NACIÓN

Guerra de "bots" y "bulos" ensombrecen campañas electorales en México

La utilización de 'bots' y bulos en México, pone en evidencia la peligrosa tendencia que lleva a la desinformación en Facebook y Twitter

  • REDACCIÓN
  • 22/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Guerra de bots y bulos ensombrecen campañas electorales en México
Las redes podrían ser engañosas. (Foto tomada de la web).

En ocasiones, ni las propias redes sociales son confiables. Y menos, si de elecciones presidenciales se trata.

En esta nota, se exhibirán, de acuerdo con información de El País, de la misma manera, cómo se hace este tipo de “trampa”.

Lee también en La Silla Rota: Las redes sociales y la estafa "amorosa"

José Antonio Meade

·        Fue ovacionado  durante más de medio minuto el pasado noviembre cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, le presentó en el Palacio Nacional como su candidato para sucederle en las elecciones del próximo 1 de julio.

·        En Twitter, los aplausos eran ficticios. Cientos de cuentas tuitearon casi al mismo tiempo @JoseAMEade hasta conseguir que el nombre del candidato del PRI se convirtiera en trending topic, según un análisis del periodista mexicano especializado en redes Alberto Escorcia.

Andrés Manuel López Obrador

·        Y él no es único, de la misma manera, ha quedado demostrado cómo también se maniobra con AMLO. El supuesto favorito para ganar la presidencia, también goza del impulso indirecto de cuentas falsas de Twitter que siguen a uno de sus hombres fuertes, Ricardo Monreal.

¿A quién creerle?

·        Para los usuarios de redes en  EU se ha vuelto difícil distinguir entre la conversación política auténtica y la impostada. Expertos digitales han detectado que los partidos políticos mexicanos están utilizando bots (cuentas automáticas) y trolls (humanos que manejan cuentas falsas) con una intensidad nunca vista en México. Buscan el voto crucial de los jóvenes, entre ellos 14 millones de nuevos votantes, en un país donde Facebook y Twitter son especialmente populares

·        La creación de portales de noticias falsas, el pago a influencers, las suplantaciones de identidad en la red y el acoso a usuarios son prácticas frecuentes de los partidos, según jóvenes que trabajaron como trollsanalistas y empresarios de marketing político contactados por El País para la realización de este artículo.

·        Y aunque los partidos no reconocen recurrir a estas prácticas que intoxican el debate político, los análisis de datos muestran otra realidad.

Hablan las casas encuestadoras

·        Según la consultora de redes Metrics México, más de un 18% del contenido en Twitter en el país norteamericano fue generado en las últimas semanas por bots e influencers. “Los influencers ponen el tema, los bots lo ‘engordan’, y la opinión pública lo compra”, resume el CEO de esta firma, Javier Murillo.

En México no se reconocen los actos

·        Morena no reconoce utilizar bots, pero es difícil controlar esta práctica. Como ejemplo Escorcia ha detectado que Monreal, el aliado de López Obrador que se unió a su campaña en febrero, tenía bots que le apoyaban desde antes. Al menos una de cada seis menciones en Twitter a Monreal, en lo que va de marzo, proviene de cuentas automáticas. “Es escandaloso. Ni siquiera el PRI tiene un uso de bots tan evidente y obvio”.

·        Europeos y estadounidenses han tomado conciencia recientemente del daño de la manipulación en Twitter o Facebook –tras la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EU o las revelaciones sobre las malas artes de la consultora Cambridge Analytica-, pero los mexicanos ven la contaminación de las redes como un mal que viene de lejos. Años antes de que Rusia fundara la granja de trolls más famosa del mundo, la Internet Research Agency, decenas de ellas ya operaban en México.

·        “La gente aquí lo ve como algo normal, porque en toda su vida no han visto un Twitter limpio”, dice Andrea Noel, periodista del medio estadounidense The Daily Beast que ha investigado la falsificación en las redes sociales.

·        Un  exhaustivo informe elaborado por la organización estadounidense Freedom House, que promueve la democracia y los derechos civiles, denuncia que las campañas de manipulación y desinformación en Internet en México son un “fenómeno recurrente” desde 2012 y el uso de los bots para “manipular los debates está documentado en varios estudios”.

·        Guerra de ‘trending topics’

La desinformación en redes ha crecido en esta campaña porque las redes se han convertido en un campo de batalla electoral tan importante como los escenarios clásicos de la arena política.

+       En febrero, diputados priistas mostraron una manta en la Cámara, con una caricatura del rival del PAN, Ricardo Anaya, y la leyenda #candiratón, para promover ese hashtag.

