Cultura

Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales

La pintógrafa austriaca Inge Prader recreó en fotografía algunas de las obras del pintor más representativo del modernismo pictórico

REDACCIÓN 18/09/2017 04:39 p.m.

Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales
Recrean cuadros del pintor Gustav Klimt con personas reales


El pintor Gustav Klimt, nació en 1862 y fue la figura más representativa del modernismo pictórico (Jugendstil) en el mundo de habla alemana.

Su formación artística la obtuvo en la escuela de artes aplicadas de su ciudad natal y triunfó como autor de grandes pinturas decorativas en un estilo de corte academicista, del que constituyen un buen exponente las pinturas de la escalera del Museo de Historia del Arte de Viena.

En 1897, su interés por el arte de vanguardia lo llevó a abandonar la Asociación de Artistas Vieneses y a fundar, con algunos amigos, la famosa Secesión Vienesa, de la que fue el primer presidente y máximo exponente.

Considerado como "El pintor de la sexualidad, el amor y la muerte" sigue batiendo hoy récords en subasta por su valentía para mostrar la belleza natural del ser humano, principalmente de la mujer, en una época de cierta contención.

Klimt pintó a mujeres desnudas, musas capaces de hechizar al espectador con su sensual belleza.

El pintor austríaco se atrevió como pocos en la historia del arte a mostrar la superioridad erótica de la mujer.

Su etapa dorada es, sin duda, la más atractiva y El beso, que puede admirarse también en Viena en el Belvedere Superior, es quizá la obra que mejor representa la fuerza del amor.

auc





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información