cielo abierto -hoy centro de transferencia- y en las faldas de una reserva natural.

La alberca mide 17×25 metros, cuenta con áreas de gradas, baños, vestidores y cuarto de máquinas.

La construcción del complejo deportivo inició en 2010. A principios de 2012, Marco Antonio Calzada, pidió licencia para separarse del cargo y buscar una diputación federal. Al frente del ayuntamiento se quedó el primer regidor, José Luis Pérez Cortes.

El 4 de abril de 2012, las autoridades municipales inauguraron la alberca semiolímpica, durante el evento, José Luis Pérez Cortes señaló que gracias a las gestiones realizadas por su antecesor (Marco Antonio Calzada) ante instancias federales “pueden consumarse proyectos de amplio beneficio para las comunidades que más lo necesitan”.

Con sonrisas en el rostro y entre abrazos y apretones de mano, los funcionarios municipales recorrieron las nuevas instalaciones deportivas y posaron para las fotografías del recuerdo.

Al término del festejo cerraron la alberca para ya no volverlo a abrir.

La alberca semiolímpica tenía filtraciones y las calderas no funcionaban. El agua comenzó a salirse del inmueble y corrió por las calles sin pavimentar que rodean el deportivo.

Se anunció que se corregirían las fallas y se podría en marcha en unos meses, pero el gobierno terminó su periodo.

Marco Antonio Calzada llegó a la diputación y la nueva presidenta municipal Sandra Méndez no asumió la problemática.

Las autoridades municipales han reconocido que desapareció la empresa constructora de la alberca, y han dicho que ya se notificó al Órgano Superior de Fiscalización para que procediera conforme a derecho, ya que se incumplió con la normatividad y se entregó un mal trabajo.

Otra constructora hizo una evaluación de la construcción y señaló que corregir las fallas y deficiencias tendría un costo cercano a los 9 millones de pesos.

Fuentes al interior del municipio de Tultitlán, revelaron a La Silla Rota que a principios de 2014 el cabildo –presidenta municipal, síndicos y regidores- aprobaron por mayoría destinar 9 millones de pesos para la reparación de fallas de la Unidad Deportiva Bicentenario “Sierra de Guadalupe”, pero no se realizó ningún trabajo.

Sandra Méndez, llegó a la diputación federal por el Distrito 8,  la misma curul que ocupaba Marco Antonio Calzada. En 2016 llegó a la presidencia municipal Adán Barrón Elizalde, quien tampoco ha realizado gestiones para poner en funcionamiento la alberca.

jamp