MUNDO

Juicios por atentados de ETA aún sin resolver

ETA califica de especial este año porque está a punto de concluir su proceso de debate. La justicia sigue persiguiendo los atentados de la organización

  • REDACCIÓN
  • 02/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Juicios por atentados de ETA aún sin resolver
Juicios por atentados de ETA aún pendientes (Imagen de Elmundo.es)

Euskadi Ta Askatasuna (en español, País Vasco y Libertad; ETA) es una organización terrorista nacionalista vasca que se proclama independentista, abertzale, socialista y revolucionaria. Actualmente está inactiva.

Entre las víctimas mortales del grupo terrorista ETA, que iniciaron desde la muerte del dictador Francisco Franco (1975) y terminaron el 20 de octubre de 2011, fecha en que ETA anunció "el cese definitivo" de su "actividad armada", se incluyen víctimas de diversas ramas y escisiones de ETA, de los Comandos Autónomos Anticapitalistas y de grupos locales menos conocidos, más algunos casos especiales.

Monumento a las víctimas de ETA (Imagen de es.wikipedia.org)

Alcaldes, inspectores, agentes de la guardia civil, obreros, militares, choferes, empresarios, comisarios, industriales, taxistas y civiles (entre ellos menores), están entre las víctimas de la organización terrorista ETA.

Total de asesinatos de ETA:

Civiles: 343

Miembros de fuerzas armadas o cuerpos policiales: 486 De los cuales:

-          Guardia Civil: 203

-          Policía Nacional: 146

-          Fuerzas Armadas Españolas: 98

-          Policía local: 24

-          Ertzaintza: 13

-          Miñones (Miñoiak-Miñoiac): 1

-          Mozos de Escuadra: 1

-          Gendarmería Nacional Francesa: 1

Escoltas Privados: ¿?

Total: 829 personas asesinadas

Conteo por año de los asesinatos por parte de ETA (Imagen de es.wikipedia.org)

Para el conjunto de la sociedad, ETA forma parte de un pasado incómodo. Sin embargo, en los tribunales, la nieve sucia de ETA todavía se acumula en forma de casos sin resolver –más de 300, la mayoría de los años ochenta– y se celebran juicios que apenas llaman la atención. Como el del asesinato del comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo, ocurrido en León hace 22 años. Este martes, la Audiencia Nacional ha condenado a su autor, Sergio Polo, a 110 años de prisión.

El 22 de diciembre de 1995 una bomba lapa con kilo y medio de cloratita, colocada bajo el asiento del conductor en el auto de Cortizo, estalló. En el suelo a la izquierda del coche yacía el cadáver del comandante Cortizo salvajemente mutilado. Al otro lado del vehículo, que quedó con el techo arrancado, caía la joven Beatriz, su hija mayor, con lesiones gravísimas en el brazo izquierdo, las piernas y el abdomen. Otros tres peatones sufrieron heridas leves por quemaduras y metralla.

"No dejaré de viajar": Julia, sobreviviente al terrorismo

En los once días anteriores al ataque en León, los comandos de ETA habían asesinado a otras siete personas. Sergio Polo Escobes, alias Lur, que entonces tenía 23 años, fue uno de los protagonistas de aquella ofensiva etarra. Según la sentencia, Polo, natural de Sopelana (Bizkaia), confeccionó la bomba artesanal y la instaló en el Ford Orión del comandante.

Fotografía del asesinato del comandante Cortizo (Imagen de El País)

Polo había remitido un informe sobre una acción a la que costó la vida al comandante Cortizo perpetrada en Salamanca el 10 de noviembre de 1995. Ese día, una bomba lapa arrancó de cuajo las dos piernas al capitán de Infantería Juan José Aliste. Si no murió fue porque el artefacto se instaló en los bajos del Fiat Regata que conducía, y no bajo el asiento. Polo fue condenado por este atentado a un siglo de prisión por cinco atentados frustrados, ya que antes de producirse la explosión en el coche de Aliste viajaban su hija y tres compañeras de esta que iban al instituto.

La vinculación de Polo con los atentados de León y Salamanca llegó en junio de 2015, pocos meses antes de que las acciones prescribieran.

Las secuelas de las acciones alevosas de Polo permanecen. Beatriz, la hija mayor del comandante Cortizo, pasó 37 días en el hospital y tardó casi un año en curarse de sus heridas. Tras el alta, tuvo que someterse a dos operaciones de cadera. Esta víctima, al igual que le sucede al capitán Aliste de Salamanca, continúa actualmente en tratamiento psicológico por estrés postraumático. El comandante estaba casado y tenía otro hijo, Alejandro, de 17 años cuando ETA asesinó a su padre.

Polo cumple condena en la cárcel de Botafuego, en Algeciras (Cádiz). Además de estos dos atentados, fue condenado en diciembre de 1999 por el asesinato a tiros del guardia civil Emilio Castillo, perpetrado en San Sebastián en marzo de 1993. Fuentes de la Audiencia Nacional calculan que su licenciamiento llegará en torno a 2040. Quizá para entonces ya no sea recibido en su pueblo como un héroe.

ETA honró a sus militantes (Imagen de El País)

ETA, inactivos, pero en debate

La organización terrorista ETA ha hecho público un comunicado dedicado a "honrar" a sus militantes, un texto en el que sin hacer una referencia explícita a su posible disolución sí admite que "este año es especial debido al proceso de debate que está a punto de concluir".

ETA emite habitualmente un comunicado con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria), que se celebra hoy. La nota, en euskera, ha sido enviada al diario Gara. Dirigentes de la izquierda abertzale han adelantado en los últimos meses que la disolución de ETA podría producirse este año.

En su declaración, ETA dice que el "enfrentamiento ha durado demasiadas décadas; en estos últimos años hemos intentado abrir un nuevo ciclo dejando atrás el anterior".

La declaración concluye con un reconocimiento a los "miles y miles de ciudadanos que han estado en ETA o con ETA, luchadores surgidos del pueblo. A todos debemos haber llegado hasta aquí. A todos debemos el esfuerzo hecho por abrir la puerta de la libertad. De aquí en adelante también seguirán trabajando y luchando por la libertad de Euskal Herria".

mlmt