TRATA DE PERSONAS

Anna estudiaba en Londres; fue secuestrada y violada "miles de veces"

Lo que sería una estancia de provecho en tierras británicas, terminó siendo un infierno para la joven rumana
Anna estudiaba en Londres; fue secuestrada y violada "miles de veces"Anna estudiaba en Londres; fue secuestrada y violada "miles de veces" (Foto ilustrativa/tomada de la web)

Anna viajó de su natal Rumania a Inglaterra, específicamente a Londres, donde estudiaría mientras se mantenía de varios trabajos pequeños y temporales. Sin embargo, su sueño fue truncado prácticamente de forma inmediata.

Un día de aquel mes de marzo de 2011 fue secuestrada. Anna estaba a punto de llegar a su casa en Wood Green para almorzar y luego ir corriendo a uno de sus trabajos, cuando iba a abrir la puerta una persona la agarró del cuello, le tapó la boca y la arrastró a la parte trasera de un auto.

Arriba del vehículo dos hombres y una mujer comenzaron a golpearla y a amenazarla en su idioma natal. Sabían quién era y de donde venía, le hicieron saber que conocían a su familia, por lo que tendría que obedecerlos sino los mataría.

Anna fue llevada al aeropuerto, donde pensó la oportunidad de escapar y pedir ayuda, pero las amenazas no dejaban hacerlo, tenía miedo por su familia. Durante el proceso para subir al avión, los empleados del aeropuerto solo le sonreían a la mujer, pese a su cara llena de lágrimas y hasta colorada de los golpes.

A su vez, uno de los sujetos la venía escoltando, aparentaban ser una pareja, pasaron por los controles de seguridad y se sentaron en los asientos de hasta el fondo del avión, ahí le dijo que no se moviera, gritara o llorara, sino la mataría.

Anna entendió que iba a Irlanda, pues así lo anunció que capitán del avión. Al terminar el vuelo pasó lo mismo, nadie notó el rostro lagrimoso y los golpes en la cara de la mujer romana. Saliendo del aeropuerto los esperaba dos sujetos, ambos de origen rumano, como Anna.

Uno de ellos le tendió la mano, sonrió y dijo: "Al menos esta tiene mejor pinta". Ahí Anna supo cuál sería su destino: la iban a vender.

LEE ADEMÁS: Denuncian nuevo portal "Zona Divas"

Anna fue llevada a un departamento, estaba sucio, tenía las persianas cerradas y el lugar olía a alcohol y cigarrillo. Dentro había varios hombres fumando mientras estaban sentados frente a una computadora, a la vez que varios teléfonos celulares sonaban.

Mientras, un grupo de mujeres en paños menores e incluso desnudas salían y entraban de las habitaciones. Apareció una mujer con bata roja y chancletas, le quitó la ropa, luego le tomaron fotos en ropa interior.

Posteriormente fue obligada a tener sexo con miles de hombres, explotación sexual que le negó la luz del día por días, sus clientes se sumaban en decenas diarias.

Para "promocionarla" le cambiaban el nombre, la edad y la nacionalidad tantas veces que no recuerda cuantas, se llamó Natalia, Lara, Ruby, tenía 18, 19, 20 años y era de Letonia, Polonia o Hungría.

No le daban de comer, si tenía suerte comía algún trozo de pan o restos de comida de sus captores. No la dejaban dormir, perdió peso rápidamente y su cerebro comenzó a tener fallas.

TAMBIÉN LEE: La ruta de la trata con fines sexuales en bares de EU

Los clientes pagaban por sus "servicios" entre 90 y 115 dólares por 30 minutos o 185 y 230 dólares por hora. Anna terminaba sangrando, con dificultades para caminar, con dolores insoportables que se sentía morir.

Los clientes sabían que ellas estaban ahí contra su voluntad, los maltratos, las heridas, cada uno de los moretones que tenían les decía que estaban encerradas ahí a la fuerza, secuestradas, formando parte de una red de prostitución, aun así no les importaba.

Hasta que un día apareció la policía, pero en lugar de ser rescatadas, Anna y las demás mujeres explotadas fueron detenidas. Las dos personas a cargo, un hombre y una mujer, desaparecieron junto con las computadoras y el dinero, sabía que los uniformados iban por ellos.

