JOSÉ AGUSTÍN

José Agustín, el escritor que se "creía Chaplin y cobraba como Carlos Fuentes"

José Agustín fue escritor desde los 11 años. Quizá desde antes porque, según recordaba él mismo, en quinto de primaria ya había escritor su primer cuento. Murió este 16 de enero

José Agustín siempre fue un escritor prolífico
José Agustín siempre fue un escritor prolífico.José Agustín siempre fue un escritor prolíficoCréditos: @inbal y Diccionario Mexicano de Escritores
Por
Escrito en GENTE Y VIDA el

“Me creía el Chaplincito”, contó José Agustín en una entrevista en la que recordó el momento en que comenzó a escribir. “Debió ser a los 12 años, entre los 11 y los 12 años cuando me metí a un grupo de teatro”, dijo en un programa de Cana Once.

La precocidad literaria de José Agustín fue testificada por su familia y su amigo desde la infancia, el escritor Gerardo de la Torre.

“Conocí a José Agustín en año 53 cuando llegó a la ciudad y desde siempre fue en muchacho muy talentoso y brillante”

Para el escritor mexicano, que murió este 16 de enero a los 79 años, el descubrimiento de su talento para escribir fue algo que se dio de manera natural y nunca se cuestionó su vocación, por el contrario, la puso en marcha desde la primaria.

“Empecé a hacer dibujos e inventaba mis propios cómics. Poco a poco me di cuenta que los dibujos se hacían más chiquitos y las letras más grandes y cuando estaba en quinto de primaria escribí mi primer cuento. Escribía en todas partes y por esa época mi padre me preguntó: qué vas a hacer de grande y yo le dije: ay papá, qué pregunta más mensa, pues voy a ser escritor”

Su padre, escéptico, lo cuestionó: ¿Y a poco los escritores viven de ser escritores? José Agustín respondió con la firmeza de quien sabe lo que quiere en la vida:

“Pues a lo mejor malviven, pero de eso que viven los escritores, de eso voy a vivir”.

Así fue: a lo largo de su vida publicó 11 novelas y 6 libros de cuentos, además de 2 antologías y 2 guiones de cine. Nada mal para aquel niño que se creía el “Chaplincito” cada vez que escribía una obra de teatro, la montaba y la dirigía.

¿Cómo se hizo escritor José Agustín?

La vida del José Agustín escritor comenzó cuando todavía ni siquiera había terminado su primera novela formal. Aunque tenía montones de cuentos y novelas que él mismo editaba de manera artesanal y los vendía de mano en mano, el perfil de su suerte cambió cuando uno de esos libros, “La tumba” terminó en el escritorio de la editorial Joaquín Mortiz.

“Yo fui a ver a don Joaquín y ya me tenía mi contrato listo y todavía me di el lujo de decirle: oiga, pues cáigase con una lana ¿no? ‘A ver le voy a dar mil pesos’. No, cómo que mil pesos, yo necesito cinco mil. “Oiga, pero eso es lo que le doy de adelanto a Carlos Fuentes”. Pues págueme como a Carlos Fuentes, qué ching…”

Con esos cinco mil pesos, José Agustín se compró una máquina de escribir eléctrica y terminó de escribir De perfil, que pasó a la historia como la novela señera de la literatura de la onda, una corriente literaria marcada por el lenguaje juvenil y la innovación técnica.

El éxito de la literatura de José Agustín lo llevó al cine, con la intención de adaptar justamente la novela De Perfil.

“Pero nunca se pudo porque la censura en aquella época era durísima, os tumbaron un chorro de proyectos”.

Finalmente, con Angélica María de protagonista., José Agustín cumplió el deseo de entrar al mundo del cine como guionista de “Cinco de fresa y uno de chocolate”.

El accidente que le cambió la vida

En la década de los 80, José Agustín se fue a vivir en Cuautla, donde desarrolló lo que parece una vida paralela, ya que se alejó del mundo citadino para concentrarse en su familia y la meditación.

Pero no dejó de escribir y hacia principios de los noventa comenzó a publicar su compendio de Historia contemporánea sobre el México priista.

“En el 88 a mí se me ocurrió escribir “Tragicomedia mexicana”. Fue un proyecto que surgió basado en que no hay nada reciente sobre esa parte de la historia mexicana y le quería dar una probadita de la vida en México, como se vestía la gente que cantaba estaba cantando que reacción tenia ante las instituciones como eran las fiestas”.

Desde 2009, la vida le cambió de manera radical pues se retiró de la vida pública ya que tras sufrir una caída de un escenario en el que estaba presentando un libro, su salud se fue deteriorando.

Las consecuencias fueron dramáticas porque José Agustín resultó con seis costillas rotas y una lesión en el oído izquierdo. El golpe fue tan duro que el escritor quedó tumbado en el piso, según se pudo ver en varias fotos que fueron divulgadas en esa fecha.

Su salud se agravó a finales del año 2023, cuando su hijo, José Agustín Ramírez, publicó en su cuenta de Facebook:

“Esos buenos lectores y lectoras de don José Agustín, mi padre y un gran escritor, se solicitan sus oraciones o que manden buena vibra porque el jefe está bastante delicado, debido a problemas de salud que hace años lo arrancaron del mundo literario”.

Finalmente, este 16 de enero, la familia confirmó la muerte del escritor que renovó la literatura mexicana y el historiador que llenó un hueco en la Historia de México

“Con profunda tristeza comunicamos el fallecimiento de José Agustín: esposo, padre, hermano, abuelo y escritor devoto de la literatura y la música, así como de sus lectores de cualquier edad”.