NACIÓN

Huérfano de liderazgos, el PRI apaga 90 velitas

Ni Peña ni Meade acudieron al acto en la sede tricolor; sirve de pasarela a Narro e Ivonne Ortega, aspirantes a dirigir el partido

  • ERIKA FLORES
  • 04/03/2019
  • 22:05 hrs
  • Escuchar
Huérfano de liderazgos, el PRI apaga 90 velitas
Celebración del 90 aniversario del PRI. (Erika Flores)

Sí. Como en los viejos tiempos el PRI de masas,  multitudinario, resurge, aunque sea solo dentro del auditorio Plutarco Elías Calles, donde sus históricas corporaciones pelean, porra contra porra, por mostrar su minúsculo músculo. Por eso los asistentes al noventa aniversario del  Revolucionario Institucional miran la pequeña representación de la CTM intentando acallar a los de la CNOP, y estos a su vez a la de la CNC; y estos a los del OMNIPRI. Y así, de porra en porra, matan el tiempo intentando encender el ambiente mientras comienza el acto que la presidenta del partido, Claudia Ruiz Massieu, encabezara por su 90 aniversario.

Contrario a lo que se esperaba, la explanada del CEN nacional está vacía; y no fue precisamente por la lluvia que caía, sino por la situación económica que atraviesa el instituto. Por eso cada empleado se preparó a su manera, para la fiesta. El personal de limpia lució su bata tricolor como uniforme; un ex empleado de Los Pinos portó su elegante corbata con decenas de imágenes del escudo nacional (regalo del expresidente Enrique Peña Nieto, antes de dejar el cargo); y personal de vigilancia utiliza las sombrillas que muestran los colores del partido y las siglas de Pepe Meade, en la última campaña presidencial.

-¿Esperan que llegue el ex candidato?, le pregunto al hombre del paraguas

-No, es que no teníamos otras para la lluvia, confiesa.

Ray Connif suena dentro del auditorio priísta; es la orquesta sinfónica del Estado de México la que ejecuta la pieza que seguramente, el músico nunca imaginó estaría presente en el aniversario tricolor. Ruiz Massieu ingresa al lugar flanqueada por una pequeña planilla priísta, sobreviviente de la cuarta transformación: Miguel Ángel Osorio Chong, Emilio Gamboa, Alfredo del Mazo, César Camacho, Beatriz Paredes, Dulce María Sauri, José Narro, Ivonne Ortega, René Juárez... Y claro, el espíritu del extinto Luis Donaldo Colosio a quien durante el pase de lista declaran al unísono "¡presente!". Alejandro Moreno, gobernador de Campeche, aspirante como Ortega y Narro a dirigir los destinos del tricolor, no se hizo presente.

Un video conmemorativo resume en dos frases, el significado del PRI en la historia: "la construcción de México" y "las bases de una país democrático". Una frase de autocrítica asoma, aunque incompleta "tuvimos errores que no vamos a repetir", cita. "La renovación va a fondo", promete. Y finalmente concluye con el lema de su nueva imagen política: "El PRI tiene historia y porvenir".

Mesurada, Claudia Ruiz Massieu, enfoca su discurso a las bases a la que apuestan su regreso a la presidencia en 2024. Sus frases, son contundentes. "Si bien impulsamos la democracia afuera, no lo hicimos hacia dentro, lo que nos hizo alejarnos de la ciudadanía y de nuestra propia militancia... Pero solo desde la militancia podremos construir el partido del siglo XXI... Lo que más nos une es la militancia... Todos somos militantes y todos somos necesarios", concluye. Los aplausos de la militancia presente (mucha de ella mexiquense), no se hacen esperar.

Y aunque el acto político termina con el ánimo en alto, el discurso tricolor se esfuma en las calles, donde esa pequeña planilla priísta se retira abordo de sus enormes camionetas, sin dirigir una sola mirada a esos militantes que les esperaron en la calle para el pase de lista sindical. Y que de paso, les despidió entre vivas y aplausos.

Sí. Como en los viejos tiempos el PRI de masas,  multitudinario, resurge, aunque sea solo dentro del auditorio Plutarco Elías Calles, donde sus históricas corporaciones pelean, porra contra porra, por mostrar su minúsculo músculo. Por eso los asistentes al noventa aniversario del  Revolucionario Institucional miran la pequeña representación de la CTM intentando acallar a los de la CNOP, y estos a su vez a la de la CNC; y estos a los del OMNIPRI. Y así, de porra en porra, matan el tiempo intentando encender el ambiente mientras comienza el acto que la presidenta del partido, Claudia Ruiz Massieu, encabezara por su 90 aniversario.

Contrario a lo que se esperaba, la explanada del CEN nacional está vacía; y no fue precisamente por la lluvia que caía, sino por la situación económica que atraviesa el instituto. Por eso cada empleado se preparó a su manera, para la fiesta. El personal de limpia lució su bata tricolor como uniforme; un ex empleado de Los Pinos portó su elegante corbata con decenas de imágenes del escudo nacional (regalo del expresidente Enrique Peña Nieto, antes de dejar el cargo); y personal de vigilancia utiliza las sombrillas que muestran los colores del partido y las siglas de Pepe Meade, en la última campaña presidencial.

-¿Esperan que llegue el ex candidato?, le pregunto al hombre del paraguas

-No, es que no teníamos otras para la lluvia, confiesa.

Ray Connif suena dentro del auditorio priísta; es la orquesta sinfónica del Estado de México la que ejecuta la pieza que seguramente, el músico nunca imaginó estaría presente en el aniversario tricolor. Ruiz Massieu ingresa al lugar flanqueada por una pequeña planilla priísta, sobreviviente de la cuarta transformación: Miguel Ángel Osorio Chong, Emilio Gamboa, Alfredo del Mazo, César Camacho, Beatriz Paredes, Dulce María Sauri, José Narro, Ivonne Ortega, René Juárez... Y claro, el espíritu del extinto Luis Donaldo Colosio a quien durante el pase de lista declaran al unísono "¡presente!". Alejandro Moreno, gobernador de Campeche, aspirante como Ortega y Narro a dirigir los destinos del tricolor, no se hizo presente.

Un video conmemorativo resume en dos frases, el significado del PRI en la historia: "la construcción de México" y "las bases de una país democrático". Una frase de autocrítica asoma, aunque incompleta "tuvimos errores que no vamos a repetir", cita. "La renovación va a fondo", promete. Y finalmente concluye con el lema de su nueva imagen política: "El PRI tiene historia y porvenir".

Mesurada, Claudia Ruiz Massieu, enfoca su discurso a las bases a la que apuestan su regreso a la presidencia en 2024. Sus frases, son contundentes. "Si bien impulsamos la democracia afuera, no lo hicimos hacia dentro, lo que nos hizo alejarnos de la ciudadanía y de nuestra propia militancia... Pero solo desde la militancia podremos construir el partido del siglo XXI... Lo que más nos une es la militancia... Todos somos militantes y todos somos necesarios", concluye. Los aplausos de la militancia presente (mucha de ella mexiquense), no se hacen esperar.

Y aunque el acto político termina con el ánimo en alto, el discurso tricolor se esfuma en las calles, donde esa pequeña planilla priísta se retira abordo de sus enormes camionetas, sin dirigir una sola mirada a esos militantes que les esperaron en la calle para el pase de lista sindical. Y que de paso, les despidió entre vivas y aplausos.

JGM