ACCIDENTE EN CARRETERA

Mueren en choque dos seminaristas

La camioneta salía por el entronque a Pastor Ortiz y pegó en un costado al Hyundai que transitaba hacia Pénjamo; las víctimas quedaron prensadas

Aarón Juárez y Gonzalo Banda, los jóvenes seminaristas fallecidos en accidente.
Aarón Juárez y Gonzalo Banda, los jóvenes seminaristas fallecidos en accidente.Créditos: Especial
Escrito en GUANAJUATO el

Abasolo.- El choque de una unidad de transporte de personal contra un automóvil particular ocasionó la muerte de dos alumnos del Seminario Diocesano de Irapuato, además de dejar herida a otra persona, en la carretera federal 1110 a la altura del entronque con la carretera a Pastor Ortiz, Michoacán.

En el tramo Abasolo-Pénjamo circulaba una camioneta propiedad de la empresa Ritrema en la que iba solamente el conductor, luego de haber cubierto una ruta de reparto de trabajadores. Chocó de costado contra un compacto Hyundai que iba en dirección a Pénjamo, cuyo conductor y copiloto murieron y quedaron prensados dentro de los restos del vehículo. 

Inicialmente se señaló que el conductor de la camioneta sería el responsable del accidente, pues habría salido del entronque a la carretera principal por donde circulaba el Hyundai, al que golpeó por su lado derecho y lo proyectó hasta el otro lado de la carretera, sobre el acotamiento en el sentido Pénjamo-Abasolo.

Por la fuerza del choque, tanto el conductor como el acompañante murieron. Los cuerpos tuvieron que ser rescatados por bomberos de Abasolo, quienes con equipo hidráulico abrieron los restos del auto para liberar a las víctimas, lamentablemente sin vida desde el momento del impacto.

El conductor del transporte de personal resultó lesionado. Fue conducido por paramédicos también del cuerpo de Bomberos de Abasolo a un hospital, donde es atendido y además está a disposición de las autoridades de las Fiscalía de Guanajuato, en tanto se deslindan responsabilidades.

Identifican a víctimas

Tanto el conductor como el pasajero del auto compacto fueron identificados poco después del accidente fatal. Se trataba de dos alumnos del Seminario Diocesano de Irapuato. Fue esta institución la que dio a conocer el fallecimiento de sus dos jóvenes aspirantes, cuyas carreras fueron lamentablemente segadas por la fatalidad.

Gonzalo Banda Cano cursaba quinto semestre de Teología, y Aarón Juárez Sánchez iba en segundo.

 

CV