ESTADOS

Armas de alto poder y 'tiros de gracia'; así fue el enfrentamiento en Zihuatanejo

Grupos policiales fueron atacados por civiles armados en dos puntos del destino turístico, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad de Guerrero

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 18/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Armas de alto poder y tiros de gracia; así fue el enfrentamiento en Zihuatanejo
Grupos policiales fueron atacados por civiles armados en dos puntos del destino turístico, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad de Guerrero

Chilpancingo (La Silla Rota).- De lo que no quedó duda después del enfrentamiento a balazos entre policías estatales y civiles armados en dos puntos distintos en Zihuatanejo, es el uso de armamento de alto poder de delincuentes que, entre otras cosas, emboscaron a un grupo de elementos durante un recorrido de reconocimiento en la zona rural del puerto.

El gobierno estatal informó del aseguramiento de seis armas AK-47, una AR-15, un fusil G-3,  con varios cargadores, además de armas cortas 9 milímetros y calibre 45 milímetros.

Jornada violenta deja 16 muertos en Zihuatanejo

Con algún tipo de esas armas aseguradas, también habrían dado “el tiro de gracia”, acostumbrado por grupos dedicados al narco, a los seis policías emboscados, de acuerdo a las precisiones hechas esta mañana por el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia:

“Ayer (martes) por la tarde un grupo delictivo emboscó a policías estatales en dos lugares distintos del municipio de Zihuatanejo, resultando en el primero de los casos, 10 delincuentes abatidos y un policía ministerial lesionado, así como seis policías estatales muertos y posteriormente ejecutados con el tiro de gracia, en el segundo de los acontecimientos”.

Los hechos

La información oficial de los hechos indica que lo ocurrido ayer en Zihuatanejo que generó la cifra de 16 muertos, 10 presuntos delincuentes y seis policías estatales, ocurrió en dos momentos.

Alrededor de las 17:30 horas, en el lugar conocido como La Quebradora, en la comunidad Coacoyul, los policías estatales que realizaban recorridos en dos patrullas, fueron atacados a balazos por unos 20 hombres.

Los policías contestaron la agresión y se generó un enfrentamiento que duró más de una hora. Avanzada la balacera apoyaron a los policías estatales elementos de la Policía Federal, Policía Investigadora Ministerial, el Ejército y la Marina. En ese primer hecho, murieron 10 delincuentes, tres en la primera fase de la balacera y siete más en una segunda parte, cuando se sumaron corporaciones.

En un segundo hecho, ocurrido en Las Mesillas, sólo 15 minutos después del primer  ataque, emboscaron a seis elementos de la Policía Estatal, quienes venían en un vehículo oficial después de que los relevaran compañeros en las medidas cautelares que dan a nueve familias de la sierra de Petatlán, uno de los municipios más cercanos al puerto.

Después de emboscarlos les dieron el tiro de gracia, según la relatoría oficial.

En Zihuatanejo, desde el viernes pasado, se cuenta como inicio de una escalada de violencia, según algunos habitantes consultados.

Ese día asesinaron a cuatro personas en el puerto, una de las víctimas fue el notario Francisco Armando Vargas Calvo, hijo del titular notaría pública 2, Francisco Vargas Nájera.

Lo asesinaron en las oficinas de la notaría ubicada en condominios Villas del Pacífico de Zihuatanejo.

Pero lo hechos de ayer, con los 16 muertos, mantiene a los habitantes temerosos, y según los habitantes, ayer mismo se notó en las calles, que tan pronto anocheció estaban vacías.

Además, Zihuatanejo es uno de los lugares de reiterada violencia, al igual que Petatlán, municipios de la Costa Grande que colindan, donde áreas estales y federales de Seguridad Pública citan como asentamientos de grupos distintos de grupos criminales.