Main logo

Auditoría detectó a seis alcaldías obras fantasma y pago impuntual de impuestos

Huasca, Huehuetla, Jaltocán, San Bartolo, Tenango y Zapotlán tuvieron observaciones por pago extemporáneo de impuestos y gasto en obras que no ejecutaron

Escrito en HIDALGO el

PACHUCA.- La Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) halló irregularidades por 6 millones 458 mil 112.77 pesos en Huasca, Huehuetla, Jaltocán, San Bartolo Tutotepec, Tenango de Doria y Zapotlán. Las alcaldías pagaron a destiempo sus impuestos, erogaron recursos en obras que no ejecutaron e incrementaron costos de infraestructura.

Así se desprende la primera entrega de la fiscalización a la cuenta pública 2020, donde la ASEH examinó al Poder Legislativo, a 18 organismos autónomos y paraestatales, así como a seis órganos descentralizados municipales y a seis ayuntamientos.

6 de los 84 municipios fiscalizados son San Bartolo Tutotepec, el que más registró irregularidades por un monto de 5 millones 42 mil 783.82 pesos; seguido de Zapotlán, donde la ASEH detectó faltantes de 602 mil 491.41 mientras que en Jaltocán fue de 580 mil 840.46 pesos. 

En Huehuetla las anomalías ascendieron a 82 mil 311.95 pesos, que se suman a 78 mil 382.13 pesos que la ASEH observó en Tenango y los 71 mil 303 pesos restantes correspondieron a Huasca.

En total, estos seis entes acumularon 43 pliegos de observaciones, que representan probables recuperaciones por 6 millones 458 mil 112.77 pesos.

Las entidades fiscalizadas exhibieron ocho tipos de irregularidades, la más común fue la falta de documentación justificativa que acreditara la correcta aplicación de los recursos, seguida de gastos sin realizar, obras e incremento de precios unitarios en obras.

Así como préstamos al personal del municipio que se encuentran pendientes por recuperar, recargos por no pagar Impuesto Sobre la Renta a tiempo, falta de recibos oficiales y pagos improcedentes.

En cada dictamen de los ayuntamientos, la ASEH puntualizó que el dinero observado no necesariamente implica daños o perjuicios a la hacienda pública o al patrimonio de la entidad fiscalizada, pues podrán realizar aclaraciones en los plazos establecidos para ello.

Lo anterior no exime de las responsabilidades a que haya lugar por los actos u omisiones que generaron los resultados de auditoría en términos de las disposiciones legales aplicables”, especificó la Auditoría.

SAN BARTOLO NO EJECUTÓ OBRAS

De los seis municipios analizados por la ASEH, San Bartolo Tutotepec fue el que más registró irregularidades en sus finanzas.

De acuerdo con el Índice de Rezago Social 2020, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), San Bartolo tiene 65 zonas con carencias en salud, educación y vivienda; sin embargo, de la revisión de contratos que hizo la ASEH se desprendieron erogaciones por 985 mil 585.47 pesos de obra no realizada.

Lee también en LSR Hidalgo: Ocho empresas quieren contrato de basura por 20 años con Pachuca

Tal es el caso de la rehabilitación de camino rural Pueblo Nuevo de la localidad San Juan de las Flores, así como reposición de la red de conducción de agua potable en Tutotepec, lo mismo ocurrió con la edificación de una planta de tratamiento de aguas residuales domésticas en Pueblo Nuevo y pavimento hidráulico en una vía de El Candeje.

La situación se replicó con la construcción de empedrado en la calle Felipe Ángeles de San Bartolo y la rehabilitación de una cancha y espacio multideportivo de la misma localidad. 

Además, el ente fiscalizador observó que este municipio carecía de documentación comprobatoria y justificativa que acreditara la correcta aplicación de 3 millones 423 mil 819.58 pesos.

Este ayuntamiento también pagó 33 mil 570 pesos de recargos por concepto de pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de las retenciones de sueldos y salarios.

ZAPOTLÁN PRESTÓ DINERO

Zapotlán realizó préstamos al personal del municipio por 150 mil pesos que se encuentran pendientes de recuperar, según exhibieron pólizas de egresos y estados de cuenta bancarios del 1 de enero al 31 de diciembre de 2021.

Mientras que, de la revisión al sistema digital de ingresos del municipio por impuesto predial, la ASEH observó falta de recibos oficiales que amparan 39 mil 758.17 pesos.

El municipio tiene un contrato por 412 mil 733.24 pesos para la pavimentación asfáltica en avenida Línea Divisoria en Zapotlán, pero tras una inspección física, se observó que existen erogaciones de conceptos de obra no realizados. 

JALTOCÁN, HUEHUETLA Y TENANGO

La ASEH le dirigió a Jaltocán cinco pliegos de observaciones, que representan probables recuperaciones por 580 mil 840.46 pesos, todos por gastos que presupuestó sin realizar las obras.

Mientras que Huehuetla registró recargos por no pagar ISR, por la cantidad de 15 mil 924 pesos, y 66 mil 387.95 pesos correspondieron a obra no realizada en la construcción de sanitarios con biodigestores en la comunidad San Lorenzo y pavimento de concreto hidráulico en calle Arroyo Negro.

En el caso de Tenango de Doria, 7 de las 8 observaciones se debieron a la falta de colocación de mamparas informativas a base de lámina que fueron pagadas pero que al momento la de inspección física la ASEH no las encontró.

En total, dicho detrimento asciende a 37 mil 782.13 pesos, adicionales a 40 mil 600 pesos relacionados con servicios de contabilidad que Tenango no logró justificar.

Finalmente, Huasca fue el ayuntamiento con menor monto económico observado, con 71 mil 303 pesos; de los cuales, 70 mil son de un presunto contrato de compraventa, aunque la ASEH asentó en su informe que no existían escrituras del vendedor, croquis de ubicación del predio o memoria fotográfica que den certeza de la adquisición realizada.


sjl