Sexualidad y Cultura

Las fantasías sexuales más íntimas de los mexicanos y su origen prehispánico

Aquí podrás descubrir las fantasías sexuales más íntimas de los mexicanos, desde orgías, sexo con desconocidos, hasta el exhibicionismo
Las fantasías sexuales más íntimas de los mexicanos  y su origen prehispánicoTe asombrará conocer las estadísticas de las fantasías sexuales más íntimas de los mexicanos y su lazo con la cultura prehispánica (FOTO TOMADA DE WEB)

El sexo y las fantasías sexuales son un tema constante en la mente de los mexicanos, y aunque pueda parecer extraño para algunos, su origen data de la época prehispánica.

A pesar de la influencia católica que quedó tan impresa en el imaginario colectivo –con sus consecuentes tabúes, coralinas, reprimendas y demás–, hay un algo en los mexicanos que los incita al sexo, pero no cualquier tipo sexo, buscan que la copulación se transforme en toda una experiencia.

Todo esto tiene que ver con nuestra otra gran determinante cultural, nuestras raíces prehispánicas. Como ejemplo están los cantos eróticos nahuas o las deidades Tlazoltéotl y Xochiquétzal, quien era estupendamente bella, simbolizaba los encuentros espontáneos juveniles y la tentación que hace caer a los hombres castos; su imagen se personaliza con un tocado de plumas de quetzal unidas en oro y piedras preciosas.

Por otra parte, Tlazoltéotl fue denominada como la diosa de la sexualidad, de la lujuria y la pasión, la provocadora de amores prohibidos y del adulterio, de las pasiones carnales y la transgresión moral. En algunas ocasiones, Talzoltéotl fue conceptualizada como hombre; sin embargo, su común atuendo era una banda de algodón en la cabeza con dos husos textiles en los costados. Su boca se pintaba de negro, como se caracterizaba a las prostitutas.

Poco se ha estudiado sobre las fantasías sexuales entre los mexicanos. Sin embargo, en una encuesta realizada por la AMSSAC (Asociación Mexicana para la Salud Sexual), reveló las "ensoñaciones" más inimaginables.

Es importante saber más de la sexualidad para normalizarla e, inevitablemente, esto lleva al campo de las fantasías que cada mexicano posee. Sin un conocimiento de estos deseos ocultos, las relaciones humanas podrían ser más difíciles.

A continuación, te mostramos algunos de los resultados de una encuesta realizada a mexicanos de un rango de edad entre los 18 hasta los 60 años con fines de investigación y, en última instancia, de autodescubrimiento.

¿Qué tanto fantasea un mexicano con participar en una orgía?

La gráfica muestra que la frecuencia con la que un mexicano fantasea estar en una orgía no es muy alta. Aunque, de los encuestados, se muestra que los hombres son más proclives a esta fantasía con un 35.85% en la categoría de A veces, a comparación de las mujeres, quienes sólo tuvieron un 22.59%. Independientemente del resultado, es sumamente interesante como la práctica de las orgías continúa en la psique humana. Sobre todo, cuando en el mundo prehispánico, se tiene constancia de las orgías en el episodio en el que el rey Nezahualpiltzintli, heredero e hijo directo de Nezahualcóyotl, encontró a su esposa, la princesa Chalchiuhnenetzin, con tres amantes en pleno acto sexual.

¿Qué tanto fantasean los mexicanos con tener sexo con su pareja?

Los resultados demuestran que las mujeres son más propensas a fantasear con un ser querido por un 77,59% en la categoría de "A menudo", a comparación de los hombres, quienes sólo lo fantasean un 61,46%. Esto revela la manera diferente en la que los hombres y mujeres se relacionan con la sexualidad, y sugiere que las mexicanas asocian más al sexo con el amor.

¿Qué tanto fantasean los mexicanos con tener sexo con una persona desconocida?

La diferencia según el género vuelve a ser una realidad en estos resultados. De acuerdo a los porcentajes, un 33% de los hombres en la categoría A menudo, sí han pensado en tener relaciones sexuales con un desconocido; mientras, de las mujeres, sólo un 20% lo ha pensado.

¿Qué tanto se imaginan los mexicanos teniendo sexo al aire libre?

Las gráficas muestran que las fantasías en torno a esta situación son muy frecuentes entre ambos géneros. Aunque, la gráfica revela que las mujeres fantasean más con esta posibilidad en la categoría A menudo por un porcentaje de 35.18%; a comparación de los hombres, que sólo tienen un 26,43%.

Los escalofriantes relatos de los exorcismos que hizo Juan Pablo segundo y que la iglesia jamás desmintió 

nl





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información