EXPLOSIÓN EN CELAYA

La foto que escandalizó a Guanajuato en el "Domingo negro" de Celaya

La imagen de un hombre con los pies destrozados y cargado por dos civiles continúa en la mente de quienes la observamos hace 23 años, y es lo primero que viene a la memoria siempre que se toca el tema de las explosiones de Celaya ocurridas en 1999

La foto (editada) que no debió ser publicada un día después de las explosiones de Celaya.
La foto (editada) que no debió ser publicada un día después de las explosiones de Celaya. Créditos: Sebastián Ramírez (QEPD)
Escrito en GUANAJUATO el

León.- A 23 años de las explosiones en una bodega de la Abarrotera Celaya, ubicada en la céntrica calle Antonio Plaza, la cual dejó convertida en escombros la Central de Abastos, llega a la memoria una de las más impactantes fotos que reflejan la magnitud de la tragedia, la cual causó estupor, asombro, molestia y escándalo: La de dos civiles rescatando en sus brazos a un hombre con sus dos piernas destrozadas, mutiladas desde los pies y parte de los tobillo. Foto que fue publicada al día siguiente del denominado "Domingo negro".

Te puede interesar: Recuerdan a las 72 víctimas de las explosiones en Celaya

Dicha foto que impactó a todo el Estado e incluso al país, fue tomada por una fotógrafo que laboraba en ese entonces para El Heraldo de Salamanca, Sebastián Ramírez, quien entre el polvo, el humo y el olor a pólvora se abrió paso para apretar el botón de su cámara y dejar grabados el dolor, la desolación, la impotencia y otras muestras reflejadas en los rostros de civiles y rescatistas que brindaron apoyo a quienes resultaron lesionados, así como el de una zona destruida por la explosión de 4 toneladas de pólvora almacenadas de forma clandestina.

Otras fotos publicadas en los medios de comunicación reflejaron los escombros que quedaron en todo lo que se encontraba en la zona de las explosiones, como autos, inmuebles y muebles, incluso el de una unidad de Cruz Roja y Bomberos en la que llegaron rescatistas y que fue impactada por la segunda de otras tres explosiones más en el lugar, la cual dejó incluso a varios socorristas sin vida.

Te puede interesar: Así fue el estallido de 4 toneladas de pólvora en Celaya que dejó más de 70 muertos

La tragedia ocurrió antes del nacimiento de las redes sociales, sin embargo, la noticia se propagó, ahora sí que como reguero de pólvora por toda el Estado y el país.

Hace algunos años el fotógrafo Sebastián Ramírez, a quien llamaban "El Sebas", falleció, y el periódico donde laboraba en Salamanca despareció, pero la foto publicada en ese tiempo de forma completa del hombre con un semblante de dolor intenso y con sus dos pies mutilados, todavía sigue en la memoria de los celayenses que vivieron en carne propia la tragedia, y en la 
de muchos que nos enteramos hace 23 años de las explosiones de Celaya.

Te puede interesar: “Domingo negro” en Celaya: a 23 años de la tragedia, la herida sigue abierta

Por respeto a quienes son nuestros asiduos seguidores de La Silla Rota, así como para no quedar expuestos a recibir alguna sanción por quienes se encargan de vigilar y cuidar el contendido de las redes sociales, nuestra foto de portada fue editada.

JP