Main logo

Millenial se “transforma” en ruso por la vacuna Sputnik-V en León

El camarada de la Unión de la República Soviética Socialista es en realidad un millenial de 24 años que quiso vestirse 'adhoc' a la vacuna rusa

Escrito en GUANAJUATO el

León.- Los efectos secundarios que la vacuna Spuntik-V tiene en el cuerpo de las personas son varios, algunos presentan malestares físicos y otros como este joven leonés se sienten inspirados para vestirse como ruso de época.

El camarada de la Unión de la República Soviética Socialista es en realidad un millenial mexicano llamado Pablo que, a modo de broma, llevó su sombrero afelpado para cubrirse del frío y estar “adhoc” con la marca de la dosis de origen ruso. 

Este joven de 24 años fue de los primeros que llegaron a vacunarse al Poliforum León, pero no el único que llegó con un atuendo que hacía contraste con el del resto de los millenials. Antes que él había un muchacho que también se presentó con ropa fuera de lo normal, estaba disfrazado de Spider Man. 

El superhéroe reveló su identidad a La Silla Rota y dijo que se llamaba Amaro, estaba acompañado de su compinche Guillermo. Cuando Amaro no está vestido del Hombre Araña se dedica a coordinar el personal de la tienda departamental en la que trabaja.

El resto de los jóvenes que llegaron en la mañana escogieron sus atuendos pensando primero en la comodidad, en el caso de que tuvieran que sentarse en el suelo o pasar horas bajo el sol. La mayoría estaban vestidos con pants, pantalones de mezclilla, sudaderas o cachuchas y mochilas.

Los millenials acudieron precavidos con dinero, una pluma (en caso de tener que llenar sus folios de registro para la vacuna), un almuerzo ligero, agua y algunos con bancos para sentarse. 

La jornada también se convirtió en un espacio para socializar, pues llegaron con amigos para no pasar la espera solos, otros incluso se conocieron en la fila de vacunación y pudieron conversar unos momentos antes de que la inyección los separara. Poco antes de recibir la dosis el personal de salud los dirigía a módulos de aplicación distintos. 

El Poliforum León, al que llegaron más de 800 personas en unas horas, se convirtió este día en una pasarela de moda, un espacio de convivencia y lo principal, en las instalaciones para recibir la vacuna contra la covid-19.

PR