METRÓPOLI

Inseguridad asedia FES Acatlán; alumnos, víctimas de la violencia

Ya sea a unos cuantos pasos del plantel universitario o en las zonas aledañas del municipio mexiquense de Naucalpan los universitarios no se sienten seguros

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 23/08/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Inseguridad asedia FES Acatlán; alumnos, víctimas de la violencia
Inseguridad asedia FES Acatlán; alumnos, víctimas de la violencia (Foto tomada de la web)

La inseguridad y la violencia que se viven en los alrededores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán es alarmante.

Ya sea a unos cuantos pasos del plantel universitario o en las zonas aledañas del municipio mexiquense de Naucalpan, donde se encuentra la facultad, los universitarios no se sienten seguros.

En lo que va del año han trascendido al menos cuatro casos de violencia relacionados con la FES Acatlán, hechos que incluso han provocado la manifestación de alumnos y la exigencia de autoridades universitarios al ayuntamiento de Naucalpan para que se garantice su seguridad.

Abuso sexual a la vista de todos

Eran las 6:40 de la mañana, Amelia, estudiante de la FES Acatlán, iba rumbo a su trabajo, se encontraba en el cruce de Periférico Norte y Primero de Mayo, muy cerca de la universidad, cuando fue abusada sexualmente.

Un sujeto armado se le acercó con un arma, le quitó sus pertenencias, la golpeo, la llevó cerca de unos locales y la violó.

En la calle, a la vista de todos, pero sin que nadie interviniera o llamara a la policía, fue penetrada y obligada a practicarle sexo oral al delincuente.

La joven de 22 años contó los hechos al diario El Universal, a quien detalló luego fue auxiliada por un hombre acompañado de su hija.

Posteriormente, acudió al Ministerio Público de Naucalpan a levantar una denuncia.

Ante las autoridades, señala Amelia, tuvo que esperar más de siete horas sin poder asearse para que la viera un médico legista.

Luego le recriminaron que hubiera comido, cuando era más de mediodía y no había ingerido ningún alimento.

No fue hasta que pasaron casi 10 horas de su llegada al Ministerio Público cuando se consumó la denuncia.

Junto con policías ministeriales, Amelia regresó al lugar de los hechos, donde se percató no había cámaras de seguridad ni policías.

Cabe mencionar que el abuso sexual contra la joven estudiante de la FES Acatlán ocurrió en una de las calles más peligrosas de todo el Estado de México: Primero de Mayo.

De acuerdo con el mapa delictivo del C5, en dicha avenida ocurren a plena luz del día todo tipo de delitos del fuero común como el robo a transeúnte, a transporte público, de automóvil, así como secuestro y hasta homicidio.

Intento de secuestro

Axel salia de las instalaciones de la FES Acatlán cuando escuchó los gritos de una mujer, quien se encontraba con otro sujeto.

Al principio, el joven no le hizo mucho caso a la situación pues parecía que la pareja estaba jugando.

Sin embargo, Axel se dio cuenta que el varón estaba cargando contra su voluntad a la mujer hacía su vehículo.

Axel corrió hacia ellos e intento tranquilizarlos, pero él no soltaba a la mujer. Ahí, notó que había otra persona dentro del automóvil al que querían subir a la joven.

Este segundo hombre, de 40 años aproximadamente, bajó del auto para cooperar con el rapto.

Un conocido de la mujer llegó al lugar y pidió a los hombres que se calmaran, mientras, junto con Axel, intentaban liberar a la mujer.

"Es mi ex novia, tengo que hablar con ella" fue lo único que dijo el raptor, a lo que Axel le soltó un codazo, liberando así a la joven quien salió corriendo al interior de la FES Acatlán.

Los agresores subieron a su automóvil y se dieron a la fuga.

Axel fue hacia el vehículo de la mujer agredida y le dijo a su amigo que fuera a buscarla. Posteriormente, avisó a las autoridades universitarias, quienes únicamente dieron un reporte.

Los hechos fueron dados a conocer por Axel a través de su cuenta de Facebook, quien también mostró su inconformidad por la situación de violencia tanto dentro de la universidad como en general contra las mujeres.

Autoridades de la universidad informaron a La Silla Rota que los hechos, en efecto, ocurrieron afuera de las instalaciones de la FES Acatlán.