+       Cualquier tema de tendencia es sospechoso de haber sido manipulado. En enero de 2017, unas protestas contra el gobierno por el alza del precio de la gasolina fue deslegitimada pronto cuando en Twitter actores maliciosos promovieron el vandalismo y el caos.

+       El hashtag #SaqueaUnWalmart (en referencia a la cadena de supermercados estadounidense) rivalizó entonces frente a #gasolinazo.

+Incluso tendencias inocuas del tipo #FelizDomingo o #YaMeCansé son elevadas y potenciadas por bots. En Twitter, el objetivo de los partidos es conseguir temas favorables a sus candidatos o negativos para sus rivales en la lista tendencias del momento.

Nuevas armas de manipulación

+       Los expertos observan que en esta campaña las tácticas de manipulación han evolucionado y bots y trolls no son las únicas herramientas. Hay incluso quien cree que las cuentas automáticas “serán menos importantes en 2018”. Sergio José Gutiérrez, de Espora, una empresa de comunicación digital política, apunta que “los partidos han descubierto tácticas más efectivas como la generación de noticias falsas y publirreportajes en portales supuestamente informativos que se venden al mejor postor”.

+       No extraña esta deriva, ya que las noticias falsas se expanden “significativamente más lejos, más rápido, más profunda y ampliamente” que las verdaderas, según un estudio del MIT presentado este mes en la revista Science donde se precisa aún más el fenómeno: “En todas las categorías de información, y los efectos fueron más pronunciados para noticias políticas falsas”. Yo me encuentro, agrega, cada semana unas cinco fanpages de Facebook que se dedican a mover estas notas falsas, y después desaparecen”, comenta Luis Roberto Castrillón, un periodista freelance que lucha contra la desinformación desde hace un par de años en su blog.

+ “Varias dan directamente noticias falsas, pero también abundan las que agregan contenido de otros medios: copian la noticia y les ponen títulos. Ejemplos recientes de noticias falsas rápidamente extendidas en México son unas supuestas declaraciones de la ex primera dama Margarita Zavala –y actual candidata presidencial independiente- en la que se comparaba con Michelle Obama o una foto falsa del hijo del candidato Ángel Manuel López Obrador montado en un coche deportivo de lujo. 

+       Otra novedad que inquieta a los expertos son los métodos invasivos que están usando los partidos en esta campaña, como el envío de mensajes por WhatsApp o Snapchat, agrega la investigadora de la Universidad de Oxford Yin Yin Lu. Los partidos estarían usando estos nuevos canales porque los usuarios de Twitter y Facebook en México desconfían del contenido que aparece en sus plataformas. “Tácticas como esta son mucho más siniestras y manipulativas, porque constituyen una invasión de la vida privada”, dice.

+       En Reino Unido, bots en la aplicación de citas Tinder fueron usados para promover mensajes políticos en favor del Partido Laborista. 4. La compañía habría trabajado de forma secreta en México, según lo que dice en el reportaje, el director general de la firma, Mark Turnbull.

+       Por otro lado, EU ha advertido que ha notado “señales” de una campaña de desinformación rusa en México. Por ahora, nadie tiene pruebas concluyentes. El gobierno mexicano ha negado repetidas veces que haya detectado intromisión alguna. Por su parte el Kremlin nunca ha reconocido injerencia en las elecciones de otros países a pesar de que a estas alturas se conocen detalles incriminadores gracias a la investigación en EEUU del fiscal especial Robert Mueller.

“Ponernos a twittear”

A)   Cabe destacar que... Los mexicanos fueron conscientes de la guerra electoral en las redes por primera vez en 2012, durante la campaña presidencial que ganó Peña Nieto.

B)   Entonces... se conoció que los partidos pagaban a miles de jóvenes para promover trending topics favorables a sus candidatos.

C)  Un video filtrado publicado en Youtube... mostró al coordinador de una granja de bots del PRI dando órdenes a los trolls durante un debate presidencial. “Hay que ponernos a twittear. Todos al mismo tiempo usando el hashtag #EsMomentodeMéxico”, se le escucha decir.

D)  El hacker Andrés Sepúlveda aseguró en una entrtevista de 2016 con la revista Bloomberg Businessweek que tenía un presupuesto de 600 mil dólares para dirigir un ejército de 30 mil bots a favor de Peña Nieto.

Con ello se desprende que...

·        El uso político de ‘cibertropas’ es un fenómeno global que ha documentado la Universidad de Oxford en al menos 28 países distintos, entre ellos democracias como Reino Unido y Estados Unidos y regímenes autoritarios como Rusia, Venezuela o Turquía. Incluso antes de que aparecieran Twitter y Facebook, países como Rusia o China pagaban a blogueros para que publicaran contenido provocador.

Con información de El País

LPG