ESTADOS

A 9 meses del sismo damnificados de Jojutla siguen viviendo en carpas

Decenas de familias en Jojutla siguen viviendo en carpas de plástico donadas por fundaciones

  • HÉCTOR RAÚL GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 19/06/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar

JOJUTLA, Morelos (La Silla Rota).- A nueve meses del terremoto del 19 de septiembre de 2017, decenas de familias damnificadas en Jojutla, Morelos, aún viven en carpas de plástico donadas por fundaciones.

Elizabeth Salgado Maldonado, jefa de familia cuya casa se vino abajo en el terremoto, narra lo difícil que han sido para ella estos nueve meses.

“Es muy triste porque han pasado días en que mi hijo tengo que secarle los cuadernos, tenemos plancha, a puro ventilador, los libros porque se han mojado, porque no tenemos el cuidado de dejar la mochila abajo de la cama, del mueble, es muy difícil eso”, dijo.

Puedes leer en La Silla Rota : Los damnificados olvidados en Jojutla

La mujer acusa que la situación por la que atraviesan es producto del engaño de las autoridades federales, quienes prometieron apoyos para todos los damnificados, pero a ella, como adecenas de familias que perdieron su patrimonio construido durante décadas, solo le dieron 15 mil pesos.

“Fue un engaño, nos hicieron firmar de unas tarjetas que nunca llegaron, nada más nos dieron una tarjeta que tenía en el banco 15 mil de los cuales los sacamos porque había temor de que los fueran a retirar ellos mismos, entonces ya los sacamos, ya fuimos a los materiales, ya tenemos un poco de material que hemos comprado, pero no es lo suficiente ni para empezar”, dijo.

Pero no solo las familias han sido víctimas del olvido y desinterés de las autoridades.

Los comerciantes establecidos de Jojutla también padecen la falta de apoyo y la lentitud con la que avanza el proceso de reconstrucción de este municipio, considerado el centro económico del sur de Morelos.

“Sí, el comercio sí se ha visto bastante afectado, se ha tratado de reactivar porque mucha gente a pesar de que esté tirado el centro de Jojutla llega y quiere conocer todavía cómo va, cómo ha avanzado, si ha tenido algún progreso, pero no, pues sinceramente yo creo que el comercio en lo personal estará a un 60 por ciento a como estábamos antes”, dijo Nayib Montero, encargado de una panadería fundada en Jojutla hace 17 años.

Al ritmo que va, ni los comerciantes ni las familias damnificadas que viven en carpas ven que pronto concluya la reconstrucción de Jojutla.

“Sí hay unos que están un poco más afectados debido a que las calles están abiertas, permanecen cerradas las vialidades y mucha gente que era de aquí aledaña a la zona se tuvo que mudar, como los que estaban en la colonia Juárez, pasando el puente, que toda esa colonia quedó devastada”, dijo Nayib.

Ante el olvido, Doña Elizabeth Salgado sabe que la única manera de salir adelante es, en su caso, la venta de gelatinas y yogurt casero que elabora.

“Yo quisiera tener tabicón, la arena, la grava y yo mismo decirle al albañil ‘yo le ayudo, dígame cómo y vamos a levantar’ porque a mí me duele ver a mi hijo, ver a mi familia en esas condiciones, si ustedes pasaran a ver en el lavadero, que no es un lavadero, es una tina, anoche se me rodaron las lágrimas diciendo ‘lleva los trastes al lavadero’, ¿cuál lavadero? No hay nada”, dijo.

A los problemas que trajo el sismo, la falta de apoyo económico y las enfermedades se suma una crisis que apenas comienza: la de la basura.

A diferencia de hace algunos meses, en las calles de Jojutla se pueden ver montones de basura acumuladas en las esquinas.


kach