Main logo

Claves para entender el conflicto entre trabajadores de la General Motors

El conflicto provocó que Estados Unidos enviara una queja a México

Escrito en GUANAJUATO el

Silao, Guanajuato.- En la planta de General Motors (GM) en Silao el sindicato “Miguel Trujillo López” adscrito a la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM) ha velado por los empleados desde hace más de 10 años. Todo estaba bien aparentemente, hasta que, en la consulta para lograr el aval de actual contrato contractual en el capítulo de protección, poco más de la mitad de los votantes manifestaron una inconformidad.

El disgusto y revuelo en la consulta a los sindicalizados llegó a Estados Unidos, mismo que avisó a México, a manera de queja, sobre el conflicto al interior de la planta automotriz.

La planta GM de Silao, produce la Chevrolet Cheyene, la Chevrolet Silverado y la GMC Sierra, además de motores y transmisiones. La producción está en manos  de 6 mil 494 empleados, todos sindicalizados.

En redes sociales denuncian que los trabajadores han sido "sometidos" a charlas en favor de la CTM.

El sindicato el 5 de abril llamó a consulta, serían dos días 20 y 21 de abril para atender a los más de seis trabajadores. Los sindicalizados de la CTM accedieron al derecho de votación en 2019, luego de que entrara en vigor una reforma laboral que sustenta el renovado tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, el cual garantiza que los trabajadores no estén sujetos a contratos que se firmaron sin su consentimiento.

LOS RESULTADOS EN LA VOTACIÓN

La alerta del descontento laboral al interior de la GM Silao se conoció cuando del total de empleados, solo 3 mil 435 emitieron su voto durante el primer día de la consulta -20 de abril-, esto representa el 52.8% del total; de éstos, mil 784 votaron en contra de mantener el contrato con la CTM, el 47.39% restante de los votantes, se manifestaron a favor del presente sindicato. Únicamente 23 anularon su voto.

Sin llegar al segundo día de consulta la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) canceló la votación, argumentando que halló “irregularidades graves” en la votación y ordenó repetirla en un plazo de 30 días.

El informe de la Secretaría relató que “se rompieron boletas que iban a utilizarse el segundo día de votaciones; en las carpetas, los listados de los trabajadores se marcaron con tinta roja y la caja blanca que resguardaban las boletas tenía la leyenda ‘Somos Generando Movimiento’”. Aseguraron que, la posibilidad de que la CTM habría metido las manos, para difuminar una derrota absoluta, era grande.

LA QUEJA DE LOS AMERICANOS

Los congresistas Dan Hildee, Bill Pascrell Jr. y Earl Blumenauer enviaron una carta a Mary Barra, presidenta de la General Motors donde la exhortaron a permanecer neutrales en cualquier futuro esfuerzo sindical de los trabajadores mexicanos, en respeto de sus derechos laborales.

Además, pusieron como fecha límite el 25 de mayo para que la automotriz aclare las interrogantes relacionadas al proceso de votación. Por su parte, la STPS recomendó cargos penales para los miembros de la CTM en caso de resultar responsables, pidieron también, especial atención a la administración de la GM en EU para iniciar las pesquisas correspondientes.

Ahora una empresa externa realiza la revisión independiente y exhaustiva de las votaciones sindicales en la planta de Silao. La GM dijo no estar involucrada en las violaciones a los derechos laborales de los empleados.

OTRA OPORTUNIDAD

La Secretaría del Trabajo ordenó al sindicato “Miguel Trujillo López” realizar una nueva votación en un plazo no mayor a 30 días. El sindicato tiene que promover la consulta para lograr que el 100% de los más de 6 mil empleados manifiesten su voto.

La reposición de consulta habrá de realizarse “en condiciones que garanticen la seguridad y accesibilidad de las y los trabajadores para brindar certeza de que su voto será emitido de forma pacífica, personal, libre, secreta y directa, sin coacción ni intimidación”, apuntó la Secretaría del Trabajo.

La CTM tiene el compromiso de garantizar un padrón confiable de los trabajadores con derecho al voto; máxima difusión de la convocatoria del contrato colectivo de trabajo; espacios accesibles y seguros para la votación; reforzamiento de los mecanismos d observación y vigilancia electoral y la no intromisión de la empresa, el sindicato o de personas ajenas a la consulta.

La especial atención de la STPS sobre el caso en la General Motors responde al Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-Mec. Esta es la primera ocasión que un país integrante del T-Mec utiliza el mecanismo que permite a sus miembros norteamericanos abordar las violaciones de derechos laborales en fábricas específicas.

¿POR QUÉ HAY CONFLICTO CON EL SINDICATO ACTUAL?

Año con año las prestaciones y aportaciones del Sindicato para con los empleados han ido desapareciendo, relató Israel Cervantes, ex empleado de la GM en Silao y líder de “Generando Movimiento”.

“Antes nos daban apoyo funerario para fallecimientos de familiares directos, ya no; las utilidades han disminuido; en la jornada laboral no podemos ir al baño y muchos fuimos despedidos injustificadamente”, relató Israel a La Silla Rota.

El líder de Generando Movimiento apunta que nunca participaron en una asamblea que les informara abiertamente los acuerdos y movimientos al interior del sindicato “Miguel Trujillo López”.

Las inconformidades que enfrentan los simpatizantes del movimiento, han levantado la voz, ejerciendo su derecho a no ser afiliados y/o a crear sus propios sindicatos. Buscan un ambiente laboral más justo, argumentan.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE GENERANDO MOVIMIENTO?

Generando Movimiento, nació del asesoramiento de Irma Contreras, según declaró su líder, Israel Cervantes.

En 2019 la representante de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, CATEM, en Guanajuato, -cuyo líder nacional es un senador por Morena-, Irma Contreras, dijo proclamarse en busca de un sindicato independiente que apoye a los operadores de General Motors en Silao.

En rueda de prensa en octubre de ese año la morenista tomó como ejemplo el caso de diversos colaboradores que estaban interesados en sumarse a su equipo, por la poca transparencia en el manejo de cuotas de la CTM.

Ese día mencionó: “debe respetarse su derecho de libertad sindical como lo establece la reforma laboral”.

EL DIRIGENTE DE LA CATEM

Pedro Haces, es político y empresario, también fue senador de Morena. Su intención es crear un sindicato de izquierda en México, pues en sus palabras “ya es hora de acabar con el viejo sindicalismo”, refiriéndose a la CTM.

En su perfil como empresario, está a cargo de negocios que ofrecen servicios de limpieza, seguridad, traslado de valores y fabricación de equipos, en donde también ya creo un contra sindicato. El morenista cuenta con historial delictivo, por robo a mano armada de un vehículo.

sp