Detallaron, además, que el agresor, ni la víctima, no forman parte del alumnado de dicha casa de estudios. No se supo más del caso.

Balean a maestra en el estacionamiento

María Luisa Noria Ramírez subió a su auto y con él salió del estacionamiento principal de la FES Acatlán, sin embargo, a su salida la profesora de la licenciatura de Economía fue abordada por un sujeto armado, quien disparó con un arma de fuego contra la docente.

Tras el ataque, perdió el control de su auto y se impactó en el muro del puente vial entre la universidad y la avenida San Juan Totoltepec.

La profesora conducía un vehículo Volkswagen Golf color gris con placas PYZ-9638.

El responsable de los hechos fue identificado por las autoridades como un hombre de aproximadamente 1.80 metros de estatura, complexión robusta, cabello negro, gorra y sudadera negras, pantalón de mezclilla y mariconera.

La mujer fue llevada al hospital de Traumatología de Lomas Verdes, donde ingresó muy grave. Actualmente se encuentra estable.

Posteriormente, Roberto “N”, esposo de la maestra, fue aprehendido acusado de ser el autor intelectual del ataque en su contra, así como Ismael “N”, quien habría detonado el arma.

Innumerables asaltos; algunos terminan en asesinatos

Los asaltos en los alrededores de la FES Acatlán son los delitos más contantes a los que se enfrentan alumnos y docentes.

Por ejemplo, el pasado mes de abril, un estudiante de la universidad fue asesinado de 15 puñaladas en medio de un asalto, en los límites de Naucalpan con Tlalnepantla.

Anteriormente, tres días antes del ataque a la profesora, asaltantes lesionaron a dos estudiantes que viajaban en el transporte público.

El asalto comenzó sobre la avenida Adolfo López Mateos, a la altura de la Mega, junto a la FES Acatlán, y se bajaron al llegar al Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan, también cerca de la universidad.

Aunque hubo detonaciones de arma de fuego, las lesionadas solo recibieron cachazos por parte de los criminales.

A unos kilómetros de la FES Acatlán, el paradero de la estación Cuatro Caminos del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, también ha sido escenario de conatos de violencia.

El pasado 13 de febrero, una estudiante de 16 años recibió un balazo en el brazo luego de resistirse a un asalto, a las afueras del Metro. 

La menor, identificada como Katerin, relató que se encontraba en las escaleras para llegar al Metro cuando tres sujetos la abordaron para quitarle sus pertenencias.

Sin embargo, ella se negó y forcejeó con los delincuentes, quienes le dispararon en el hombro izquierdo.

Los delitos de Naucalpan en cifras

De enero de 2015 a julio de este año se han denunciado 66 mil 500 delitos en Naucalpan, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En dichos tres años y siete meses han asesinado a 416 personas en el municipio mexiquense. En 2015 los homicidios alcanzaron los 99 casos, al año siguiente fueron 117 asesinatos, más 129 crímenes el año pasado y 71 hasta julio pasado.

De 2015 a la fecha se han catalogado como feminicidio ocho asesinatos violentos de mujeres en Naucalpan; dos casos en 2015, cuatro en 2016, uno 2017 y uno más en lo que va del 2018.

Por su parte, los secuestros suman 21 casos desde 2015 en Naucalpan, aquel año se denunciaron apenas tres casos, en 2016 la cifra subió a 11, el año pasado se alcanzaron los cinco casos y en lo que va del año se han registrado sólo dos plagios.

En cuanto a delitos sexuales, las autoridades mexiquenses han recibido la denuncia de 648 personas desde enero de 2015, registrándose 114 casos dicho año, 182 casos en 2016, 217 casos el año pasado y 135 hasta julio de este año.

El asalto a transeúnte y en transporte público son de los delitos que más se cometen en todo el Estado de México, así como en Naucalpan.

Al menos 4 mil 890 casos de robo a transeúnte se han denunciado en los últimos tres años siete meses. En 2015 se registraron mil 75 casos, 883 casos en 2016, mil 356 se dispararon los casos en 2017 y 467 en lo que va del 2018.

Finalmente, el asalto en transporte público alcanzó a 3 mil 323 víctimas de enero de 2015 a julio de este año. En 2015 se registraron 808 casos, 692 el año pasado, mil 356 el año anterior y 467 los primeros siete meses de 2018.