TLCAN

El otro riesgo que ve la IP detrás del alza salarial automotriz por TLCAN

A la presión al alza en salarios en la industria automotriz se vendrían en cascada en el sector eléctrico y agropecuario, entre otros, advierten empresarios
El otro riesgo que ve la IP detrás del alza salarial automotriz por TLCANHay tres temas atorados; pero el tema salarial en la regla automotriz en TLCAN implicaría perder 60% de producción de automotores (Archivo)

La inclusión de una cláusula salarial para que la producción automotriz esté libre de aranceles en la región del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es inviable desde el punto de vista de los empresarios pues se perdería competitividad, empleos e industrias apalancadas al sector, lo que "descarrilaría" al sector y metería presión para que continúe la desaceleración de la economía mexicana.

El tema salarial en la regla de origen automotriz en TLCAN queda "fuera de lugar" para la industria mexicana porque implicaría perder 60% de la producción de automotores en el país y daría pauta a que "se abra la caja de pandora" en otros sectores competitivos para México, como el agropecuario o eléctrico.


"El tema laboral sigue siendo parte de la negociación, tenemos asimetrías de las propias economías (en México y EU); los costos laborales no sólo son los que implica el salario mínimo mismo sino los costos añadidos que la economía requiere en capacitación y seguridad o tecnologías que nuestro país apenas va desarrollando", sostuvo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Abundó que la negociación entre México y Estados Unidos va enfocada a lograr una integración regional y no atentar contra los empleos generados, sino ser atractivos y competitivos para atraer nuevas inversiones.

El diario El Economista publicó que para alcanzar sueldos de 16 dólares la hora para trabajadores de la industria llevaría a perder empleos, pues al tratar de alcanzar una condición así, primero se tendría que robotizar la producción que implicaría desemplear a trabajadores automotrices.

El miércoles pasado, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, planteó que alrededor de 35 o 40% de un componente automotriz podría ser hecho en una zona de América del Norte donde se pague un salario de 16 dólares por ahora.

Guajardo lanzó la propuesta de que el tema salarial se incluyera sólo para partes y componentes de alta sofisticación como es el software, o empleados de investigación y desarrollo.

José Manuel López, presidente de la Concanaco, comentó que el ambiente durante la negociación bilateral es que las pretensiones de EU se han disminuido con alternativas que México ha puesto en la mesa del TLCAN, que quizá se sustituyan, pero no hay un acuerdo aún.


"No hay acuerdo entre lo que pide EU, y México está dispuesto a aceptar, ya se han flexibilizado las posiciones estadounidenses, que está ligado no solamente al porcentaje de contenido nacional, tiene otro componente en el sector automotriz, que sean en lugares de salarios de 16 dólares, de salarios más altos que los actualmente hay en nuestro país, entonces al disminuir los porcentajes de contenido nacional, la diferenciación va siendo menor, por eso decimos que no están distantes las dos posturas y con flexibilidad", destacó en entrevista.

PRÓXIMA SEMANA, CRUCIAL PARA LOS 3 TEMAS "ATORADOS"

Estados Unidos ha estado presionando en favor de una cláusula que obligaría a renegociar el TLCAN cada cinco años, una idea a la que se oponen con fuerza Canadá y México.

Hace un par de días, en un programa radial, Guajardo dijo que entre los temas "atorados" en la renegociación del TLCAN, "tienen que ver con los mecanismos de resolución de controversias, con el aterrizaje final de la regla automotriz y con el tema sunset", justamente los relacionados con las peticiones más controversiales del gobierno estadounidense.

Las conversaciones entre México, Estados Unidos y Canadá para modernizar el pacto vigente desde 1994 se han prolongado desde agosto del año pasado, luego que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que quería más beneficios para las empresas y los trabajadores de su país.

Las negociaciones para modernizar el TLCAN se estancaron tras la última ronda formal de marzo, y la incertidumbre aumentó en junio cuando Washington impuso aranceles al acero y aluminio mexicano y canadiense, una medida a la que ambos países respondieron con tarifas sobre varios productos estadounidenses.

CIERRAN 10 CAPÍTULOS; FALTAN 10 MÁS

México y Estados Unidos concluyeron con avances la segunda semana del relanzamiento de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), en la que lograron cerrar otros 10 capítulos, con lo que quedan pendientes solo 10 de los 30 a discusión.


"Tenemos 20 capítulos cerrados, de 30, pero los demás no son los capítulos completos, sino que falta la definición de un párrafo o el lenguaje específicos", señaló aquí el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, al concluir su reunión con los negociadores estadounidenses.

En declaraciones a reporteros afuera de la Oficina del Representante Comercial de la Casa Blanca (USTR), Guajardo explicó que lo que se requiere ahora son las decisiones que se tienen que tomar para llegar a acuerdos.

Guajardo abundó que esta etapa de la negociación constituye una combinación técnica-política, "porque mucho del trabajo es una mezcla entre encontrar técnicamente las palabras adecuadas y las decisiones políticas correctas".

El funcionario mexicano destacó que ha habido "mucho avance" en el tema automotriz, con lo que anticipó que están cerca de una conclusión.

Por lo que se refiere a la denominada cláusula de revisión o "sunset clause", el Secretario de Economía manifestó que el tema no ha sido abordado desde que se inició esta nueva fase de la negociación, la semana pasada.

A pesar de las cuestiones pendientes, Guajardo aseguró que se mantiene optimista de que "podemos tratar de aterrizar un acuerdo antes de agosto".

Entrevistado por separado, Jesús Seade, representante del virtual Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que con los avances logrados, las pláticas han entrado a una parte de definiciones.

Comentó que el tema de la cláusula de revisión no ha sido tocado por Estados Unidos, aunque estimó que podría ser analizado la próxima semana.

"No es que (el tema de la cláusula) esté problemático. No se ha visto. Estamos empezando poco a poco para discutir cómo abordarlo, y otras cuestiones. Estamos llegando al hueso", dijo Seade, quien opinó que lo que ahora toca es que los dos países acerquen posiciones coincidentes.


"Las cláusulas de revisión, como cualquier instrumento, son discutidas sobre la base de las necesidades, de manera que tenemos que discutir las necesidades y cómo abordarlas. No ha habido progreso, y no puedo especular", apuntó.

Sobre la ventana de oportunidad para alcanzar un acuerdo a fines de este mes, Seade sostuvo que esta posibilidad existe, pero insistió en mantener un optimismo cauteloso.

Guajardo resaltó que, tras estas dos semanas de pláticas, las dos partes se han acercado a un punto en el que podrán empezar a discutir los temas más complejos y resolverlos de manera técnica.

"Estamos listos para avanzar en la finalización de los temas México-Estados Unidos, a lo sumo, la próxima semana, de manera que hay buenas probabilidades de que estaremos aterrizando algunos temas", acotó el funcionario.

Los equipos volverán a reunirse aquí la semana próxima, aunque falta por definir los días que lo harán.

LEA TAMBIEN


Acuerdos del TLCAN presionarán al alza salarios en México

Las reglas de origen en la industria automotriz se modificarían para dar cabida a elevar pagos a la mano de obra en la región

LEA TAMBIEN


"No echar campanas al vuelo", pide IP en TLCAN

El presidente del CCE pidió no adelantarse con respecto al cierre de la negociación del TLCAN, pues aún falta por abordar temas polémicos

AJ











Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información