DINERO

"Antes vendía a la 'antigüita'; la pandemia me orilló a vender por internet

“La desconfianza de los fraudes o la inseguridad y no saber usar bien el internet era lo que me limitaba a ser más visionaria", reconoce Laura

  • REDACCIÓN
  • 16/02/2021
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
Antes vendía a la antigüita; la pandemia me orilló a vender por internet

Debido a la pandemia, Laura Meléndez, fundadora de Mexicreaciones Caja Mía, un negocio dedicado a la elaboración y diseño de productos personalizados tuvo como reto abrirse paso en internet.

Con el lema “regala algo que no sea pasajero” busca impulsar la idea de que los productos son “hechos con amor” y hace un llamado fuerte y claro: “consume local

Antes de la pandemia la señora Laura acudía a cursos para realizar manualidades y los domingos salía al tianguis a vender sus productos.

Mexicreaciones nace de la inquietud de siempre estar creando y poniendo un toque único a las cosas. “Siempre me han encantado las manualidades” y en Mexicreaciones todo tiene  un uso útil y son personalizables.

Ella cuenta que , cuando inició la cuarentena, hace casi ya un año, pensó que sería una pausa de un par de semanas.

Sin embargo, al pasar el tiempo y ver que la situación no mejoraba, y que los ingresos no siempre alcanzan, decidió, junto con su hija, publicar sus productos en redes sociales y fue así que inició la constancia de publicar en Instagram y Facebook los productos que ya tenía elaborados, como cajitas para te, libretas, cajitas para pañuelos.

A pesar de no contar como tal con una tienda en línea, las plataformas han ayudado a llegar a personas y poder seguir vendiendo los productos.

Ella está convencida que el ecommerce la ha beneficiado al poder “mover” la mercancía, la inversión que ya tenía de meses atrás y también llegar a más personas.

“Me gusta cuando empiezas a mostrar a las personas la variedad del trabajo, es gratificante porque se ve que se valora el trabajo que hacemos, son horas de estar pensando qué hacer.

"NO SOY MUY BUENA MANEJANDO LAS REDES, MI HIJA ES QUIEN ME AYUDA”

“La desconfianza de los fraudes o la inseguridad y no saber usar bien el internet era lo que me limitaba a ser más visionaria. Estaba a la antigüita pero ahora he ido perdiendo el miedo”, dice.

Con el paso de los meses, la venta de los productos ha ido mejorando. “Nos ha ido mejor porque tenemos mayor alcance que el que podíamos tener en el tianguis. Al principio era sólo con la familia y los conocidos”.

La señora Laura está consiente, de que si no te involucras en las nuevas tecnologías y les pierdes el miedo, te quedas desfasada y no prosperas. Además, que en este tiempo de confinamiento por la pandemia “nos sirve como terapia trabajar, pensar el toque especial que le damos a nuestros productos nos despeja de la pandemia y de todo lo malo que ocurre a nuestro alrededor”.

CRECE COMERCIO ELECTRÓNICO; EN 2019 REPRESENTÓ 6% DEL PIB

Durante el 2019 el comercio electrónico en México registró un crecimiento sin precedentes, impulsado principalmente por las ventas minoristas, y la tendencia irá en aumento por los cambios en los hábitos de los consumidores, a partir de la pandemia por la covid-19 que aceleró las ventas a distancia.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el 2019 el valor agregado generado por el comercio electrónico fue de 1 billón 462,583 millones de pesos, lo que representó 6% del Producto Interno Bruto.

Del 1 billón 462,583 millones de pesos, 38.6% corresponde al comercio al por menor de bienes; 21.6% al comercio al por mayor de bienes y 39.8% al resto de los servicios.

El comercio electrónico o e-commerce es un modelo de negocios basado en las compra y venta de productos y servicios por medios electrónicos, ya sea en las redes sociales o en los sitios web.

El Inegi destacó que la economía digital se centra en la contribución a la economía que genera el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC), a través de su propia evolución o con el surgimiento de negocios digitales (servicios gratuitos de correo electrónico y redes sociales) y el fenómeno cada vez más creciente del comercio digital (compra - venta en línea, que permite bajar precios y ampliar catálogos de productos).