SEGURIDAD, GUANAJUATO

Así entró el crimen organizado a Guanajuato

Comenzó con la Familia Michoacana, pero en poco tiempo llegaron más organizaciones criminales como el Cártel Jalisco, el de Sinaloa y el de Santa Rosa de Lima a disputar el territorio

Escrito en GUANAJUATO el

Guanajuato.- La Familia Michoacana fue la primera organización criminal en llegar. Ellos descubrieron a Guanajuato como un estado virgen del narco, pero también como un nicho en el mercado de las drogas. Desaparecieron y al día de hoy, la entidad está disputada por 3 cárteles.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

Durante años, Guanajuato fue considerado uno de los estados más seguros para vivir. Mientras en el norte de México se desarrollaba una fuerte guerra contra el narcotráfico y las víctimas colaterales, así como las fuerzas de seguridad y los criminales caían, los mexicanos huyendo de la violencia emigraban a centro, particularmente Guanajuato.

No pasó mucho tiempo para que poco después llegaran a su vez organizaciones criminales buscando convertir esta entidad en un territorio de la delincuencia.

De acuerdo con el INEGI, los registros de defunciones por homicidio en Guanajuato en 2005 fueron de 215; para 2010 ya eran 440; en 2015 incrementó a 951; y en 2020 ya se registraban 5,119.

El número creció simultaneo a la llegada del crimen organizado en Guanajuato. Todo comenzó con la Familia Michoacana.

La llegada y caída de la Familia Michoacana

La organización criminal originaria de Michoacán llegó a Guanajuato poco antes de 2009. Operaban bajo cierta discreción y, aunque el número homicidios iba en incremento, así como el de los casos de adicción también, no llegaban a ser alarmantes para la población en Guanajuato que sabían de cosas más graves que ocurrían en el norte.

Se sabía que el crimen organizado ya había entrado a su estado, pero la compresión de la magnitud de este grupo delincuencial en la entidad fue revelada para los ciudadanos hasta 2009 con la captura de Manuel Alejandro Sotelo Barrera, alias "El Bolucho” por el delito de secuestro.

SÍGUENOS EN EL SHOWCASE DE LA SILLA ROTA GUANAJUATO: EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

En su momento, medios locales vincularon a “El Bolucho” como hermano de Francisco Sotelo Barrera, alias "El Panchillo", un criminal que habían capturado recientemente y había sido identificado como sobrino de Servando Gómez "La Tuta".

En esa época, La Familia Michoacana era considerada el principal cártel de drogas sintéticas en México. Conforme sus crímenes iban creciendo en Guanajuato, también más información salía a la luz.

En el año 2010, detuvieron en Guanajuato a 7 sicarios por el secuestro de 8 personas, de las cuales 4 fueron asesinadas.

Para el año 2015, testimonios en poder de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) apuntaron a que, detrás del atentado con granadas hacia civiles el 15 de septiembre de 2008 en Michoacán, estaban miembros de La Familia Michoacana asentados en Guanajuato.

Lo anterior surgió después de que unos días antes, un enfrentamiento entre criminales y militares en Guanajuato dejara como saldo a 15 detenidos y 14 personas heridas, entre ellas, niños.

La Familia Michoacana iba creciendo en Guanajuato con jóvenes reclutados en el Cereso de León e incluso de la Policía Municipal, pero mientras se concentraban en su lucha contra las autoridades, otro cártel estaba llegando a Guanajuato con un plan para desplazarlos.

El primer crimen del Cártel Jalisco Nueva Generación en Guanajuato

José Antonio Férez era un joven universitario del Tecnológico de Monterrey en León. El 6 de febrero de 2011 fue a comer con su familia a un restaurante de Mariscos en Haciendas del Rosario. Era un domingo en el que estaba rodeado de su familia y más comensales cuando lo asesinaron.

Los responsables intentaron huir hacia la carretera Lagos de Moreno, pero 3 de ellos fueron detenidos. Tenían residencia en la ciudad de Guadalajara.

De acuerdo con la información surgida sobre ese crimen, el Cártel Jalisco Nueva Generación planeó el crimen a la distancia.  Contrató a asesinos para que acabaran con la vida de José Antonio Férez Harp Silis a cambio de 5,000 molares.

Carlos Zamarripa Aguirre, titular de la entonces Procuraduría General del Estado, informó que los 3  sicarios revelaron en sus primeras declaraciones que José Antonio tenía un adeudo con ‘El Comander’, mando del cártel. El líder delictivo dio la orden a los 4  hombres de que viajaran desde Guadalajara a León para asesinarlo.

Por su parte, en 2011, La Familia Michoacana se estaba fracturando y poco a poco el Cártel Jalisco Nueva Generación, de Nemesio Oseguera, alias “El Mencho”, ocupó la vacante.

El surgimiento y escalada del “Marro” y el Cártel de Santa Rosa de Lima

El historial criminal de José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”  inició cuando tenía 28 años de edad. Su primera detención fue en 2008 por el asalto a tráileres en la carretera, pero quedó libre. Un juez lo liberó porque inconsistencias en su captura.

Comenzó a operar en la zona de Juventino Rosas, Celaya y Villagrán, municipio del que es originario. Al paso de los años sus crímenes escalaron y descubrió el robo de gasolina como una actividad rentable para el negocio criminal que soñaba con construir.

“El Marro” convirtió a esta en la actividad en la marca del Cártel de Santa Rosa de Lima organización criminal que se formalizó en 2014.  Para 2017 ya operaban el negocio de las drogas también, declarándole al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Lo capturaron en 2020 por el secuestro de una mujer, pero la pelea por el territorio continúa con él en la cárcel.

La disputa entre el crimen en Guanajuato

En octubre de 2022, un grupo de hackers autodenominado Guacamaya Leaks filtró información del Gobierno Federal, entre ella reportes de la Sedena, uno de los cuales era un mapa donde se detallaba las organizaciones delictivas que operan en Guanajuato y están bajo la mira del Ejército Nacional.

El reporte indica que en Guanajuato operan 6 cárteles que la Secretaría de la Defensa Nacional considera relevantes. Ellos son el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel de Santa Rosa de Lima, Los Durango, La Unión León, Nueva Plaza y Gente Nueva Salazar.

El Cártel de Santa Rosa de Lima y  el Cártel Jalisco Nueva Generación son los que tienen más control en Guanajuato.

Por otro lado, en 2023, el comandante de la XVI Zona Militar, general de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Enrique García Jaramillo dio a conocer que también en Guanajuato opera el Cártel de Sinaloa.