Pese a que no tenían documentos, comida, ni ropa, fueron detenidas como victimarias y no como víctimas. Fueron llevadas a una celda y al día siguientes les informaron que serían acodadas de manejar un burdel, sin embargo, no serían recluidas, sólo recibirían una multa y liberadas tiempo después. Así el protocolo de justicia que reciben los proxenetas, suerte para las mujeres que no lo eran y aun así fueron sentenciadas.

Cuando salió, Anna se sintió en libertad, sin dinero, ni lugar a donde ir, pero libre. No tuvo oportunidad, sus secuestradores ya la estaban esperando fuera de prisión.

PUEDES LEER: Trata en Tlaxcala: un secreto a voces que no se persigue

Durante el tiempo secuestrada, sus captores utilizaban sus redes sociales para aparentar una nueva vida, alardeaba del dinero que tenía como trabajadora sexual, además publicaban fotos de ella desnuda o en ropa interior. Todos vieron sus fotos: amigos, familiares y vecinos de Anna.

La madre de Anna sabía que algo estaba mal, lo cual lo sostuvo luego de enterarse de la detención de su hija en Irlanda, por lo que fue ante las autoridades de Rumania, sin embargo, estas le dijeron que como ella era menor de edad podía hacer lo que quisiera.

Tras su liberación y recaptura por parte de sus secuestradores, ahora Anna era trasladada constantemente, no podía estar sólo en un lugar, incluso hacía "servicio a domicilio". Los abusos continuaron día y noche. La situación que parecía no podía empeorar más lo hizo: escuchó una conversación de sus captores, la levarían a Medio Oriente.

Por ello decidió escapar en uno de esos "servicios a domicilio". Acudió a la casa de uno de los clientes, un extraficante de drogas con libertad condicional, quien pedía sus servicios sólo para conversar. Andy, como Anna recuerda se llamaba, le había contado que quería hacer su propio burdel, así que ella argumentó que le daría información para que lo hiciera realidad, él dejó que se quedara la noche.

Lo primero que hizo fue llamar a su mamá, sin embargo, contestó la pareja de ésta, quien le dijo que no volviera a llamar pues varios traficantes y proxenetas habían amenazado a su familia, particularmente a su madre quien vivía aterrorizada.

Pese a su experiencia previa, Anna decidió acudir a la policía, por suerte para ella ahora si le hicieron caso. Se reunió con un agente de alto rango en un café, ahí le dijo el uniformado le dijo que escribiera los nombres de las personas que la habían secuestrado y obligado a prostituirse, ella lo hizo, lo cual sorprendió al policía pues era la gente que estaba buscado.

Con la información de Anna, comenzó una investigación más sólida que dio en dos años con la captura de sus captores, sin embargo, sólo recibieron dos años de prisión, pese a ser acusados de tráfico de personas, manejar prostitución y lavado de dinero.

El testimonio de Anna fue utilizado por el político Lord Morrow para realizar una nueva ley en materia de trata en Irlanda, pues estaba preocupado por el creciente número de historias que había escuchado sobre niños y adultos forzados a trabajar en burdeles, granjas y fábricas.

Por ello, se aprobó en 2015 la Ley sobre Trata y Explotación Humana que convirtió a Irlanda del Norte en el primer y único país en Reino Unido donde pagar por sexo es un delito.

Pese a sentirse satisfecha en los cambios legales que prevén darles más justicia a las víctimas de trata, los daños que nueve meses de explotación dejaron a Anna son permanentes. Siente un dolor constante en la parte baja de la espalda y en las rodillas, y hay un lugar en la parte trasera de su cabeza donde ya no le crece el pelo por que la jalaron de allí demasiadas veces.

Los recuerdos regresan, principalmente por las noches y no la dejan dormir, pero cuando logra conciliar el sueño tiene pesadillas. Anna quiere regresar a estudiar, pero no puede, tiene que trabajar.

LEA TAMBIEN


"Atendía sexualmente a 30 hombres al día, entre ellos policías y militares"

Una mujer víctima de trata relató al CEAV el infierno que vivió dentro de una red de prostitución

LEA TAMBIEN


El paraíso del turismo sexual en Tlaxcala

En bares de este municipio se ven con más frecuencia hombres rubios y altos; en grupo y a bordo de camionetas, los "güeros" llegan con las carteras abultadas


Con información de la BBC

rgg





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información