LO QUE DEBES SABER

¿Por qué da el mal del puerco? Así puedes evitarlo

Es común que luego de comer nos alcance el cansancio y nos dé mucho sueño, conocido como el mal del puerco; ¿a qué se debe?

Anteriormente, se pensaba que aparecía porque toda la sangre iba al sistema digestivo para la absorción de nutrientes.Créditos: Imagen ilustrativa / Especial
Escrito en HIDALGO el

PACHUCA.- Seguramente, después de comer has tenido una sensación de relajación, pesadez y hasta sueño, lo que puede complicar el resto del día ante actividades laborales, académicas o que impliquen usar “la cabeza”. A este fenómeno tan común se le conoce de manera coloquial como el mal del puerco.

Sin duda, muchos lo padecen y aunque hay varios mitos en torno al tema, existe una razón comprobada científicamente que da explicación a esta situación tan común, que obliga, en al medida de lo posible, tomar una siesta para recuperar energía.

De acuerdo con investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ocurre cuando se efectúa una comida con grandes porciones e ingredientes pesados, lo que ocasiona que se eleve la cantidad de glucosa en la sangre.

Desmintiendo mitos

De acuerdo con Mónica Méndez Díaz, profesora de la Facultad de Medicina, anteriormente se pensaba que el llamado mal del puerco aparecía porque toda la sangre se iba al sistema digestivo para facilitar la absorción de nutrientes.

Pero ello es falso y en ese sentido explicó un ejemplo distinto que refuerza su aseveración: cuando se practica ejercicio extenuante la sangre es “secuestrada” por los músculos, pero aún así la perfusión sanguínea en el cerebro sigue siendo prioridad.

Lee más en LSR Hidalgo: Los zapatos de 21 mil pesos que utiliza el alcalde de Mineral del Monte, Alex Tello

Por ello, cuando se hacen actividades físicas no da sueño, algo contradictorio, enfatizó la académica en entrevista para un medio nacional sobre el tema, quien reiteró que en realidad se trata de glucosa, células y partes cerebrales.

Esto pasa con el mal del puerco

En realidad, asentó Méndez Díaz, al realizar una comida la glucosa que está en la sangre se va hacia el sistema nervioso e inhibe la actividad de células que se encuentran en una estructura muy en particular en el cerebro: hipotálamo lateral.

En dicha zona se alojan neuronas llamadas orexinérgicas y cuando hay glucosa dejan de disparar su frecuencia, su actividad disminuye y facilita que se instale la sensación de tranquilidad y de sueño, asentó.

Toma nota para evitarlo

En contraste, para evitar el mal del puerco consumir algo ligero evitará que la glucosa incremente y se dé dicho estado. Pero solo se logrará si se ingiere lo que no se acostumbra como una ensalada con carne o pescado, ya sea asada o a la plancha.

Pero en caso de haber realizado una alimentación pesada, el mal del puerco inevitablemente llegará y solo quedará la opción de tratar de “sortearlo” con algo que estimule el sistema nervioso, ya sea beber café o realizar una caminata.

Sin embargo, existen ocasiones en las que no se podrá evitar y será mejor dormir alrededor de 15 a 30 minutos máximo, sobre todo si después se va a ejecutar una tarea que demande todos los procesos cognitivos.

 

cem