MASONERÍA EN GUANAJUATO

En secreto, Sheffield regaló a los masones este terreno cuando fue alcalde

Casi media hectárea en zona habitacional, para la logia “Guillermo Romero”, donde operaría una casa de asistencia social, con canchas y consultorios

Escrito en GUANAJUATO el

León.- Cuando era alcalde de León, el entonces panista Ricardo Sheffield Padilla, hoy de Morena y titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, otorgó a los masones en donación un terreno en la colonia Pro Vivienda Obrera El salto.

El lote, en zona habitacional y a unos metros del cruce de los bulevares Cervantes Saavedra y Mariano Escobedo, mide más de 4,500 metros cuadrados. Está entre las calles Dos y Tres, marcado con el número 76.

Te puede interesar: Masones en Guanajuato: “Nunca nos fuimos, siempre hemos estado aquí”

Esto se dio cuando fue presidente municipal del León, durante el trienio 2009-2012. La donación fue dada a conocer en el Periódico Oficial del Estado y actualmente está cercada.

Antonio Obregón, quien comenzó en la administración de Sheffield como tesorero, estaba en el cargo al momento de la donación.

Es casi media hectárea

Se trata de un espacio el cual tiene una superficie de más de 4,500 metros cuadrados, el cual se encuentra entre las calles Dos y Tres de esta colonia.

En junio de 2011 se publicó en el Periódico Oficial del Estado el acuerdo por el cual se autorizó la desafectación del dominio público del inmueble propiedad municipal, ubicado en dicha colonia.

“Se autoriza la donación del inmueble descrito en el punto anterior, a favor de la asociación civil Guillermo Romero Asociación Fraternal Leonesa A. C., para la construcción de una casa de asistencia; lo cual tiene la finalidad y el beneficio social de brindar educación, instrucción y orientación social a las personas de escasos recursos de este municipio”, expresa el acuerdo.

Agrega que la construcción de las instalaciones deberá iniciar en un periodo no mayor a un año y no deberá exceder dos años.

Bardas grises, sin ventanas

Actualmente, este terreno ya cuenta con construcción en parte de su área, la cual está delimitada por altas bardas grises y un portón, con unas discretas ventilas que no llegan a ser ventanas, en el número 76 de la calle Tres. En el interior tiene salones construidos, aún con la mayor parte del espacio sin utilizar, así como un área de estacionamiento.

Te puede interesar: ¿De dónde salieron tantos masones? Hay 35 logias en Guanajuato

Vecinos de la colonia confirmaron que en dicho lugar hay reuniones del grupo compuesto por la fraternidad.

A ellas, explicaron, asisten personas que generalmente manejan vehículos de modelos recientes, por las noches: “es una escuela de masonería”, señaló una vecina.

Señalaron que los miembros de dicha fraternidad les dieron a conocer que dicho sitio estaría destinado a reuniones.

“Dijeron que iba a ser una asociación civil, donde iban a tener dentista y abogado. Además, dijeron que iban ahí a poner canchas”, comentó otro ciudadano.

Desde que inició la pandemia las reuniones fueron reduciéndose en asistencia, pero en los recientes días, los miembros comienzan a volver a llegar de nuevo.

Réplica de Ricardo Sheffield: 

Con relación a la nota: En secreto, Sheffield regaló a los masones este terreno cuando fue alcalde, fechada 5 de agosto de 2022 y al texto de opinión firmado por Pablo César Carrillo El regalo de Sheffield a Los Masones de León, fechada el 9 de agosto, y publicados en La Silla Rota Guanajuato, me permito aclarar lo siguiente.

Tanto en la nota, sin firma, como en el texto de Carrillo se miente al asegurar que un servidor regaló un terreno a los masones cuando fui alcalde de León.

En primer lugar, cabe aclarar que un presidente municipal no está facultado para regalar terrenos a nadie, es el Ayuntamiento como cuerpo colegiado el que determina este tipo de donaciones.

En el caso del terreno que se refiere, el 12 de mayo de 2011, el Ayuntamiento de León votó por unanimidad donar un terreno “a favor de la asociación civil Guillermo Romero Asociación Fraternal Leonesa A.C., para la construcción de una casa de asistencia; lo cual tiene la finalidad y el beneficio social de brindar educación, instrucción y orientación social a las personas de escasos recursos de este municipio”, tal como se publicó en Periódico Oficial del Estado de Guanajuato el 17 de junio de 2011.

En segundo lugar, es absolutamente falso que la donación se haya hecho en secreto, pues el asunto se votó en una sesión de ayuntamiento que fue pública, consta en actas de la sesión y en el Periódico Oficial del Estado, que son documentos públicos.

La asociación civil acreditó todos los requisitos legales para ser objeto de la donación; su filiación filosófica, espiritual o metafísica, si es que tenía alguna en particular, no era un factor para la decisión del Ayuntamiento.

El expediente fue revisado, aprobado y propuesto al pleno del Ayuntamiento por votación unánime del Comité de Adquisiciones, del cual por cierto era integrante el hoy síndico de León, José Arturo Sánchez Castellanos.

Ahora bien, si la asociación a la que fue donado le dio un uso distinto a los fines con que se le otorgó, las administraciones municipales posteriores debieron – o deben, de ser el caso- revertir la donación, tal come se prevé en el acuerdo de ayuntamiento aprobado por unanimidad.

Lamento el tono doloso y especulativo de las publicaciones de La Silla Rota, y en mi derecho de réplica solicito se publique la presente de manera íntegra.

JJ / CV