ESTADOS

Exfiscal de Jalisco relata cómo logró escapar de los sicarios del CJNG

Luis Carlos Nájera detalló cómo salvó su vida en medio de balas repercutidas por más de 20 sicarios del CJNG en pleno centro de Guadalajara

  • MARLENE VALERO
  • 22/05/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Exfiscal de Jalisco relata cómo logró escapar de los sicarios del CJNG
La escena del atentado, en la avenida Chapultepec (Foto tomada de la web)

Ciudad de México (La Silla Rota).- “La camioneta se detuvo…había recibido muchos disparos. Me bajé como pude y tomé un taxi a Palacio de Gobierno”, relató el exfiscal Luis Carlos Nájera, víctima de un atentado por parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El pasado lunes por la tarde, los tapatíos vivieron el terror. En pleno centro de la ciudad, en la avenida Chapultepec, una de las más concurridas y turísticas, un grupo de hombres armados y encapuchados protagonizaron un enfrentamiento con elementos de la policía.

Atacan a ex fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera

Su objetivo era asesinar al Luis Carlos Nájera Gutiérrez, quien fue titular de la Fiscalía de Jalisco de 2013 a 2015, y desde febrero fue nombrado secretario de Trabajo, en el gobierno de Aristóteles Sandoval.

En rueda de prensa, el exfiscal narró a medios de comunicación cómo logró escapar de una veintena de sicarios que iban por su vida y cómo se escabulló entre las balas para ponerse a salvo.

“Entraron dos personas, dos sospechosos, que yo identifiqué como miembros del crimen organizado, puse en alerta a mis escoltas, les pedí que cuando yo saliera tuvieran la camioneta blindada tapando la entrada”, detalló.

Nájera Gutiérrez había mantenido una reunión de trabajo en uno de los restaurantes de la avenida Chapultepec cuando dos sujetos sospechosos ingresaron al lugar.

De acuerdo con sus palabras, los identificó como miembros de la delincuencia organizada, por lo que pidió a sus escoltas que llevaran la camioneta blindada donde se transportaba, hacia la entrada del restaurante.

Así lo hicieron. Cuando salió del lugar, comenzaron los disparos. Los escoltas repelieron el ataque con sus armas y como pudo, Luis Carlos Nájera logró entrar a la camioneta para resguardarse de las balas.

“En cuanto yo salí empezaron los disparos en contra de un servidor, de mis escoltas y la gente que iba conmigo. Me pidieron que me subiera a la unidad blindada, ahí estuvimos recibiendo los impactos. Por fortuna los impactos fueron en contra de la camioneta…”, explicó.

Antes de subir a la unidad blindada, el exfiscal de Jalisco resultó herido en la mano izquierda con un balazo de las armas de asalto que portaban los más de 20 sicarios que disparaban contra él.

Después, el automóvil arrancó para llevar a salvo al funcionario. Los escoltas se quedaron repeliendo las balas de los criminales, con el apoyo de elementos de la Fuerza Única, que se encontraba cerca del lugar.

Sin embargo, al llegar al cruce de Juan Manuel y Federalismo, la unidad se detuvo. Por los impactos que recibió, ya no arrancó.

Ahí, es cuando Luis Carlos Nájera decide bajar del vehículo y subir a un taxi, donde los criminales no sospecharían que viajaba. Arribó a Palacio de Gobierno para buscar protección.

“En Federalismo se paró la camioneta. Sí, por los impactos que recibió. Entonces descendí y tomé un taxi. Me fui a Palacio de Gobierno”, dijo ante los medios de comunicación.

De los más de 20 sicarios que participaron en el atentado contra el exfiscal, las fuerzas de seguridad lograron la captura de seis de ellos, pero también un ‘cuantioso’ arsenal de armamento, de acuerdo con el gobernador Aristóteles Sandoval.

El mandatario confirmó que los autores del ataque fueron integrantes de un cuerpo de élite del Cártel de Jalisco Nueva Generación, grupo al que asegura, han enfrentado durante su gestión.

“No nos detendremos hasta capturar al último agresor que intentó atentar contra la vida del secretario”, declaró Sandoval.

El conflicto no terminó ahí. Durante la tarde, después de los hechos suscitados en Chapultepec, en dos diferentes avenidas, hombres armados tomaron camiones de transporte, los incendiaron y bloquearon las calles.

Esto causó caos y temor entre los habitantes de la zona conurbada de Guadalajara.

Entre el atentado contra el exfiscal y los incendios de vehículos en distintas zonas de la ciudad, resultaron 16 personas heridas, policías y civiles. Uno de ellos fue un bebé de ocho meses de edad, quien perdió la vida este martes por la tarde.

mvf