CARRETERA PACHUCA-TULANCINGO

"Me encontré a la patrulla pirata de la Guardia Nacional en la Pachuca-Tulancingo"

Una conductora narró que una camioneta sin placas con un rótulo de la Guardia Nacional causó zozobra en la carretera Pachuca-Tulancingo, donde automovilistas han sido despojados de sus vehículos por falsos agentes de seguridad

Al menos hay dos reportes de asaltos en la carretera Pachuca-Tulancingo.Créditos: Especial
Escrito en HIDALGO el

PACHUCA.- Sara lleva 20 años circulando diariamente por la carretera Pachuca-Tulancingo y por primera vez experimentó una situación que solo había escuchado en rumores: encontrarse con una patrulla falsa que presuntamente es utilizada para asaltar a automovilistas.

Hace dos semanas, como todos los días salió de su casa entre las 6:00 y 6:10 de la mañana, se dirigía a Pachuca a dejar a su hija en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), tomó la carretera, pero a la altura de Matías Rodríguez comenzó a ver una situación “rara”.

“A mí ya me habían dicho que a una persona la bajaron de la camioneta y fue una patrulla falsa, la persona reportó inmediatamente y alcanzaron a detener la camioneta y se la regresaron prácticamente pronto, pero a partir de ahí empiezas a poner atención”, refirió.

No obstante, ese día se encontró con un vehículo rotulado con la imagen de la Guardia Nacional que no tenía placas ni número de identificación. La unidad iba a retornar hacia Tulancingo, pero cambió de dirección y continuó el trayecto a Pachuca, permaneció en el carril de alta a menos de 100 kilómetros por hora.

“Por lo regular, cuando ves a una patrulla no te atreves a pasarla, eso empezamos a hacer los que estábamos circulando toda esa recta de Matías Rodríguez, nos fuimos atrás de la patrulla, pero iba a menos de 100 y en (carril) de alta, íbamos como seis o siete coches”.

De acuerdo con Sara, usualmente las patrullas federales transitan por el carril de alta para imponer la velocidad máxima de 100 kilómetros, después se pasan al de baja para dejar fluir el tránsito. Sin embargo, en esa ocasión la patrulla con rótulos de la Guardia Nacional no aumentaba la velocidad y tampoco se cambiaba de carril. La situación atípica hizo que Sara se pusiera en alerta.

Los vehículos seguían atrás de la unidad, al llegar a una curva con una pendiente un automóvil la rebasó. Después, una camioneta se le emparejó a la patrulla y los conductores comenzaron a hablar, “lo que me metió un poco de miedo y me puso un poco mal”, el conductor de enfrente también disminuyó la velocidad para poner distancia con la patrulla.

“Yo dije ‘si estos ahorita por algún motivo se frenan…’, y me empecé a hacer al acotamiento para regresarme en sentido contrario, yo ya venía espejeando hacia atrás, yo venía poniendo atención a la situación y no en los detalles. Yo creo que el que venía delante de mí también iba pendiente del asunto, porque bajó la velocidad”, explicó.

Al llegar a otro retorno, la patrulla falsa se incorporó a esta y regresó a Tulancingo, la camioneta que se había emparejado se cambió al carril de baja, los conductores que iban atrás de la aumentaron la velocidad y siguieron su camino.

“En Tulancingo sí está muy sonado el lío de lo que está sucediendo en la carretera, hay mensajes que circulan de que no manejes de noche, que si son mujeres no vayan solas y cositas de ese tipo”, precisó.

Por otra parte, dijo que su hija fue quien se dio cuenta de que la unidad de la Guardia Nacional no tenía placas y solo tenía un número del lado derecho del automóvil, por lo que, en la noche, al regresar a su hogar, observaron una patrulla de la misma corporación, pero esta sí tenía placa y el número coincidía con los rotulados en ambos lados del auto. Sin embargo, no pudo observar qué número ante la situación que pasaron en la mañana.

Lee también en LSR Hidalgo: Asaltos en patrullas pirata; nueva modalidad en la Pachuca-Tulancingo

Según las denuncias, este tipo de situaciones solo se dan en la carreta, en el tramo de Matías Rodríguez, pero, a pesar de que las quejas se han dado a conocer en redes sociales o reportadas, Sandra aseguró que no ha habido vigilancia, cuando antes, por lo menos, se encontraba una patrulla en esa zona.

Mensajes que circulan en redes sociales

A través de redes sociales y Whatsapp han circulado imágenes y audios en los que advierten sobre asaltos con patrullas falsas de la Guardia Nacional y piden a los automovilistas estar atentos.

Uno de los mensajes circulados dice: “Si usted viaja por la carretera Pachuca-Tulancingo tenga cuidado, pues cada vez son más los casos de intento de asalto, pues automovilistas se han topado en plena marcha con bloques de concreto que son colocados por los presuntos asaltantes que operan con impunidad.

“Ahora se informó sobre la presencia de una patrulla falsa que opera en dicho tramo carretero y cuyos tripulantes balearon a otro conductor, quien escapó del supuesto asalto”.

Una voz masculina narra que iba de Pachuca a Tulancingo, pasando la entrada del Tuzoofari, Epazoyucan, donde empiezan las curvas, a la altura del restaurante La Cabaña, se le acercó mucho un automóvil blanco con rotulados de la Guardia Nacional.

La unidad prendió una torreta, el conductor pensó que lo querían parar sin justificación, ya que “venía bien”; además, enciendo luna torreta para que se orillara, por lo que el hombre lo hizo, pero sin apagar su auto y sin descender de éste.

“Nunca me hablaron por alta voz, es cuando empiezo a dudar de si es verdadera o falsa… nunca apagué el carro ni quité la velocidad, solo puse el pie en el freno y en ese momento, cuando hice alto total, puse atención a través del retrovisor para ver quien bajaba de la patrulla.

“En ese momento me percato que no es un oficial, es un chavo con playera roja y pantalón de mezclilla, y dije ‘este no me quiere infraccionar, me quiere chingar. Me esperé dos segundos y se bajó el copiloto y pisé el acelerador al fondo para huir, pero me dispararon para que, supongo, me diera miedo”, se escucha en el audio.

El hombre asegura su vehículo alcanzó una velocidad de hasta 150 kilómetros por hora y no paró hasta llegar a la estación de bomberos de Tulancingo, en donde pidió auxilio. Los bomberos hablaron a la Guardia Nacional y registraron el reporte. Asimismo, aseveró dijo su automóvil tenía impactos de bala.

Robo de vehículo

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Tulancingo es uno de los tres municipios en los que se han registrado más casos de robo de vehículos, hasta julio fueron iniciadas 203 carpetas de investigación por ese ilícito, lo que representó un aumento de 75 incidencias en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Según cifras del organismo, en 2021 fueron iniciadas 128 querellas ante la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH). Respecto a los primeros siete meses del año, Pachuca encabeza las quejas, con 380 casos, y le sigue Tizayuca, con 209.

Algunas personas que a diario circulan por la carretera Pachuca-Tulancingo han advertido que en ese tramo se ha detectado que circula una patrulla falsa de la Guardia Nacional (GN) , pero sus ocupantes no portan el uniforme policial que, por obligación, deben usar cuando están en servicio; además, de identificarse correctamente.

Ante estos hechos, la vialidad ha puesto en alerta en las últimas semanas a las personas que viajan constantemente por esa vía, sobre todo a la altura de Matías Rodríguez.

sjl