Main logo

Sindicatos afines a Napoleón Gómez Urrutia pelean a CTM contrato de GM Silao

La disputa en GM inició con la intromisión de Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces de CATEM al sindicato

Escrito en GUANAJUATO el

Silao, Gto.- La disputa del contrato colectivo de trabajo de la planta de General Motors de Silao, está relacionada con la intervención de sindicatos afines a Napoleón Gómez Urrutia, el principal operador del nuevo sindicalismo de la 4T, y de Pedro Haces, el líder de CATEM, la nueva central obrera de Morena en el país.

Así ha quedado demostrado con la intervención del sindicato AFL-CIO (Federación Americana del Trabajo y Congreso de Organización Industrial), cuyo líder Richard Trumka, fallecido el 5 de agosto, era amigo de Napoleón Gómez Urrutia, líder minero en México. De hecho el sindicato AFL-CIO participó este martes 17 de agosto en apoyo a los trabajadores inconformes durante el proceso de legitimación del contrato colectivo de General Motors Company.

En su momento, Richard Trumka hizo pronunciamiento público a favor de Gómez Urrutia cuando era buscado por la justicia mexicana. Incluso la semana pasada Napoleón Gómez Urrutia publicó en el periódico La Jornada un artículo titulado “En memoria de Richard Trumka” con una fotografía en donde están juntos en la presentación del libro de Napito sobre la supuesta persecución de que fue objeto por parte del gobierno de México.

(El líder del sindicato AFL-CIO de Estados Unidos, Richard Trumka, vino a la presentación del libro de Napoleón Gómez Urrutia sobre su exilio en Canadá)

El vínculo de Napoleón con el conflicto de la General Motors también queda demostrado con la presencia del sindicato Unifor de Canada, cuyo dirigente Jerrey Dias también defendió al líder minero cuando estaba prófugo. El 5 de febrero del 2017, Jerry Dias hizo un llamado al Gobierno de México para permitir que Gómez Urrutia pudiera regresar al país con seguridad y que pusiera fin al ataque a la libertad de asociación. En una fotografía, Jerry Dias mostró un cuadro con la fotografía de Napoleón en apoyo a su amigo. Este martes el sindicato Unifor también también participó en respaldo a los trabajadores que buscan el NO a seguir con el contrato colectivo de trabajo.

La participación de Gómez Urrutia ha sido denunciada por los líderes del Sindicato Miguel Trujillo López de la CTM, quienes señalan vínculos con la Federación de Sindicatos Independientes de la Industria Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y Neumático (FESIAAAN), organismo que tiene su sede en San Luis Potosí.

Los trabajadores de General Motors que participan con FESIAAAN formaron una agrupación a la que llaman Generando Movimiento, cuyo líder es Israel Cervantes, un trabajador despedido por General Motor por no aprobar un examen antidoping. Israel Cervantes han tenido el apoyo de sindicatos independientes como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Frente Auténtico del Trabajo (FAT), organizaciones de la izquierda sindical mexicana. Incluso una abogada del Sindicato Mexicano de Electricistas, Claudia Patricia Juan Pineda, ha sido la abogada de los trabajadores de GM.

Otro de las organizaciones sindicales afines a Morena que se ha metido al conflicto es la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), la central obrera liderada por Pedro Haces, senador de la República por Morena. 

La secretaria general de CATEM en Guanajuato, Irma Gómez Contreras, participó abiertamente en las primera asesorías a los trabajadores de General Motors para pedir la Legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo. Irma Gómez Contreras hizo declaraciones a nombre de CATEM pidiendo la revisión del contrato colectivo de GM.

La Legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo es un proceso que fue incluido en el Acuerdo de Remediación adoptado por los gobiernos de México y Estados Unidos como respuesta del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC. Este recurso está contemplado en la Reforma Laboral del 2019 y en el Capítulo Laboral del T-MEC (el tratado de libre comercio entre México, EU y Canadá).

La votación consiste en que los trabajadores de la empresa van a las urnas a confirmar si están de acuerdo o no con el contrato colectivo de trabajo y con las prestaciones laborales. Si los trabajadores votan por el Sí están de acuerdo con el contrato, el sindicato sigue siendo el titular, pero si los trabajadores votan por un NO obliga a la empresa a mejorar las condiciones laborales o incluso a firmar un nuevo contrato con los sindicatos que decidan participar y que tengan la votación mayoritaria de los trabajadores.

La votación en Silao se lleva a cabo este martes 17 y miércoles 18 de agosto, y los resultados se entregarán por la tarde.

La pelea por el contrato colectivo de General Motors es el principio de una disputa entre Napoleón Gómez Urrutia y la CTM por la titularidad de diversos contratos de empresas transnacionales en México.

KD