DINERO

Hacienda aumenta estímulo fiscal a la gasolina Magna a 31.19%

El objetivo del estímulo fiscal es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustible

  • REDACCIÓN
  • 29/03/2019
  • 10:51 hrs
  • Escuchar
Hacienda aumenta estímulo fiscal a la gasolina Magna a 31.19%

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció este viernes los montos y porcentajes del estímulo fiscal a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)  que se aplica a los combustibles, correspondientes al periodo del 30 de marzo al 5 de abril de 2019. La gasolina Magna será de 31.19 por ciento para la próxima semana, dato mayor al 27.96 por ciento anunciado anteriormente.

LEE MÁS: Para pagar menos por gasolina, Hacienda sube estímulo

De acuerdo a la publicación de este viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el periodo que va del 23 al 29 de marzo de 2019, este porcentaje equivale a 1.50 pesos por litro.


Esto quiere decir que en lugar de que el consumidor pague la cuota total del IEPS vigente en 2019, que es de 4.06 pesos, pagará 3.31 pesos por litro.

En tanto, para la gasolina PremiumHacienda anunció un estímulo fiscal al IEPS de 16.82 por ciento, mayor al 10.22 por ciento anunciado la semana pasada. Con esto, los conductores pagarán 3.37 pesos por litro, esto  aplicado el viernes pasado por la dependencia.

En cuanto al diésel, se designará un estímulo fiscal de 23.88 por ciento, menor al 27.01 por ciento de la semana anterior, con lo que los autotransportistas no pagarán la cuota de IEPS vigente completa sino 4.019 pesos, es decir 1.26 pesos por litro menos.

A principios del mes de marzo, Hacienda modificó el esquema con el que se fijaba el estímulo al IEPS, desvinculando  elementos que no permitían mejores precios al público.

La dependencia explicó que la fórmula que se había empleado para determinar el estímulo consideraba estimaciones de los precios al mayoreo, compuestos por las referencias internacionales, el ajuste de calidad, los costos de almacenamiento, la logística e impuestos; y por el otro, del margen de las estaciones que venden al menudeo.

El objetivo del estímulo es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustibles, en un contexto en el que los precios al público ya no son determinados por el gobierno.

vsr