ESTADOS

Yurem jugaba en su casa cuando lo mató una bala perdida en Tijuana

La bala llegó desde afuera de la casa, donde policías municipales perseguían a un sujeto que presuntamente les había disparado a los uniformados

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 16/09/2020
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
Yurem jugaba en su casa cuando lo mató una bala perdida en Tijuana
Yurem González Carrasco fue asesinado en Tijuana con una bala perdida (Especial)

TIJUANA. - Yurem González Carrasco, de 6 años de edad, quería conocer el mar pero ya no podrá hacerlo.

Este miércoles mientras jugaba en el patio de su casa con su hermano de 4 años, una bala le entró por el costado y lo mató.

El disparo llegó desde la calle donde policías municipales de Tijuana perseguían a un hombre que terminó sin vida en un terreno baldío junto a la casa de Yurem y su familia en la colonia Mariano Matamoros.

Eran alrededor de las 8:00 a.m. y Mónica Carrasco, la madre, limpiaba el hogar cuando escuchó los disparos y al salir vio cómo el pequeño se desvanecía.

Intentó proteger a sus hijos y al darse cuenta que el mayor estaba herido le pidió auxilio a los uniformados.

"Me dicen: cárguelo para llevarlo, cárguelo. Le dije: Ayúdeme que está pesado. Me dijo: No, cárguelo, ¡cárguelo!", contó en entrevista.

Al niño lo llevaron en patrulla hasta una clínica particular no lejos del sitio de los hechos, pero los médicos ya no pudieron hacer nada por él.

Junto a familiares y amigos que llegaron a acompañarla, Mónica Carrasco contó que los policías aseguraron que el hombre abatido fue el responsable de la tragedia, pero ella exige certeza.

"Quiero que le hagan pruebas a las balas. Para ver de quién fue", señaló la joven madre mientras esperaba que las autoridades recogieran el cuerpo de su hijo.

Según datos preliminares, los agentes de la policía municipal perseguían a un hombre que comenzó a dispararles cuando se dio cuenta que se acercaban a él.

Esto fue cerca del bulevar principal de la colonia, donde agentes periciales embalaron varios indicios del intercambio de balas.

La persecución se extendió hasta la Calzada mayas, donde está la casa de Yurem que quedó en medio de la escena acordonada por los agentes investigadores.

También fue acordonado el terreno baldío en el que terminó sin vida el civil, y una clínica dental de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), que presta servicio a esa comunidad de bajos recursos. 

"Quiero llorar y no me salen las lágrimas. Tengo mucho odio y coraje", comentó Mónica Carrasco.


Ni la Fiscalía General Estatal (FGE), ni la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (Sspcm), emitieron información al respecto.

Yurem es el segundo niño que muere en menos de un mes producto de la violencia que todos los días deja homicidios en Tijuana.  

El pasado 20 de agosto una familia fue atacada a balazos en su hogar de la zona este. Ahí quedó un hombre sin vida y un niño de 5 años fue trasladado grave a Cruz Roja, pero no sobrevivió.


bl