Main logo

En el SAT no hay negociaciones: ¡O pagas o embargo!

En los bancos las deudas se pueden negociar, con el SAT no es posible, si no pagas las mutas empiezan a correr y corres el riesgo de embargo o hasta prisión

Por
Escrito en GUANAJUATO el

Purísima del Rincón.- Es necesario que los contribuyentes vayan al corriente respecto a sus pagos al SAT, pues si se van dejando pendientes, están en riesgo de dejar crecer una deuda.

A diferencia de los bancos, por ejemplo, donde las deudas se pueden negociar, con el SAT esto no es posible, pues se debe de pagar lo que se debe, y de no hacerlo, las multas empiezan a correr.

Nadia Valadez, Consultora Fiscal de Régimen de Incorporación Fiscal, sostuvo que es necesario realizar las declaraciones para evitar car en multas u otras consecuencias.

“Por no hacer sus declaraciones están expuestos a recibir multas por parte del SAT. Hay varios tipos de multas, además de no presentar declaraciones, por evasión de impuestos, por omitir información”, dijo.


Agregó que actualmente una multa por no presentar declaraciones cuesta de tres mil 900 pesos en adelante.

Cabe destacar que la autoridad fiscal multa por bimestre no declarado, por lo que dichas multas se van acumulando a través de tiempo.

“Cuando Hacienda detecte que no estás al corriente, te manda la multa del primer bimestre y así sucesivamente, y es cuando el contribuyente se siente acorralado”, agregó.

Explicó que cuando el SAT detecta que el contribuyente no está al corriente le notifica, en caso de que no se pague, existe la posibilidad de que llegue a embargar o prisión.

“Si conlleva consecuencias. Cuando te detectan tienes que pagar el impuesto que debiste de haber pagado con sus recargos y actualizaciones.

“En cuanto detectes que te atrasaste ponte al corriente con los recargos y las multas, hasta que lo pagues. No hay de otra”, comentó.

Por ello, llamó a los ciudadanos que se encuentran registrados en el Régimen de Incorporación Fiscal a acudir al módulo que se encuentra en la dirección de Desarrollo Económico de Purísima del Rincón, con su contraseña para ponerse al corriente.

JP